Público
Público

Recuperan el séptimo cadáver del edificio derrumbado en Tenerife

Se piensa que se trata de la única persona que aún permanecía desaparecida, un varón.

Los servicios de rescate continúan las labores de desescombro en el edificio derrumbado en Arona (Tenerife) en busca de las personas que aún no han sido localizadas tras el siniestro, mientras sigue la investigación sobre las causas. /EFE

EFE

SANTA CRUZ DE TENERIFE.-  Efectivos del cuerpo de Bomberos han localizado y recuperado un cuerpo entre los escombros del edificio que se derrumbó el jueves en Los Cristianos (Tenerife) y se piensa que se trata de la única persona que permanecía desaparecida, un varón. El alcalde de Arona, José Julián Mena, ha dicho hoy en rueda de prensa que "no hay posibilidad razonable de que existan más víctimas" entre los escombros del edificio que ha acabado con la vida de siete de los 28 residentes.

Hasta ahora se han recuperado seis cadáveres y se está a la espera de que el equipo forense del Servicio de Urgencias Canario (SUC) examine el cuerpo ahora rescatado, que ha sido evacuado en una camilla hacia las 18.45 horas locales completamente cubierto por una manta.

Con este serían siete los fallecidos en el derrumbe de este edificio de viviendas de Los Cristianos, ocurrido en la mañana del jueves.

Entre los seis fallecidos confirmados oficialmente hay dos españolas, un italiano, una italiana, una marroquí y un finlandés.


El edificio siniestrado, un inmueble de cinco plantas, se derrumbó a las 9.30 horas del pasado jueves. Los servicios de emergencia que trabajan desde entonces en el desescombro y búsqueda de posibles víctimas recibieron ayer por la tarde la visita del ministro de Defensa, Pedro Morenés, y del presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, se encuentra en la zona del derrumbe y un dispositivo seguirá trabajando durante todo el día en busca de nuevas víctimas, con el apoyo de perros adiestrados en esa tarea. El equipo movilizado en Los Cristianos lo forman unas 200 personas de la Policía Nacional, Guardia Civil, policías locales de Arona y Adeje, Policía Canaria, Unidad Militar de Emergencias, Servicio de Urgencias Canario, Bomberos y Cruz Roja, entre otros.

Además se ha habilitado un servicio de atención a las familias con un grupo de psicológicos, Cruz Roja y una decena de traductores.