Público
Público

Sanidad Pública Los enfermeros destapan a la Comunidad de Madrid: "Ni se ha contratado ni se prevé hacerlo"

El secretario de Acción Sindical de SATSE Madrid ha señalado que hay un déficit tanto en hospitales como en atención primaria y la desescalada todavía no ha llegado a producirse.

Miembros del personal sanitario del Hospital Gregorio Marañón. / EFE/Emilio Naranjo
Miembros del personal sanitario del Hospital Gregorio Marañón. / EFE/Emilio Naranjo

La realidad de los centros de salud de la Comunidad de Madrid es muy diferente a las promesas del vicepresidente Ignacio Aguado. Tras reunirse con la gerencia de Atención Primaria, el sindicato de Enfermería ha podido conocer que las declaraciones de Aguado no son del todo exactas y están muy alejadas precisamente de la firma de nuevos contratos a enfermeras.

Según ha remarcado SATSE, el vicepresidente se comprometió a contratar de forma paulatina a más de 4.000 enfermeras y enfermeros, destinados en un principio a los centros de la Comunidad. Pero el pretendido refuerzo finalmente se va a quedar sólo en "mantener la plantilla existente" .

La realidad en la Comunidad de Madrid es que finalmente no se reforzará la enfermería de la atención primaria. Lo que pretende ahora el vicepresidente de la Comunidad es prolongar los contratos efectuados con motivo del inicio de la pandemia por la covid-19 e incorporar, si así lo aceptan, a profesionales que han finalizado el EIR, que ya estaban en los centros de salud, y a enfermeras escolares, según indican desde el Sindicato.

En Madrid, deberían contratarse, al menos, 1.000 nuevas enfermeras y enfermeros. La realidad es que no se contratará ninguna

A los escasos contratos renovados habrá que sumar las numerosas bajas que se han producido, casi 1.700, según datos de SATSE del pasado 10 de mayo, que ha mermado muy considerablemente la capacidad de reacción de la mayoría de los 430 dispositivos asistenciales con los que cuenta la atención primaria en Madrid.

"Hay un déficit tanto en hospitales como en atención primaria y la desescalada no se ha producido. Lo están pagando los pacientes que no son covid-19", según explica a Público Jesús García García, que es enfermero de Atención Primaria y secretario de Acción Sindical de SATSE Madrid.

"Para que no haya un repunte es muy importante que cuando hay un PCR positivo se valoren todos los contactos que ha tenido el enfermo en los ámbitos tanto familiar como laboral, para ello existen los rastreadores que en otras comunidades se ha potenciado mientras que en la Comunidad no", justifica García.

"El señor Aguado, se comprometió a contratar 380 profesionales más de los que había y al contrario solo se han contratado 249 que se quedarán en 200", ha recalcado el secretario.

"Además de no reforzarse los dispositivos asistenciales, lo que se producirá es una merma de profesionales"

Desde el Sindicato de Enfermería insisten en la importancia de que los centros de salud funcionen de la mejor forma posible y con el número de profesionales necesario para desempeñar las funciones indicadas tanto por la OMS como por el Ministerio de Sanidad. "A día de hoy las bajas de todos los profesionales de enfermería son 3.727, siendo la categoría con más bajas. Pero en Atención Primaria son 1.674 bajas a fecha de 22 de mayo", señala García.

La Comunidad también quiere incorporar a otras 100 enfermeras, cedidas por Educación, a las que han ofrecido prolongar su contrato (que finalizaba el 30 de junio) durante solo dos meses ya que luego deberán incorporarse a los centros educativos, indican desde el Sindicato de Enfermería.

Los rastreadores

Pese a que las enfermeras de los centros de salud son las responsables ahora de realizar los PCR a pacientes, la posterior detección de familiares y contactos cercanos y su posible aislamiento correrá a cargo de la Consejería, a través de Salud Pública. Sin embargo, SATSE lo tiene claro, esto supone que no lo harán los profesionales que más cerca están de los afectados, y que podrían hacer el seguimiento de la familia y contactos cercanos de una forma más profesional y con mayores garantías de lograr un aislamiento más correcto.

"Creemos que es totalmente insuficiente ya que se mide por 100.000 habitantes y la Comunidad de Madrid no llega ni a tres rastreadores por esta cifra", apostilla el responsable del Sindicato de Enfermería.

Plan de desescalada

Según asegura Jesús García, "actualmente no tenemos un plan de desescalada tanto en atención primaria como en hospitales. Existen pacientes no covid-19 que padecen patologías y procesos crónicos que están aparcados, pendientes de atención. Esto implica que la lista de espera aumentará una barbaridad y, cuando se llegue, el problema será mucho más grave".

La solución ante la crisis sanitaria de la covid-19 se encontraría en "separar unos 'espacios limpios': pacientes covid-19 y pacientes no covid-19, eso es lo fundamental", asegura. "Y por otro lado, necesitaríamos como mínimo 1.000 enfermeras más para llevar el seguimiento de todas las patologías como se requiere".

"Creemos que dejarlo en manos de salud pública no va a solucionar el problema ni podremos contener de nuevo al virus"

"La Comunidad de Madrid ha sido la más castigada por la covid-19, pero no está invirtiendo en el refuerzo de los profesionales de atención primaria, a pesar de haber tenido muchos menos casos y fallecidos. Y todo ello, con el agravante de que Madrid es la comunidad autónoma con menos enfermeras por habitantes de todo el país", recalcan desde SATSE.

Finalmente desde el Sindicato de Enfermería han remarcado que precisamente cuando se conoce que es muy probable un repunte o rebrote de la covid-19, los centros de salud son esenciales para la detección precoz de nuevos positivos, así como el seguimiento y control de todos los casos, por ello debería ser de vital importancia un refuerzo asistencial en la Atención Primaria.

Más noticias de Política y Sociedad