Público
Público

Una revista ultra polaca criminaliza
a los refugiados con el mensaje: "Violación islamista en Europa"

La portada de la xenófoba publicación se ilustra con la imagen de una mujer arropada
con una bandera europea intentando escapar de varias manos oscuras.

Portada del islamófobo número de la revista polaca 'WSieci'

PÚBLICO

MADRID.- 'WSieci', una revista nacionalista y xenófoba polaca, que tiene una tirada de 18.000 ejemplares, ha publicado en la portada de su último número una imagen de una mujer blanca semidesnuda y cubierta por una bandera de la Unión Europea, que es atacada y manoseada por hombres de piel oscura. El titular que acompaña a la ilustración es el de 'Violación islámica de Europa'. Un montaje que ha vuelto a despertar la polémica por sus descarados tintes islamófobos.

La contraportada va en la misma línea y en ella se muestra a la misma joven, de cabellos rubios y piel clara, intentando escapar de las manos oscuras acosadoras, que intentar arrebatarle la bandera que cubre su cuerpo. El título, igual de ilustrativo "Infierno de Europa".

Contraportada de la revista polaca 'WSieci'.

Tanto esta portada como el artículo que la acompañan en el interior del magazine hacen referencia a las agresiones sexuales de la pasada Nochevieja en Colonia, Alemania, en las cientos de refugiados fueron acusados en un primer momento. Sin embargo, de entre los detenidos tan solo tres habían entrado recientemente en Alemania bajo ese estatus.

"Los habitantes de la Vieja Europa han tomado conciencia, después de los hechos de Nochevieja, de los problemas derivados del flujo masivo de inmigrantes", reza la pieza, que rescata el viejo y falso mito del hombre extranjero que ataca sexualmente a las mujeres originarias de un país occidental.

En Polonia, los medios de comunicación conservadores, así como la televisión pública bajo el control del ultraconservador partido Ley y Justicia (PiS), han insistido en transmitir la idea de esta corriente "peligrosa" sobre la inmigración. Cobertura que ha seguido la misma estela en las redes sociales con multitud de mensajes xenófobos.

Sin embargo, la portada en cuestión ha despertado también numerosas críticas y muestras de rechazo, sobre en las organizaciones que trabajan por los derechos de los inmigrantes y contra el racismo. Así, por ejemplo, se expresaba Es Racismo en Twitter: 

Y la Red Acoge también se hacía eco:

Y el periodista Ronan Buternshaw comparaba la portada con la propaganda fascista:

Más noticias