Público
Público
Únete a nosotros

Seis de cada diez menores de tres años no va a clase, la mayoría de familias pobres

Según el informe de Save the Children "Donde todo empieza", más de 800.000 niños no están escolarizados en el primer ciclo de la escuela infantil, casi el doble de menores que sí lo están. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La guardería Petit comte, en Besalú (Girona). HISAO SUZUKI (PRITZKER PRICE)

Seis de cada diez menores siguen sin ir a una escuela infantil, a pesar de que la escolarización de cero a tres años se ha duplicado en los últimos diez años -del 17,8% en 2007, al 36,4% en 2017-, lo que aumenta las discriminaciones entre niños ricos y pobres y las probabilidades de fracaso escolar.

El 62,5% de los niños de familias con mayores recursos acceden a la escuela infantil y solo el 26,3% de los más pobres van a ella, expone el informe de Save the Children "Donde todo empieza" presentado este martes, que reclama la universalización del primer ciclo de educación infantil, que tendría un coste de 1.640 millones de euros para las administraciones.

El acceso a educación 0-3 años reduciría la probabilidad de repetición y abandono escolar, tasas que España encabeza a nivel europeo, y contribuiría a la mejora de la demografía y del empleo de las principales cuidadoras, que son las mujeres, plantea la ONG.

Desigualdad económica

"A la educación infantil de primer ciclo acceden mayoritariamente las clases medias y altas, quedando fuera las más desfavorecidas”, ha explicado Andrés Conde, director general de Save the Children, quien ha opinado que "garantizar su gratuidad para las familias más vulnerables, debe ser una prioridad en la próxima legislatura".

"Pedimos que se reconozca legalmente el derecho a una plaza asequible de educación 0-3 para todos los niños y las niñas; sus beneficios no serían solo para la infancia, sino que fomentaría el aumento de la natalidad y la empleabilidad de las mujeres", ha dicho Conde.

Un tercio de los niños de cero a tres años no logra acceder a la escuela infantil a pesar de tener interés en hacerlo y la incapacidad económica constituye el motivo principal aducido por los hogares para no hacer uso de las escuelas infantiles, durante una etapa en la que se desarrolla el 80 por ciento del cerebro.

La ONG detalla que 806.167 niños no están escolarizados en el primer ciclo de la escuela infantil, frente a 461.391 que sí lo están y advierte de que casi la mitad de los menores de tres años son cuidados en exclusividad por sus progenitores.

El informe también analiza las grandes desigualdades autonómicas respecto a la escolarización de los menores de tres años, que oscilan entre el 13,2 por ciento de Ceuta al 52,5% de País Vasco.

Beneficios de la educación infantil

"Acudir a educación infantil de calidad se traduce en mejores trayectorias escolares posteriores; mejor rendimiento escolar, reduce a la mitad la probabilidad de repetición en Primaria y disminuye el riesgo de abandono prematuro de la educación", argumenta Save the Children.

Pero también destaca que la educación infantil puede compensar estas desigualdades de origen entre las familias y aporta los estímulos adecuados a los niños más desfavorecidos.

Además, según el estudio, es más eficaz y barato proporcionar el acceso a la educación infantil de calidad que invertir en medidas para compensar las desigualdades educativas y formativas en etapas posteriores a la vida, como refuerzo o inserción laboral.

La investigación señala que las familias españolas son de las que más gastan en educación infantil en la Unión Europea ya que el 40% de la carga del gasto recae en ellas, mientras que la media en el continente es del 25%.

En España, la educación infantil es voluntaria y abarca de los cero a los seis años de edad, dividida en dos ciclos de 0-3 años y de 3-6 años, este segundo ciclo es gratuito y universal.

Más noticias en Política y Sociedad