Público
Público

Reto Pelayo Vida 2019 El deporte como terapia: la aventura extrema de seis mujeres tras padecer cáncer de mama

Este desafío supone una dura prueba física y psicológica para las seis expedicionarias, que han sido elegidas de entre 282 candidatas. "Es muy terapéutico", asegura Felisa Requena, que a los 15 días de terminar el tratamiento contra el cáncer ya estaba corriendo por la montaña.

Seis mujeres que han padecido cáncer de mama se dirigen este martes hacia los Andes bolivianos para enfrentarse a la quinta edición del Reto Pelayo Vida. / RETO PELAYO VIDA

erly quizhpe

Seis mujeres que han padecido cáncer de mama se dirigen este martes hacia los Andes bolivianos para enfrentarse a la quinta edición del Reto Pelayo Vida. Tendrán que hacer frente a un doble desafío: recorrer más de 100 kilómetros en bicicleta sobre el mayor desierto de sal del mundo - el Salar de Uyuni- y escalar el Nevado Sajama -que alcanza los 6.542 metros de altitud-. Este proyecto no amedrenta a Estrella Paulete, Felisa Requena, Raquel Millán, Begoña Conde, Rina Gitler ni a Vicky Martínez, quienes muestran su ilusión por vivir esta aventura.

Felisa, lo tiene claro: “Es una ocasión única en la vida”. Para esta expedicionaria almeriense de 46 años, el deporte es una terapia. Explica a Público que a los 15 días de terminar el tratamiento contra el cáncer ya estaba corriendo por la montaña: "Es muy terapéutico".

Este desafío supone una dura prueba física y psicológica para las seis expedicionarias, que han sido elegidas de entre 282 candidatas. Este año, el quinto que se celebra, han decidido seleccionar a una sexta integrante, y no cinco como se llevaba haciendo. La mexicana Rina Gitler, médico y deportista, se ha entrenado desde el país de América Latina. 

El deporte como herramienta terapéutica: es una de las recomendaciones de los expertos. Según establece en un informe el Grupo Español de Investigación de Cáncer de Mama (GEICAM), realizar ejercicio físico durante el tratamiento contra la enfermedad “mitiga los efectos secundarios de la medicación” y “ayuda a evitar la pérdida de masa muscular”.

La asociación Española contra el Cáncer (AECC) también recomienda realizar ejercicio como prevención ya que su práctica reduce el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer. 

A Vicky Martínez le detectaron cáncer de mama en 2017. Asegura a este medio que el deporte siempre había estado presente en su vida, pero que nunca había subido a una montaña. Para esta madrileña de 47 años, el Reto Pelayo Vida supone un cambio enorme. “Es un choque muy fuerte. Hace un año me hicieron una mastectomía del pecho izquierdo y ahora estoy a punto de emprender este desafío”, afirma muy ilusionada.

La importancia de la prevención 

Vicky pide que se fomente la investigación para poder salvar vidas. "La prevención  es importantísima", asegura. Y añade: "Hace falta concienciación". En este mismo aspecto coincide Felisa, quien hace un llamamiento para que las se realicen pruebas si notan algún bulto ya que a dos de sus compañeras "les detectaron cáncer con tan solo 34 años".

Las integrantes de este reto también destacan la importancia de la educación en los colegios e institutos para poder actuar en estos casos. "Hay muchos tipos de cáncer y es fundamental educar", concreta Vicky.

Las seis expedicionarias aprovechan para lanzar un mensaje de esperanza para las mujeres que se encuentren en esta situación porque "la actitud es muy importante" para hacer frente a la enfermedad, explica Felisa.