Público
Público

Sanidad Madrid Los mir vuelven a la huelga en Madrid: "Hacemos hasta 60 y 80 horas semanales"

Los médicos internos residentes (MIR) inician su tercera semana de huelga para mejorar sus condiciones laborales, que incluyen ahora jornadas semanales "de 60-80 horas y más. Lo peor es trabajar más de 24 horas seguidas", asegura el presidente del comité de huelga, Diego Boianelli, quien afirma que se les trata "como mano de obra barata". 

Varios médicos residentes se manifiestan por la Gran Vía de Madrid, este lunes, al inicio de su tercera semana de huelga para mejorar sus condiciones laborales. EFE/Víctor Lerena
Varios médicos residentes se manifiestan por la Gran Vía de Madrid, este lunes, al inicio de su tercera semana de huelga para mejorar sus condiciones laborales. EFE/Víctor Lerena

Juliana Leao-Coelho (EFE)

Los médicos internos residentes (MIR) inician su tercera semana de huelga para mejorar sus condiciones laborales, que incluyen ahora jornadas semanales "de 60-80 horas y más. Lo peor es trabajar más de 24 horas seguidas", asegura el presidente del comité de huelga, Diego Boianelli, quien afirma que se les trata "como mano de obra barata".

"Tenemos un contrato formativo de 4-5 años de duración. Es una relación laboral especial; somos trabajadores, no estudiantes como alguna gente cree. Desde el primer año todos hacemos guardia", explica en una entrevista este residente de medicina interna del Clínico San Carlos.

Según asegura, los MIR trabajan "de lunes a domingo en jornada ordinaria de ocho a tres", aparte de la guardia de 24 horas, que suelen ser seis al mes, aunque varía, lo que supone jornadas semanales "de 60-80 horas y más. Lo peor es trabajar más de 24 horas seguidas", asevera.

Su distribución es aleatoria, "una semana tienes una guardia y otra toca cuatro. A veces nos organizamos nosotros, otras vienen dadas por el hospital", agrega.

Tras una guardia, "no siempre respetan tu descanso: haces 24 horas y luego la jornada ordinaria de ocho. Pedimos un máximo de cinco guardias mensuales, salvo que la persona necesite hacer más para sobrevivir en Madrid", añade.

Supervisión por un médico

Los reales decretos actuales no fijan un límite de residentes por cada médico adjunto (supervisor). "Pedimos que haya cuatro residentes por adjunto, pero de noche puede haber 13-14 residentes por supervisor en el Clínico. En el 12 de Octubre hicieron huelga por ello, mejoró algo y al poco volvieron", añade.

Boianelli: "Tenemos el título pero no estamos capacitados para tomar ciertas decisiones"

De acuerdo con Boianelli, "cuanto más grandes los hospitales, más abusivo es el sistema". "Lo peor es el estrés. Tenemos el título pero no estamos capacitados para tomar ciertas decisiones. Muchas veces un residente de primer año tiene que atender a un paciente grave absolutamente solo o supervisado por otro de tercer año, pero siguen siendo residentes", sigue quejándose.

Otra de las exigencias de mejora que les ha llevado a la huelga son las retribuciones. En Madrid se paga la guardia a 10 euros la hora; Castilla La Mancha paga 15 euros y Canarias 9 . Con mil euros de sueldo, mucha gente se ve obligada a hacer muchas guardias para "poder alquilar un piso cerca del hospital, son carísimos. No nos pagan el abono transporte".

Escasez de recursos

"Pedimos un complemento extra para Madrid, existe en otras CCAA como País Vasco y Navarra. Otro problema: si te rompes una pierna y estás de baja, dejas de hacer guardias, el sueldo es muy inestable", asevera. Con la covid-19 los residentes fueron "los más contagiados, calculamos que una cuarta parte lo cogió", sostiene.

Al margen de estas reivindicaciones, piden otras mejoras en las condiciones como las 'camas calientes', que sigue habiendo. Hay una o dos horas para descansar durante la guardia, pero en muchos hospitales "se duerme en las mismas camas sin cambiar las sábanas". De hecho, el sindicato de médicos Amyts hizo una lista con los diez hospitales que no cambian sábanas entre un residente y otro.

Negociación 

El 22 de mayo, según sigue explicando Boianelli, se entregó a la Consejería de Sanidad una "propuesta de convenio" de 88 páginas, y en la siguiente reunión que mantuvieron "reconocieron que no lo habían leído. Luego en la siguiente sí, pero lo que ofrecían está muy por debajo de lo que pedimos".

Además, "decretaron servicios mínimos del 100% para las guardias", algo "inaudito", y están recurridos judicialmente a la espera de medidas cautelares. "Intentan reventarnos la huelga, pero iremos ampliando cada semana conforme nos sigan ignorando", asegura. De hecho, a partir de agosto la huelga será también los martes.

Boianelli: "Decretaron servicios mínimos del 100% para las guardias"

Boianelli denuncia que los residentes están recibiendo coacciones por sumarse a los paros, con amenazas del tipo "no vas a poder coger vacaciones" por hacer huelga, o "no te vamos a contratar cuando termines", que, según asegura, suelen proceder de los jefes de servicio y la gerencia de los hospitales. "Yo, como soy la imagen pública de la huelga, solo he tenido situaciones de calma tensa", agrega.

De momento, según los MIR un 95% del personal residente está secundando la huelga, cifra que la Consejería rebaja al 40%. "El lunes ha sido el único día que podemos hacer huelga, pero hay residentes salientes de guardia y otros entrantes". También hay gente de vacaciones que no cuentan, sostiene.

Convenio laboral

Según asegura, ninguna comunidad lo tiene. En toda España los residente están "igual de explotados, salvo algunas diferencias". "Se aprovechan de nosotros, de nuestra vocación y de nuestra responsabilidad ante la población. Nos explotan y no nos permiten reivindicar nuestros derechos. La gente está muy enfadada, intentan hundirnos pero lo que consiguen es unir más a la gente", afirma.

"Hoy nos manifestamos en Madrid, Valencia y Alicante y leeremos el mismo manifiesto", asegura los mir

Desde la Consejería de Sanidad su titular, Enrique Ruiz Escudero, se ha mostrado "dispuesto" a negociar las reivindicaciones, aunque asegura que "el grueso" está fuera de las competencias autonómicas.

De ahí que Madrid haya planteado ya dos veces en el Consejo Interterritorial de Sanidad que el ministerio aborde a nivel nacional un convenio para los MIR. 

Más noticias de Política y Sociedad