Público
Público

Racismo La atleta Bianca Williams denuncia el racismo de la Policía de Londres por la detención a la que fue sometida

La medallista acusa a la Policía de estereotipar a su compañero al volante de un Mercedes y de esposarla. La Policía contesta que la pareja actuaba de forma sospechosa. El entrenador, Linford Christie, difunde el vídeo de la detención.

La atleta Bianca Williams denuncia el racismo de la Policía de Londres por la detención a la que fue sometida.
La atleta Bianca Williams denuncia el racismo de la Policía de Londres por la detención a la que fue sometida.

conxa rodríguez

El sábado pasado, a primera hora de la tarde, la atleta Bianca Williams, ganadora de una medalla de oro en los Campeonatos de Europa y en los Juegos de la Commonwealth, y su compañero, el atleta portugués Ricardo do Santos, circulaban con un Mercedes por el barrio de Maida Vale, noroeste de Londres. Venían de entrenar, camino de su casa. En el asiento de atrás del coche llevaban una sillita con su hijo: un bebé de tres meses. La Policía los detuvo aplicando la polémica ley de "retener y registrar" por "sospechas razonables". Según la atleta: la detención callejera se prolongó 45 minutos; la pareja fue sujetada con esposas; se utilizó excesiva fuerza; y nada prohibido fue hallado en el vehículo ni en posesión de los detenidos. A tenor de Bianca, los agentes estereotiparon a la pareja de raza negra con el vehículo Mercedes asumiendo que llevaban entre manos alguna actividad ilegal.

La Metropolitan Police (Policía de Londres) ha dicho que el coche circulaba por la parte errónea de la calle y cuando les hicieron señal de parar, Ricardo do Santos aceleró tratando de huir. Bianca y su compañero niegan lo de la circulación por el lado equivocado de la calle y el acelerón para intentar la fuga. El incidente fue registrado, parcialmente, en una grabación que se ha hecho viral por las redes. El entrenador de la pareja, el campeón olímpico Linford Chtistie ha colgado en las redes sociales el vídeo y denuncia "racismo institucionalizado de la Policía" en su cuenta de Twitter. Christie añade que es la segunda vez que ocurre en dos meses. En su relato, los agentes utilizaron perros olfateadores argumentando que el vehículo olía a marihuana. Para Linford, la retención y registro constituye "un abuso de poder".

El atleta olímpico y ahora entrenador afirma en su cuenta que este tipo de actitudes policiales "no pueden justificarse ni normalizarse". Menos aún, en el contexto de la campaña Black Lives Matters. En el vídeo se oye a Bianca defender su inocencia y quejarse por el trato al que la someten a ella y a su bebé. Los agentes policiales justifican su comportamiento por "el aumento de la criminalidad con violencia que ha habido en el barrio". No obstante, este miércoles, la directora de la Policía Metropolitana de Londres, Cressida Dick, se ha disculpado con la atleta Bianca Williams por la "angustia" causada.

La pareja de atletas, que actualmente entrenan para los Juegos Olímpicos del año que viene en Tokio, ha denunciado la detención y el uso excesivo de fuerza contra ellos. Ricardo dos Santos ha manifestado a The Times que la Policía le ha parado 15 veces conduciendo el Mercedes desde noviembre de 2017 cuando lo compraron. La ley de stop and search (retener y registrar) utilizada por la Policía es una de las herramientas legales más polémicas que se aplican en Reino Unido por el carácter discriminatorio con que se usa. Las cifras oficiales señalan que la Policía británica en 2018 hizo uso de la fuerza en 62.000 detenciones, de las cuales 22.989 implicaron a personas de raza negra.

La búsqueda de armas y/o drogas en vehículos o conductores, en cambio, arroja unos datos en los que los retenidos de raza blanca suelen llevar más cosas ilegales que los de raza negra. Un informe de la Policía británica, que está organizada en áreas geográficas, apunta a que de 8.500 registros analizados, un 33% de hallazgos de drogas o armas pertenecían a personas de raza blanca mientras que un 26% se atribuían a negros. En Inglaterra y Gales, las personas de raza negra tienen diez veces más de posibilidades de ser detenidas que las de raza blanca. En zonas como Dorset, condado del sur de Inglaterra -de gran mayoría de población blanca, votante conservador y brexitero-, los negros tienen 25 veces más de posibilidades de ser detenidos que los blancos.

Las cifras de asesinatos en los barrios marginales de Londres han aumentado en los últimos años. En 2019 perecieron violentamente (acuchillados o disparados) en las calles de la capital 149 personas mientras que en 2018 fueron 135, y en 2014 la cifra ascendió a 94. El prototipo de víctima de estos sucesos es el de joven de raza negra vinculado a las bandas de tráfico de drogas. A Londres, le sigue Manchester en la lista de ciudades con mayor índice de muertes violentas.

Más noticias de Política y Sociedad