Público
Público
Únete a nosotros

Azúcares La mayoría de los yogures contienen altos niveles de azúcar

Apenas el 9% son bajos en azúcares, un porcentaje que disminuye con los orgánicos y con los producidos para menores, según un estudio realizado en Reino Unido.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4

Con un yogur y un 'petit-suisse', un pequeño de cuatro años ya ha tomado más azúcar de la aconsejada - Europa Press

Un informe realizado en Reino Unido demuestra que casi todos los yogures que se consumen contienen extremados niveles de azúcar. Apenas el 9% de los yogures estudiados son bajos en azúcares, un porcentaje que disminuye con los orgánicos y con los producidos para menores. Con este análisis Reino Unido constata que la cantidad de azúcar de un yogur iguala a la de un refresco azucarado.

Como informa El País, el estudio británico, publicado en la revista médica BMJ Open, ha analizado la composición de 898 yogures y productos parecidos, como los yogures líquidos, los de soja, orgánicos y otros postres lácteos.

Solo los naturales y los griegos cumplen la recomendación mínima de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la del Sistema de Salud Británico (NHS, por su siglas en inglés). Ambas organizaciones aconsejan el consumo de 5 gramos de azúcar por 100 gramos de producto. 

Los postres lácteos son los que más niveles de azúcar contienen, con una media de casi 20 gramos por cada 100 de azúcar. Les siguen los yogures de sabores y orgánicos o ecológicos. Los que incluyen trocitos de fruta presentan en torno a los 13 gramos por cada 100.  Los productos a base de soja tampoco son bajos en azúcares. 

Los niños son los que peor salen perjudicados. Solo dos de los 101 productos los yogures y quesos frescos orientados a los menores tenían menos de 5 gramos de azúcar por cada 100 de producto.

Las autoras de la investigación han subrayado la contradicción que existe en torno a estos productos, ya que los ecológicos o los orgánicos se han estado clasificando como los más saludables. Los expertos confirman que los yogures naturales, quesos frescos, el kéfir y el yogur griego son los que más convienen.