Público
Público
Únete a nosotros

Racismo Un jugador de baloncesto negro denuncia una "agresión racial" por parte de varios vigilantes de seguridad en Barcelona

Marquie Smith lamenta este episodio: "Sé lo que es ser un hombre negro en este mundo. Llevo años en España y siempre me las arreglo en este tipo de situaciones, pero lo que ha ocurrido esa mañana ha sido repugnante".

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Marquie Smith en una imagen de instagram publicada en su cuenta de Twitter.

El jugador de baloncesto afroamericano Marquie Smith ha denunciado que sufrió una "agresión racial" por parte de varios vigilantes de seguridad el pasado 24 de junio, en la Noche de San Juan, según ha contado el propio jugador del CB Prat de la Liga Leb Oro a Es Racismo.

El balocentista declaró a este medio que un vigilante de seguridad le lanzó un petardo cuando se disponía a abandonar la Playa de la Barceloneta. En lugar de disculparse, este hombre le reprochó: "¿Qué te pasa? Esta es la cultura de San Juan, disculpa a mis cojones".

Después, otro compañero, sin mediar palabra, propinó un puñetazo al joven afroamericano. "Poco después de que su colega me golpeara, otro guardia de seguridad me agarró para alejarme. Me dijo que no pasaba nada, que me fuera a mi casa", revive para Es Racismo.

Cuando consiguió escapar –señala– acudió al responsable de los vigilantes. "Le pregunté si estaba a cargo, me dijo que no y durante la mitad de mi explicación me dio dos puñetazos a quemarropa en la cara y otro colega suyo me golpeó en la nuca. No me caí y cuando levanté las manos para defenderme, se acercó un grupo numeroso. Entonces él preguntó burlonamente ¿te vas a ir a casa ahora?".

Tanto el jugador de baloncesto como sus amigos –que grabaron los hechos con el móvil–, fueron perseguidos por un grupo de guardias. Éstos les robaron los terminales. Y, por si fuera poco –siempre según la declaración del joven afroamericano–, en la comisaria a la que consiguieron llegar después, también fueron vilipendiados por los Mossos. Marquie señala que un policía le dijo: "Vaya, ¿Por qué no le han robado también el reloj? es muy buen reloj". "Pensé que no habían escuchado nada de lo que les dijimos sobre que el robo de los móviles había sido por grabar a los vigilantes de seguridad empleando toda la violencia contra nosotros", agrega.

Pese a las peripecias que sufrieron en comisaría, Marquie finalmente pudo interponer dos denuncias. No obstante, el joven jugador lamenta este episodio racial: "Sé lo que es ser un hombre negro en este mundo. Llevo años en España y siempre me las arreglo en este tipo de situaciones, pero lo que ha ocurrido esa mañana ha sido repugnante". 

Más noticias en Política y Sociedad