Público
Público

La ruta canaria ya es la vía migratoria más peligrosa del mundo

Según la Organización Internacional para las Migraciones, uno de cada cinco muertos o desaparecidos contabilizados en 2021 falleció rumbo al archipiélago.

5/4/22-La Salvamar Talía llega al puerto de Arguineguín con varios migrantes a 14 de septiembre de 2021 en Gran Canaria.
La Salvamar Talía llega al puerto de Arguineguín con varios migrantes, a 14 de septiembre de 2021, en Gran Canaria. Europa Press

La afirmación de que la ruta canaria se ha convertido en la vía migratoria más peligrosa ya no es solo una apreciación generalizada entre quienes trabajan en ella, es un hecho: uno de cada cinco muertos o desaparecidos contabilizados en el mundo por la Organización Internacional para las Migraciones en 2021 pereció en el Atlántico rumbo a las islas.

Las muertes rumbo a Canarias fueron el 71% de las registradas en las rutas de África en 2020 (877 de 1.230), el 74% en 2021 (1.109 de 1.488) y el 88% del primer trimestre de 2022 (148 de 168, sin contar los 25 muertos del último cayuco de El Hierro, conocidos tras cerrarse esos números).

De acuerdo con los datos que recopila esta agencia de Naciones Unidas a través del programa Missing Migrants, 5.795 personas fallecieron en 2021 en el camino mientras emigraban a otro lugar: 2.048 en el Mediterráneo, 1.488 en África, 1.248 en América, 779 en Asia Oriental, 133 en Europa y 99 en Asia Occidental.

No obstante, desde la organización siempre precisan que su recuento debe tomarse como un mínimo, ya que solo incluye los casos en los que se recupera el cadáver (muy pocos) y aquellos otros en los que, aunque el cuerpo se quedara en el mar, hay testimonios de los supervivientes. De hecho, reconocen que son conscientes de que se les escapan muchos "naufragios silenciosos", de pateras que desaparecieron con todos sus ocupantes en el mar, sin que nadie pueda contar lo que le pasó.

¿Cuál es el peso de la ruta canaria en las entradas a Europa?

De acuerdo con los números que publica la Agencia Europea de Fronteras y Costas, el año pasado accedieron al territorio de los Veintisiete de manera irregular 194.948 personas: 22.504 por las islas atlánticas españolas, 18.254 por el Mediterráneo Occidental, 65.362 por el Central y 20.373 por el Oriental, 60.540 por los Balcanes y 7.915 por las repúblicas del Este.

Canarias fue en 2021 la puerta de entrada a Europa del 11,5% de todos los migrantes irregulares que accedieron a la UE

Es decir, Canarias fue en 2021 la puerta de entrada a Europa del 11,5% de todos los migrantes que accedieron de manera irregular a la UE por las fronteras terrestres o por las costas. Si el foco se restringe a las llegadas por mar, Canarias recibió en su territorio al 17,7% de las 126.493 entradas contabilizadas durante 2021.

En esa ruta atlántica hacia la promesa europea no solo se dejan la vida los adultos. Las cifras de la OIM también incluyen al menos a 26 niños y adolescentes muertos tratando de llegar a Canarias en 2021 y a siete en el primer trimestre de 2022.

Es algo que tampoco resulta extraño, si se tiene en cuenta que en estos momentos uno de cada siete migrantes que arriban al archipiélago en patera no ha cumplido los 18 años.

La UE no provee protección a los menores migrantes

Mientras la mayoría se dejan la vida por el camino, la Unión Europea no provee ni financiación ni protección jurídica específica a aquellos que llegan desolados a las orillas del continente, tampoco a los menores migrantes no acompañados acogidos en Canarias. Así lo denunció el pasado viernes Gemma Martínez Soliño, viceconsejera de Derechos Sociales, en unas jornadas sobre migración celebradas en el Parlamento de Canarias.

Uno de cada siete migrantes que llegan al archipiélago en patera no ha cumplido los 18 años

Durante la jornada, también intervino Isabella Atanasiu, funcionaria de la Dirección General de Migraciones europea, que admitió que existe gran "distancia" entre el cuadro general legislativo y las necesidades reales en las fronteras limítrofes de la Unión.

Desde el Gobierno canario reclaman más protección y atención para estos menores que llegan a España desorientados y, en muchas ocasiones, agotados emocionalmente tras haber perdido a sus padres o familiares cercanos por el camino. El Ejecutivo regional advierte, además, de que los partidos de extrema derecha están incentivando el odio y los agravios contra estas personas vulnerables y exigen garantizar su seguridad.

Soliño reprochó que la UE mirara para otro lado sistemáticamente respecto a la migración africana y, sin embargo, "en diez días" hubiera articulado un decreto de protección temporal en el caso de los ucranianos, con un apartado específico para la acogida temporal de menores.

Más noticias