Público
Público

Rescaten en el Mediterráneo Una ONG italiana rescata a casi cien personas migrantes a la deriva en el Mediterráneo

El barco de Mediterranean Saving Humans localizó el bote semihundido a 70 millas de la costa libia. Han socorrido a 28 menores, entre ellos, 22 de menos de diez años; y a ocho mujeres embarazadas. Solicitan a Italia un puerto seguro.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Una voluntaria de la ONG Mediterranean Saving Humanan atiende a una de las mujeres rescatadas en una barca hinchable en el Mediterráneo central.- MEDITERRANEAN SAVING HUMANS

Al amanecer de este miércoles, a unas 70 millas al norte de la ciudad libia de Misrata, en medio del Mediterráneo, la ONG italiana Mediterranea Saving Humans ha localizado y rescatado una embarcación neumática con alrededor de cien personas migrantes a bordo que se encontraban en peligro. Entre ellas hay 28 menores, 22 de ellos con menos de diez años de edad; y 26 mujeres, de las cuales ocho están en embarazadas, ha precisado la ONG.

La organización humanitaria ha precisado en su cuenta de Twitter  que los migrantes fueron localizados en el radar de la embarcación humanitaria Mare Jonio y que, cuando llegaron hasta ella, ya tenía uno de sus laterales desinflados. "Por suerte llegamos a tiempo para rescatarlos", han señalado en redes sociales. 

Según el diario italiano La Repubblica, a bordo de Mare Jonio, la operación de rescate duró alrededor de dos horas y, entre los rescatados, hay personas procedentes de Costa de Marfil, Camerún, Gambia y Nigeria,

Tras el rescate, los equipos médicos de la ONG atendieron a los náufragos, entre los que había casos de hipotermia y algunos presentaban "signos evidentes de tortura y maltrato sufridos en Libia", ha asegurado la organización.

El barco de rescate, de bandera italiana, se encuentra en aguas internacionales "a la espera de instrucciones del Centro de Coordinación Marítima de Italia", a quien notificaron el rescate y la situación en directo, añade la ONG.

Sin embargo, a las 11.30 horas, la organización informaba de que las autoridades italianas, siguiendo el guión habitual, les instaron a notificar el rescate a la guardia costera libia, a lo que la el barco se negó alegando que se trata de "un país en guerra donde se realizan torturas y tratos inhumanos y degradantes todos los días". También recuerda que el pabellón que ondea en el barco es italiano y en este país recae "la seguridad" de los rescatados y de la tripulación, por lo que han insistido y "reiterado la solicitud a Italia de instrucciones compatibles con el derecho internacional del mar y los Derechos Humanos", esperando permiso para desembarcar en un puerto seguro cercano..

Otros cien rescatados siguen bloqueados por Salvini

El rescate de Mediterranea Saving Humans se ha producido sólo dos día después de que el barco Eleonore, de una ONG alemana, socorriera a otros cien migrantes a la deriva en el mar para quedar bloqueado en el Mediterráneo, después de que el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, firmara la "prohibición prohibición de entrada, tránsito y parada en las aguas territoriales italianas" 

La organización alemana explicó que la Guardia Costera de Libia "amenazó" a la tripulación del barco y llegó a acercarse a una distancia de 50 metros, lo que provocó el nerviosismo de la gente, que pensaba que iban a ser trasladados de nuevo a Libia y "no querían volver".

Por el momento, siguen sin un puerto en el que desembarcar a los rescatados y denuncian que el Gobierno de Malta también les ha negado la posibilidad de acudir a sus puertos y que tampoco está dispuesta a facilitarles suministros como alimento y agua para los rescatados. El Centro de Coordinación de Rescate maltés ha alegado que el país no tiene "obligación legal" de aceptar el desembarco porque los migrantes fueron rescatados fuera de sus aguas territoriales y no tiene "capacidad física" para acoger a más migrantes, ni siquiera temporalmente.

Cinco muertos y 20 desaparecidos cerca de la costa libia

Mientras los puertos de Italia y Malta siguen cerrados a cualquier barco de rescate humanitario de ONG, los naufragios de pateras con migrantes se siguen sucediendo, algunos sin que nadie les rescate. El pasado martes, al menos cinco migrantes murieron y en torno a una veintena más siguen desaparecidos  al naufragar el bote neumático con el que pretendían alcanzar la costa de Europa desde Libia, informó a Efe un portavoz de la Guardia costera libia. Otras fuentes, como la ONG de alerta y rescate de migrantes Alarm Phone, hablan de 40 desperecidos.

Según las autoridades libias, otras 65 personas que navegaban sin rumbo a bordo de la misma embarcación fueron rescatas por las patrulleras locales y trasladadas al puerto de la ciudad de Khoms, situada a unos 50 kilómetros al este de Trípoli.

El bote había partido poco antes del amanecer de una playa de esta pequeña población y comenzó a enviar señales de socorro cuando se hallaba a poco más de diez millas de la costa, explicó el portavoz. Los rescatados, la mayoría de ellos procedentes de Sudan, fueron trasladados a tierra, donde recibieron los primeros auxilios antes de ser trasladados a centros de detención en la zona, agregó la fuente sin ofrecer otros detalles.

Según cifras de la Organización Internacional de la Migraciones (OIM), organismo vinculado a la ONU, más de 45.000 personas han conseguido llegar a Europa de forma irregular a través del Mediterráneo en los primeros ocho meses del año, un 20 por ciento menos que el mismo periodo de 2018.

El número de muertes registradas en 2019 en el Mediterráneo asciende a 859, de las que 594 se han producido en la llamada ruta central, la más mortífera del mundo, que parte de Libia y desemboca en Italia.

Hace un mes, alrededor de un centenar de personas perecieron ahogadas en una tragedia similar a la este lunes.

Más noticias en Política y Sociedad