Público
Público

Racismo Los neonazis condenados por agredir a un portero negro en Mallorca no irán a la cárcel al carecer de antecedentes penales

La Fiscalía inicialmente había pedido 26 años de prisión por un delito de lesiones graves con la agravante de motivos racistas, pero las partes alcanzaron un acuerdo antes del juicio y la pena se ha visto reducida a solo dos, que no cumplirán.

Foto de archivo de una manifestación neonazi en Madrid.
Foto de archivo de una manifestación neonazi en Madrid. EFE

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma ha condenado este lunes a dos neonazis a dos años de cárcel por agredir al portero de una discoteca, pero la pena se ha quedado en suspenso al carecer de antecedentes penales, informa El Periódico Mediterráneo.

La Fiscalía había solicitado 26 años para ambos procesados por provocarle lesiones graves, pero antes del juicio las partes alcanzaron un acuerdo de conformidad y la petición del ministerio público fue rebajada, aunque mantuvo la acusación de lesiones graves con la agravante de motivos racistas.

La sentencia señala que los neonazis Johannes Herre y Roberto Falke le pegaron una paliza al portero la noche del 7 de junio de 2019 en la discoteca Megapark, ubicada en la playa de Palma. El empleado del local le pidió a un joven que se bajase del escenario y, acto seguido, uno de los acusados lo golpeó por la espalda.

Luego, cuando cayó al suelo, los dos neonazis siguieron pegándole al grito de "jódete, negro de mierda", lo que le provocó al agredido la pérdida de movilidad en un brazo y en la pierna izquierda, producto de la lesión medular causada.

Los condenados, que la noche de autos vestían camisetas con lemas nazis, han tenido que indemnizar al portero con 150.000 euros antes de la vista, lo que fue considerado como "una atenuante muy cualificada de reparación del daño", según El Periódico Mediterráneo.

Aunque se han librado de la cárcel, pese a haber sido condenados a dos años, al carecer de antecedentes penales, el fallo les prohíbe viajar a Mallorca durante cinco años y acercarse a menos de 500 metros de la víctima durante doce.

Más noticias