Público
Público

Seis detenidos durante una protesta por el realojo de familias desalojadas de un bloque de Sareb incendiado en Villalba

Policía y Guardia Civil cargaron contra los activistas que entraron en el edificio para exigir al 'banco malo' volver a las viviendas. Llevaban dos años ocupando los pisos hasta que un incendio intencionado obligó a evacuarlos.

Las Guardia Civil trata de desalojar una protesta de activistas por la vivienda en Collado Villalba (Madrid).
Las Guardia Civil trata de desalojar una protesta de activistas por la vivienda en Collado Villalba (Madrid). Asamblea de Vivienda de Villalba

Al menos seis personas han sido detenidas este sábado tras una intervención policial durante una protesta en la localidad madrileña de Collado Villalba en la que la Policía Nacional y la Guardia Civil han cargado contra los manifestantes.

La acción había sido convocada por la Asamblea de Vivienda del municipio en apoyo a decenas de familias que fueron desalojadas tras un incendio intencionado el pasado 28 de diciembre. Las llamas obligaron la evacuación de decenas de personas que llevaban dos años ocupando las viviendas de este bloque propiedad de Sareb.

La entidad, que llevaba tiempo tratando de desalojar judicialmente a los ocupantes, aprovechó el incendio y la evacuación para cerrar el edificio alegando daños estructurales.

Durante la protesta, un grupo de personas volvió a acceder a los pisos para realizar labores de limpieza mientras otro grupo de activistas se colocó en la entrada para hacer pública la reivindicación de los desalojados, que denuncian un desalojo ilegal tras lo que consideran un intento de quemarlos vivos y piden a la entidad semipública volver a las viviendas, donde aún están muchas de sus pertenencias.

Actualmente viven acogidos por otros compañeros que ocupan el edificio contiguo, también propiedad de Sareb y donde también hubo un conato de incendio el mismo día. Ambos hechos están siendo investigados por la Guardia Civil, aunque todavía no hay avances concretos.

Según han denunciado los activistas, los agentes han cargado con porras y espray de pimienta y nueve personas han resultado heridas leves, cinco de ellas, guardias civiles, informa la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.

Los seis arrestos, precisa el Instituto Armado, se han realizado por tentativa de usurpación, desobediencia a la autoridad y alteración del orden público.

Más noticias