Público
Público

Sanitarios y sindicatos piden prudencia y recursos ante el paso a la fase 1 del resto del país

Sanidad tiene como objetivo localizar los nuevos brotes por unidades territoriales más pequeñas que las de la provincia para poder tener más control. Las organizaciones sanitarias muestran cierto temor ante el avance en la desescalada y piden refuerzos en Atención Primaria para la detección precoz y el rastreo de contactos.

Dos sanitarios conversan en el centro de exposiciones Ifema. EFE/J.J. Guillen/Archivo
Dos sanitarios conversan en el centro de exposiciones Ifema. EFE/J.J. Guillen/Archivo

Todo las zonas del país que no había conseguido avanzar en la desescalada estarán el próximo lunes 25 de mayo en la fase 1. La Comunidad de Madrid, Catalunya y Castilla y León han sido las últimas regiones en incorporarse al completo a este proceso. El Ministerio de Sanidad asegura que las razones que les han motivado a tomar estas decisiones son puramente técnicas y, si bien ha habido mejoras en cada región, aún hay sanitarios y organizaciones que tienen cierto temor sobre este paso porque faltan recursos en Atención Primaria y Salud Pública.

Todo el proceso de desescalada es desconocido. Nunca se ha estado ante un escenario igual. Las decisiones se tienen que ir tomando casi día a día mientras se actualiza la información. Por esto mismo lo primero que se pide es prudencia ante cada fase. 

De hecho, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha explicado este viernes que se han detectado "rebrotes en algunas zonas" del país. Esto fue lo que hizo que la Comunitat Valenciana no pidiera el paso a la fase 2 en ninguna zona de la región. 

Mapa de la desescalada./ Ministerio de Sanidad

"Afortunadamente, estos brotes no han tenido ningún impacto real en la evolución de las siguientes provincias y varios brotes correspondían a infecciones de días anteriores a la desescalada. Todos han sido pequeños y ninguno de ellos ha llegado a la decena", ha explicado Simón en rueda de prensa. El objetivo de Sanidad es continuar detectando estos casos de forma que las acciones sean locales y se localicen en territorios más pequeños que el de las provincia. Aunque los equipos de rastreo para conseguir esto siguen siendo muy escasos si se compara con los ratios de otros países.

Pero, para esto, es fundamente reforzar los servicios de Salud Pública y Atención Primaria para tener una buena capacidad de detección precoz. Por esto varias organizaciones sanitarias tienen cierto temor sobre el paso de fase en las comunidades de Madrid, Catalunya y Castilla y León. Pero, principalmente, sobre la Comunidad de Madrid. 

Madrid, sin reforzar las plantillas de Primaria y Salud Pública

El presidente del Colegio Oficial de Médicos, Miguel Ángel Sánchez Chillón, aún tiene dudas sobre la capacidad de los servicios sanitarios madrileños para pasar de fase. "Nos alegramos por este pase por lo que va a significar en la reactivación de la economía, sin embargo, estaremos muy atentos a cómo se desarrolla; y a si hay nuevos repuntes. Nuestro criterio es médico y nuestro objetivo es velar por la salud de la población", ha explicado este viernes en La Sexta

En la misma línea ha apuntado CCOO. La secretaria general de Sanidad Madrid, Rosa Cuadrado, considera que se pasa de fase con "importantes carencias sanitarias" y lamenta la tardanza con la que se hacen efectivas los anuncios de la Comunidad de Madrid. El sindicato, como varios sanitarios consultados por Público, coinciden en que aún no han llegado a los centros de salud y a los servicios de Salud Pública las mil contrataciones prometidas por la Consejería de Sanidad para reforzar la detección precoz de los casos. 

"La realidad es que hoy, al igual que hace 15 días, seguimos teniendo los Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAP) y 74 consultorios cerrados, y multitud de incertidumbres sobre como va a afrontar la Sanidad madrileña esta nueva etapa", explica la sindicalista. Aunque el cierre de estos centros preocupe a las organizaciones, la previsión de la Comunidad es que la mayoría de ellos sigan cerrados durante toda la desescalada

Julián Ordoñez, responsable de Sanidad Madrid en UGT, también coincide en esto: "No queremos ninguna decisión precipitada y esperamos que esta se haya tomado en función única y exclusivamente de los criterios sanitarios. Los profesionales no nos podemos permitir una vuelta atrás, sería terrible". 

"Todas las comunidades han aumentado significativamente sus plantillas enfermeras en Primaria, Madrid no. Todas las comunidades han incorporado y puesto en manos de Enfermería la detección y control de nuevos casos, Madrid no", señalan también desde el Sindicato de Enfermería, SATSE

Sanidad, preocupado  por problemas de datos en Catalunya

Fernando Simón ha mostrado su preocupación sobre los últimos problemas de Catalunya con la notificación de casos. Este jueves no presentaron los datos y este viernes han vuelto a presentar problemas con los nuevos fallecidos. Esto es algo que ha sorprendido a las autoridades sanitarias y que esperan que se solucione pronto. 

"Nos ha preocupado mucho. Vamos a tener que estar muy pendientes de lo que sucede en Catalunya. Sabemos que está asociado a una zona concreta, que no es en toda Catalunya. Si no se soluciona este problema en los próximos días, entiendo que en los niveles más altos tendrán que resolverlo", ha explicado. 

Sobre Barcelona, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios también ha dicho que pasa de fase "con pinzas" mediante un comunicado: "Aunque destaca la disminución de hospitalizaciones y casos en UCIS, los centros de salud reclaman ahora ese refuerzo teniendo en cuenta además la inminente llegada del verano y el periodo vacacional".

Castilla y León, sin plan de desescalada

El CSIF ha mostrado su preocupación por el paso de fase no sólo por Madrid y Barcelona, también por Castilla y León. Según destaca el sindicato, la comunidad "ni siquiera se ha negociado el plan de desescalada en Atención Primaria". Además, denuncian que no se han renovado muchas de las contrataciones que se realizaron durante la crisis. La Comunidad de Madrid y Castilla y León han sido las únicas regiones que comenzaron a cesar a personal extra que se había contratado durante la pademia. 

Más noticias de Política y Sociedad