Público
Público

República Centroafricana La misionera degollada en República Centroafricana fue atacada por un grupo de saqueadores

El hombre que vivía al lado de Blanca Nieves Sancho Lope, que tenía un papel de "guardián y protector", llegó a casa de la religiosa y se encontró con la puerta abierta y el interior totalmente desordenado.

Una mujer pasa junto a unos vendedores de ropa en el pueblo de Awatche. - AFP

PÚBLICO

La misionera española Blanca Nieves Sancho Lope -Sor Inés- de 77 años, asesinada el domingo en la aldea de Nola en República Centroafricana, fue degollada pero no decapitada, según ha informado el hermano de la víctima a El Mundo. Juan Antonio Sancho tiene la teoría de que un grupo de saqueadores asaltaron su casa

Según el relato que le han contado a Juan Antonio, sobre las cinco de la tarde, el hombre que vivía al lado de ella, que tiene un papel de "guardián y protector", llegó a casa de Nieves y se encontró con la puerta abierta y el interior totalmente desordenado. "Comenzó a buscarla en los alrededores. En la parte de atrás tenían un huerto y animales, que parece que han desaparecido. Al no encontrarla, fue al centro de la población y vio a la familia con la que Nieves había quedado. En vista de que no aparecía se organizaron patrullas en el pueblo. Hasta las diez de la noche no la localizan, lo hacen en la selva, a poca distancia de su casa, escondida entre los matorrales", cuenta el hermano en declaraciones al citado diario. 

Hasta las diez de la noche no la localizan, lo hacen en la selva, a poca distancia de su casa, escondida entre los matorrales"

La madre general de las Hijas de Jesús de Massac, de la congregación francesa a la que pertenecía Sor Inés y en la que ingresó son sólo 12 años, se puso en contacto con la familia. "Como todos los domingos, comen en grupo tras la santa misa (...) Al finalizar la comida dijo que se retiraba para descansar un rato en su casa, que dista como un kilómetro de allí. A partir de ahí, se desconoce qué pasó", le explicó a Juan Antonio. 

Monseñor Juan José Aguirre, titular de la diócesis de Bangassou desde el año 2000, aseguró este martes que "personas indeseables" entraron en la habitación de la misionera, "la sacaron de la cama" y el lunes "la descubrieron casi decapitada". "No se sabe por qué.

Nieves Sancho fue enterrada el martes en Berbérati, a 150 kilómetros de Nola. La familia ha respetado su deseo de "morir y enterrarse en África", donde ha pasado los últimos 23 años.