Público
Público

Sentencia de La Manada Expertas juristas consideran que el Tribunal Supremo "ha puesto las cosas en su sitio"

Aplauden que, por fin, la perspectiva de género se abra paso en la administración de Justicia y afirman que la decisión del Tribunal en el caso de La Manada supone una reconciliación de las mujeres con el sistema judicial.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

Manifestación en protesta por la sentencia de los miembros de la Manada | EFE/ Archivo

La decisión por una unanimidad de los cinco magistrados del Tribunal Supremo de considerar como violación y no como abuso sexual los sucedido el 7 de julio de 2016 en Pamplona es, para diversas juristas consultadas por Público un gran paso adelante y un mensaje claro y contundente sobre la necesidad de seguir incorporando la perspectiva de género en todos los estamentos del sistema judicial.

El alto tribunal no sólo acordaron este viernes incrementar las condenas de todos los acusados de los 9 a los 15 años de prisión, sino que además estimaron que existian circunstancias agravantes por trato vejatorio hacia la víctima. 

Para María Ángeles Jaime de Pablo, presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, este fallo es "una magnífica noticia que nos lleva a pensar con gran optimismo que la llegada de la perspectiva de género a la administración de justicia no es un anhelo sino que empieza a fraguarse en una realidad.

Según esta jurista, "una esperanza de tutela judicial efectiva para los derechos de las mujeres" que parece "dejar de poner el foco en las víctimas, en cuestionar su comportamiento o de considerar que se merece lo que le ha pasado" y ponerlo en el agresor y "sus reprobables actitudes", añade Jaime de Pablo.

"No hay marcha atrás", exclama esta experta, al tiempo que recuerda que ahora más que nunca debe impulsarse la reforma legal que termine con esas diferencias entre abuso sexual y violación y "que acaba privilegiando al primero". Esta sentencia, añade, "es una buena noticia y nos hace pensar que la libertad sexual va a ser amparada"

Carla Vallejo, magistrada de las Palmas de Gran Canarias y portavoz de la Asociación Española de Mujeres Juristas (AEMJ), afirma que este es "un fallo que nos devuelve la esperanza y la confianza en la administración de justicia que muchos ciudadanos y, sobre todo ciudadanas, habían perdido".

"Es una gran noticia para la justicia, una gran noticia para las mujeres y es poner las cosas en su sitio"

"De lo que no cabe duda es que ha sido muy importante la aplicación de la perspectiva de género" y el hecho de que por fin el derecho "se aplicara de acuerdo con la realidad social y con el mundo al que este derecho sirve", añade Vallejo. Según esta experta, la decisión de este viernes del Tribunal Supremo es  "una gran noticia para la justicia, una gran noticia para las mujeres y es poner las cosas en su sitio".

Para Viviana Waisman, presidenta de Women's Link Worldwide, "hoy, el Tribunal Supremo ha hecho historia", porque demuestra cómo "con frecuencia el sistema judicial se centra en cuestionar el comportamiento y la credibilidad de las víctimas de agresión sexuales, en lugar de centrarse en los agresores". Waisman afirma que a partir de ahora "contaremos con un importante precedente que manda un mensaje muy claro a los jueces para que interpreten la ley sin estereotipos de género".

Esta sentencia, junto a "al menos dos resoluciones anteriores más", afirma Vallejo,  se sienta jurisprudencia y ratifica la doctrina "de una forma absolutamente pública y notoria".

Desde las asociaciones de mujeres han considerado también que este fallo lanza a las víctimas un mensaje de confianza en la Justicia. En este sentido, la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro ha dicho que se ha subsanado "el gran error" que se había cometido.

"Es un gran fallo", afirma Marisa Soleto, presidenta de la Fundación Mujeres a Público, y es de agradecer "una resolución judicial de la que no tengamos que avergonzarnos como ciudadanas. Lo que no hay que olvidar ahora es de que queda pendiente una revisión del Código Penal" que clarifique de una vez por todas los supuestos penales en los casos de delitos contra la libertad sexual de las mujeres.

Este cambio en el Código Penal fue analizado por un grupo se expertos y expertas a petición del Gobierno que hicieron una serie de propuestas. Entre ellas, eliminar el supuesto de abuso sexual y dejar un único delito de agresión o violación. Esta reforma quedó truncada por el adelanto de las elecciones generales, por lo que deberá ser una de las cuestiones prioritarias para el nuevo ejecutivo. 

Más noticias en Política y Sociedad