Público
Público

Salud Pública aprueba la tercera dosis para los mayores de residencias y colectivos con inmunidad baja

La semana que viene se estudiará si administrar terceras dosis a mayores no institucionalizados. Cada vez más países ricos están optando por poner dosis de refuerzo pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido que se garantice antes la vacunación mundial.

Alegría Martínez, la tercera usuaria de la residencia en recibir la segunda dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech contra el coronavirus en el Centro Polivalente de Recursos Residencia Mixta de Gijón, el mismo en el que se inició la vacunación en Asturias, en
Alegría Martínez, la tercera usuaria de la residencia en recibir la segunda dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech contra el coronavirus en el Centro Polivalente de Recursos Residencia Mixta de Gijón, el mismo en el que se inició la vacunación en Asturias, en Gijón, a 18 de enero de 2021. J.Peteiro. POOL / Europa Press

La Comisión de Salud Pública ha aprobado este jueves que se administre una tercera dosis de las vacunas contra la covid-19 a los mayores de residencias y personas con la inmunidad baja, según ha confirmado el Ministerio de Sanidad. El anuncio se conoce después de que el Consejo Interterritorial de Salud se posicionara a favor de administrar las terceras dosis de Pfizer o Moderna a las personas más vulnerables por motivos de salud.

Las personas con inmunidad baja que recibirán la tercera dosis son aquellas que están reconocidas en el grupo 7 de la estrategia de vacunación: personas con diálisis, con síndrome de Down con 40 o más años de edad, con trasplante de órgano sólido o en lista de espera, con tratamiento sustitutivo renal, con cáncer de órgano sólido o enfermedad oncohematológica. Ya están recibiendo una tercera dosis las personas con cierto tratamiento de inmunosupresores de muy alto riesgo.

En un comunicado, el Ministerio de Sanidad ha argumentado que Salud Pública ha "seguido las recomendaciones de la Ponencia de Vacunas" al considerar que la tercera dosis iba a ser beneficiosa para las personas con inmunidad baja y a los mayores institucionalizados "dada su fragilidad, pluripatología y estar en entornos cerrados".

Además, se ha dejado abierto el debate para la próxima semana sobre la administración de terceras dosis a mayores no institucionalizados. La Ponencia de Vacunas seguirá estudiando la "evidencia disponible" para ampliar los grupos a los que se está suministrando estas dosis adicionales, según confirman a Público fuentes de la Comisión. Todo apunta a que el próximo grupo será el de personas mayores de 80 años no institucionalizadas.

España toma esta decisión después de que varios países ricos hayan empezado a poner dosis de refuerzo pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que no es el momento. La directora regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti, explicó en una rueda de prensa que la introducción de dosis de refuerzo pone en riesgo la vacunación en países de renta media o baja.

Mientras que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) sí dio el visto bueno a que se administrara a las personas con un sistema inmunitario deprimido, pero no a personas con un buen estado de salud.

Más noticias