Público
Público

Sagunto Ampliar los medios para cumplir las órdenes de alejamiento, imprescindible para proteger a víctimas de maltrato

Tras el asesinato de una mujer en Sagunto, diversas organizaciones y expertas advierten sobre la necesidad de revisar los protocolos en caso de violencia de género, incrementar la cooperación entre instituciones y destinar más recursos humanos y económicos a la protección de las víctimas.

Puerto de Sagunto
Vecinas de Sagunto, tras guardar un minuto de silencio en repulsa por el asesinato de una mujer en el Puerto de Sagunto. Ana Escobar / EFE

María Soledad fue asesinada por su expareja este domingo hacia las 20.00 horas en su casa de Puerto de Sagunto (Valencia). Ocho días antes ella lo había denunciado por malos tratos y el juzgado de instrucción número uno de Sagunto decretó para él una orden de alejamiento, pero la víctima no se calificó de riesgo alto.

Esta medida, sin embargo, no evitó que el hombre, del que estaba en proceso de separación, accediera a su domicilio, la acuchillara en reiteradas ocasiones hasta producirle la muerte y actos seguido se tirara por la ventana del cuarto piso. La voz de alarma la dieron los vecinos, alertados por los gritos de ayuda de la mujer. Cuando la policía llegó a la vivienda sólo pudieron certificar la muerte de la mujer.

Según el alcalde de la localidad, Darío Moreno, en este caso se habían cumplido todos los protocolos. Tras su denuncia, el juzgado indicó a la mujer que acudiera al consistorio para "obtener los recursos que están a disposición de la mujeres víctimas de violencia de género", cosa que hizo el pasado viernes con el fin de tramitar "diversas solicitudes para prestarle todos los servicios". 

La delegada del Gobierno en el País Valencià, Gloria Calero, ha afirmado este lunes que es preciso revisar los protocolos de protección de las mujeres víctimas de violencia de género. "Tenemos que luchar todos los días para que vaya desapareciendo y dar más seguridad a las mujeres" porque "lo que no podemos consentir es que después de haber denunciado y de estar en el sistema Viogen, que ocurra lo que ha ocurrido". Calero ha señalado que "se está estudiando el caso y qué ha podido pasar", ha insistido en que hay que dar "una vuelta a todos los protocolos para dar mayor seguridad a las mujeres".

Mejor coordinación y más medios para el acompañamiento

Para diversas organizaciones y expertas consultadas por este diario, hay dos actuaciones clave que tiene que garantizar la seguridad de las víctimas que denuncian violencia de género: una amplia y bien engrasada coordinación entre instituciones y asegurar que existen medios materiales y humanos suficientes para hacer cumplir las órdenes de alejamiento hacia las víctimas. 

Para la Coordinadora Feminista Camp de Morvedre, hay una lucha continua para que se dote de mayor cobertura a estar mujeres cuando denuncian. "Esto no ocurre solo aquí en Sagunto, sino en todo el Estado español", afirma una de sus portavoces. "No hay recursos suficientes para que cuando estas mujeres denuncia se les haga un acompañamiento suficiente". Se trata de una falta de recursos generalizado, afirma. "No pude ser que haya un policía para 100 mujeres, por ejemplo, y muchas veces mientras la burocracia intenta dilucidar si quién tiene la responsabilidad es la Policía Nacional, la municipal o una competencia supramunicipal, pasa lo que ha pasado en Sagunto".

El problema, resaltan desde la asociación Amigas Supervivientes de Sagunto, radica en que la orden de alejamiento no impide que el maltratador acceda a la víctima. "La orden de alejamiento es sólo un papel que no la protege del maltratador. Es necesario revisar los protocolos a partir de ese punto. Cuando las mujeres van a a una administración a denunciar y un juez les dice tiene alejamiento porque existe un peligro, esa orden debe ir acompañada de otras medidas de protección reales, independientemente de si el nivel de riesgo asignado es bajo, medio o alto. Para esto también se necesita más presupuesto. Estamos hablando de la vida de mujeres.", añade.

Si los medios necesarios son una de las claves, también lo es la forma en la que se escucha a las mujeres y cómo se realiza la valoración del riesgo. Tal como explica Amalia Alba, presidenta de Dones Progressistes de Valencia, para valorar el riesgo es necesario tener un contexto y entender cómo actúan las mujeres víctimas y por qué. "Cuando se valora el riesgo en general falta mucha información. Las mujeres tardan tantos años en denunciar que cuando lo hacen tienen mucho miedo y una gran tendencia a minimizar lo que viven porque están acostumbradas a ello, por lo que la valoración puede estar muy condicionada. Es importante tener todos los apoyos y la intervención de las distintas instituciones y servicios que están en ese ámbito y que colaboren habitualmente ente ellos, porque si no se pierde esa visión de conjunto. Se necesita un cambio de enfoque.

Soledad es la novena mujer asesinada por violencia de género que recogen las cifras oficiales en lo que va de 2021 y el número y el número 1.087 desde 2003, año en el que empezaron a registrarse estas estadísticas. Según las cifras de la macroencuesta sobre violencias machistas elaboradas por el Ministerio de Igualdad, más del 75% de la violencia de género no llega a denunciarse y cerca del 80% de las mujeres que la abandonan lo hacen a traves de la separación y el divorcio.

"Desde las organizaciones y las instituciones públicas les pedimos a las mujeres que rompan el silencio, que denuncien. Pero hay que garantizarles una seguridad real. Si denuncian y las medidas de protección no son efectivas, estamos haciendo un flaco favor a las víctimas", afirman desde Amigas Suervivientes.

Más noticias