Público
Público

Rescates en el Mediterráneo Del Open Arms al Aita Mari: El Gobierno impide la salida de otro barco de rescate de migrantes hacia el Mediterráneo central

La Capitanía Marítima del puerto de Pasaia, dependiente del Ministerio de Fomento, desautoriza que el barco vasco Aita Mari, del proyecto Maydaterráneo, ponga rumbo a la zona de rescate en aguas libias por las mismas razones por las que se ha bloqueado en Barcelona al Open Arms.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 4

El barco Aita Mari, del proyecto Maydayterraneo.- MAYDAYTERRANEO

El Gobierno ha impedido que un segundo barco de rescate de migrantes zarpe desde un puerto español hacia el Mediterráneo central. La mañana de este viernes, los miembros del proyecto Maydayterráneo, conformado por la ONG Salvamento Marítimo Humanitario (SMH), han recibido el despacho de la Capitanía Marítima del puerto vasco de Pasaia, dependiente del Ministerio de Fomento, por el que desautoriza que el barco Aita Mari ponga rumbo a la zona de rescate en aguas libias.

La decisión, explican fuentes de Maydayterráneo a Público, esgrime "argumentos idénticos" a los del despacho de la Capitanía Marítima del puerto de Barcelona, que el lunes pasado bloqueó la salida del buque Open Arms hacia la misma zona de rescate.

"Teníamos cita esta misma mañana para recoger el despacho. Ya intuíamos que esto podía pasar pero ha sido un mazazo cuando hemos visto que era una resolución negativa", ha asegurado el vicepresidente de SMH, Íñigo Guitiérrez. Según detalla este cooperante, se trata de "una denegación preventiva" basada en el argumento de que el Aita Mari va a rescatar a personas en una zona donde no podrá desembarcarlos en un puerto seguro cercano.

Fomento argumentó para impedir la salida del Open Arms una larga lista de incumplimientos de convenios internacionales que en ningún caso dependían ni del barco de la tripulación, como la obligación de desembarcar a los náufragos en un puerto seguro lo más cercano posible. En el caso del Open Arms, la decisión llegó después de varios rescates en aguas libias y su posterior traslado hasta puertos españoles. Sin embargo, lamenta Guitiérrez, en el caso del Aita Mari "todo son suposiciones de que vamos a infringir lar normas, porque por el momento no hemos ni arrancado motores".

No es la primera traba burocrática que denuncia esta ONG. El pasado noviembre, Maydaterráneo criticó el "retraso injustificado de más de dos meses" por parte de Fomento a la hora de dar el visto bueno al proyecto de reforma del buque, un antiguo atunero reconvertido en barco de rescate de migrantes. Tras esta dilación, la tripulación del Aita Mari, que tenía previsto zarpar hacia aguas libias en cuestión de semanas, se ha encontrado con lo que a su juicio parece una directriz política clara: que no haya barcos españoles rescatando a migrantes y solicitantes de asilo en la ruta central de Mediterráneo.

"Vienen a decir que es menos peligroso para los migrantes que los dejemos morir a que los rescatemos y los traslademos al puerto que sea. Reconocen que hay gente en peligro pero no nos dejan rescatarlos", lamenta Guitiérrez.

La decisión de Fomento es recurrible, aunque el plazo de respuesta es de tres meses, apunta el vicepresidente te de SMH, que recuerda que sólo hay un barco de rescate en la zona SAR entre Libia e Italia. "Está habiendo muertos ahora mismo. Hoy hay llegado a la isla italiana de Lampedusa una embarcación con migrantes, por lo que nos preguntamos cuantas balsas no han conseguido llegar a tierra", critica. "No entendemos esta nueva deriva del Gobierno. Al presidente Sánchez sólo le haría una pregunta: ¿Cómo se siente cuando el señor Salvini (el ultraderechista vicepresidente italiano) aplaude las decisiones que está tomando?", afirman Gutiérrez.

La decisión de bloquear al Open Arms ha sido criticada por diferentes ONG y también por Consejo General de la Abogacía Española, que este viernes ha denunciado expresamente que, "de forma manifiestamente irregular", se exijan requisitos de "cumplimiento imposible" que no dependen de la voluntad de la propia ONG y "que persigue claramente la paralización de las actividades del buque Open Arms". Por todo ello, exige al Ministerio de Fomento que "revise la decisión adoptada" y dé respuesta favorable a la solicitud de dicho buque para que pueda continuar llevando a cabo las operaciones de rescate y auxilio de personas en riesgo de muerte inmediata en la aguas del Mediterráneo.

Más noticias en Política y Sociedad