Público
Público

Rescate en Cueto Salen de las cuevas de Cueto los cuatro espeleólogos portugueses atrapados

Según las primeras informaciones están "todos bien, pero muy cansados". Los espeleólogos portugueses, que han llegado a Cantabria con otros compañeros de un grupo de ese país, tenían que haber salido de la cavidad el sábado.

Equipo de rescate de los cuatro espeleólogos portugueses atrapados en una cueva de Cantabria. / EFE

Público/ agencias

Los cuatro espeleólogos que llevan desde el sábado dentro del conjunto de cuevas cántabras Cueto-Coventosa han salido de la cavidad. Según las primeras informaciones están "todos bien, pero muy cansados". El equipo de rescate contacto con ellos a las 13.45 horas en una de la zona conocida como Los Lagos.

la consejera de Interior, Paula Fernández ha explicado que estos espeleólogos, de nacionalidad portuguesa, están "perfectamente preparados, conocían la cavidad y la habían estudiado". Los espeleólogos portugueses, que han llegado a Cantabria con otros compañeros de un grupo de ese país, tenían que haber salido de la cavidad el sábado.

Al no salir, esos compañeros portugueses intentaron acceder a la cueva y al ver el nivel del agua, avisaron al servicio de emergencias 112, que alertó al de espeleosocorro Esocan, cuyos rescatadores accedieron el domingo por la tarde por la zona de Coventosa y están haciendo relevos entre los cuatro especialistas que permanecen dentro de la cavidad a la espera de que baje el nivel del agua.

Al interior de la cueva se envió a un equipo sanitario al interior de la cueva para valorar 'in situ' el estado de los espeleólogos, que accedieron a la cueva el sábado y tenían que haber salido de allí el domingo. Al no hacerlo, se activó un dispositivo de búsqueda.

Esta mañana fueron localizados en un punto a unas tres ó cuatro horas de una de las entradas de la cavidad y se esperaba poder rescatarlos a la largo del día, ya que la previsión de fuertes lluvias para mañana complicaría mucho la operación.

Cueva Cueto-Coventosa

La cueva Cueto-Coventosa, situada en el valle del río Asón, en la localidad de Arredondo, tiene 6,7 kilómetros de recorrido, bajadas de hasta 600 metros y un desnivel de unos 850 metros. Además, cuenta con un pozo vertical de 300 metros (el mayor de Europa), siendo la cavidad de Cantabria que más accidentes registra.
Tiene varios recorridos y cuatro entradas, y son necesarias entre 20 o 24 horas para completar el sistema.

Más noticias