Público
Público

Refugiados España España denegó 1.500 peticiones de asilo a venezolanos pese a las críticas al "régimen" de Maduro

Los ciudadanos de Venezuela vuelven a ser los que más piden asilo en España, unos 19.000 sólo el pasado año, pero los más rechazados, según CEAR, que advierte de que son la nacionalidad con más solicitudes pendientes de tramitar, con más de 31.000. A nivel general, el Gobierno sólo ha concedió una de cada cuatro peticiones de asilo de las 12.000 tramitadas.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3

Una pareja de solicitantes de asilo espera su turno para pedir cita y comenzar sus trámites en la comisaría de Aluche (Madrid).- JAIRO VARGAS

Venezuela ha vuelto a ser el primer país de origen de solicitantes de asilo y refugio en España en 2018. Más de 19.000 venezolanos han pedido protección internacional en el país el pasado año, casi el doble que en 2017, cuando fueron unos 10.300 los solicitantes de asilo procedentes de este país latinoamericano, según los datos de Asito y Refugio en España que ha presentado este martes la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). Las solicitudes de protección internacional de ciudadanos de Venezuela no ha dejado de crecer desde hace ya varios años, lo que evidencia la situación de crisis en el país que preside Nicolás Maduro. Según datos del Ministerio del Interior, las solicitudes de protección internacional por parte de ciudadanos venezolanos han pasado de 58 en 2011 a alrededor de 20.000 en 2018.

Sin embargo, pese a la condena internacional al Gobierno chavista y al reconocimiento del autoproclamado presidente encargado, Juan Gauidó, por parte del Gobierno español (entre otros), a pesar de que este Gobierno y el anterior consideran que hay una "crisis humanitaria" en el país; el número de solicitudes de venezolanos aceptadas por España el pasado el pasado año está muy lejos de las que cabría esperar para un país supuestamente dictatorial, carente de libertades y de valores democráticos, como ha llegado a expresar en más de una ocasión el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

España ha denegado en 2018 casi 1.500 solicitudes de asilo de ciudadanos venezolanos

De hecho, España ha denegado en 2018 casi 1.500 solicitudes de protección internacional presentadas por ciudadanos venezolanos, según ha denunciado CEAR tras analizar los datos de Eurostat. El Gobierno sólo ha concedido a ciudadanos de Venezuela 30 estatutos de refugiado, una forma de protección a las personas con un temor fundado a ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, opiniones políticas, pertenencia a determinado grupo social, de género u orientación sexual. Es más, España no ha concedido a ningún venezolano la protección subsidiaria, una forma de protección quienes no reúnen los requisitos para ser reconocidos como refugiados, pero sobre quienes pesan motivos fundados para creer que, si regresasen a su país de origen, se enfrentarían a un riesgo real de sufrir daños graves como la muerte, tortura o amenazas contra la integridad.

La subsecretaria de Interior, Isabel Goicoechea, avanzó el pasado enero que se facilitará a los venezolanos la estancia legal en España a través de la "ayuda humanitaria" prevista en la Ley de Asilo y Refugio, aunque precisó que el Gobierno no tiene previsto reconocerles de forma general el estatuto de refugiado. Esta solución consiste en la posibilidad de conceder una residencia por motivos humanitarios de protección internacional a aquellos venezolanos a los que se les deniegue el asilo, algo que se hará, según Goicoechea, de forma individualizada, caso por caso.

Hay pendientes de tramitarse más de 31.600 solicitudes de asilo de ciudadanos venezolanos

Sin embargo, aún hay pendientes de tramitarse más de 31.600 solicitudes de asilo de ciudadanos venezolanos, algo más del 40% del total de 78.710 peticiones de asilo que hay acumuladas en la Oficina de Asilo y Refugio.

“Confiamos que se aplique la propuesta anunciada por el Gobierno de conceder el permiso por razones humanitarias a buena parte de estas personas, pero también debe ser aplicable a las provenientes de otros países que lo requieran”, ha subrayado Galán.

España rechaza una de cuatro solicitudes de asilo

A nivel general, se podría decir que España no es uno de los países a la cabeza en protección internacional, aunque ha vuelto a registrar un año récord en peticiones registradas, con 54.065 nuevas solicitudes. Según denuncia CEAR, España solo aceptó una de cada cuatro solicitudes de asilo en 2018, concretamente, aceptó 2.895 de las 11.875 tramitadas. En 2017 se aceptaron una de cada tres peticiones tramitadas. "Sólo el 24% de las solicitudes son admitidas favorablemente, por debajo de los principales países europeos de acogida como Alemania (con el 50%) o Grecia (con el 49%), lo que da una imagen negativa del nuestro país a la hora de aceptar refugiados", ha aseverado Estrella Galán, directora de CEAR, durante la presentación de las cifras. "Hay que desmontar el discurso alarmista, representa un número muy pequeño en relación con los que somos en España", ha pedido Galán después de explicar que La directora que, pese al récord de solicitudes presentadas, sólo suponen un 0,1% de la población española.

Resoluciones de solicitudes de asilo favorables y desfavorables en España en 2018.- CEAR/EUROSTAT

Después de los venezolanos, son los ciudadanos de Colombia lo que más solicitan asilo en España, 8.650 peticiones. Le siguen los procedentes de Siria (2.775) y Honduras (2.410).

De las 11.875 peticiones resueltas este año, 2.895 fueron favorables, pero solo a 575 se les dio el estatuto de refugiados y al resto, a 2.320 protección subsidiaria, que se resume en una protección temporal de cinco años para personas que huyen de conflictos bélicos.

Además, desde CEAR alertan especialmente de la desprotección que están sufriendo las víctimas de las maras. Pese al fuerte incremento de solicitudes de países como El Salvador, Honduras y Guatemala, apenas se contaron 15 resoluciones favorables a personas provenientes de estos tres países. “Las autoridades españolas siguen mirando para otro lado respecto a la violencia de las pandillas, contradiciendo el criterio de la Audiencia Nacional que en repetidas ocasiones ha reconocido los actos y las amenazas de estos grupos como un motivo de persecución”.

Más noticias en Política y Sociedad