Público
Público

Las sociedades médicas, contrarias a priorizar a los menores de 40 años frente a los enfermos crónicos en la vacunación

"Al inicio pudimos entender que la estrategia de vacunación se limitara a incluir solo una parte de los pacientes propuestos. Pero ahora ya hay suficiente abastecimiento", critica la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas.

Una mujer recibe la vacuna contra la covid-19, a 23 de junio de 2021, en Ceuta.
Una mujer recibe la vacuna contra la covid-19, a 23 de junio de 2021, en Ceuta. Antonio Sempere / EP

La Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme) ha mostrado este jueves su preocupación porque la estrategia de vacunación mantenga un criterio estricto de edad y esté priorizando ya a los menores de 40 años frente a los pacientes con factores de riesgo para sufrir covid grave.

"Al inicio, ante la situación de disponibilidad insuficiente de vacunas, pudimos entender que la estrategia de vacunación se limitara a incluir solo una parte de los pacientes propuestos por Facme. Pero ahora que ya hay suficiente abastecimiento, debería tenerse en cuenta la lista completa de los factores de riesgo propuestos por Facme", explica su presidenta, Pilar Garrido.

Como son personas con diabetes, obesidad en lista de espera para cirugía bariátrica o cirrosis hepática, entre otros. El Ministerio de Sanidad ha publicado este jueves la actualización número 8 de la estrategia, que abre la vacunación a toda la población mayor de 12 años, que deberán ir vacunándose en orden descendiente en función de su edad (30-39 años; 20-29 y 12-19), aunque sí permite solaparlos.

De momento, mantiene priorizando personas de alto riesgo a trasplantados, pacientes oncológicos, en hemodiálisis y diálisis peritoneal, infección con VIH inmunodeprimidos, personas con inmunodeficiencia primaria y personas con Síndrome de Down mayores de 40 años.

También se ha decidido dar prioridad a los adolescentes a partir de 12 años con condiciones de muy alto riesgo o grandes dependientes y aquellas que acuden a centros de atención a personas con discapacidad intelectual, centros tutelados y de educación especial.

La Federación, que engloba a 46 sociedades científico-médicas de España y asesora al Ministerio de Sanidad en la estrategia de vacunación, cree que no es adecuado dar preferencia a personas sanas de 40 años o menos que ahora están siendo inmunizadas sobre los pacientes de riesgo.

"Existen pacientes de riesgo jóvenes que, por criterio de equidad deberían poder recibir cuanto antes la vacuna" porque no ponérsela "les supone una dificultad añadida para recuperar las actividades de su vida diaria", ha añadido en un comunicado la doctora Cristina Avendaño, médico especialista en Farmacología Clínica.

Recomendaciones para mujeres embarazadas

Por otra parte, la Facme también se refiere a las recomendaciones a mujeres embarazadas y lactantes, que amplían el contenido de la Estrategia de vacunación y suponen una ayuda importante para los profesionales.

En la actualización conocida este jueves, la Comisión de Salud Pública se limita a decir que la vacunación en estas mujeres será con vacunas de ARNm cuando les corresponda según el grupo de priorización al que pertenezcan y en cualquier momento del embarazo.

Pero para la Facme, y atendiendo a la necesidad de reducir al máximo la circulación y transmisión del SARS-CoV-2 y de proteger de la infección y de los riesgos conocidos, se debe ofrecer vacunarse a las gestantes "cuando por comorbilidad, edad y riesgo de exposición les corresponda".

Y aunque "no existe contraindicación para la vacunación en ningún trimestre del embarazo", estima que lo "razonable" es recomendar la vacunación generalizada a partir de la 20 semana de gestación, una vez superado el periodo de mayor riesgo teórico para el feto por la vacuna y antes del mayor riesgo de la infección natural por SARS-CoV-2.

El conglomerado de asociaciones científico-médicas opina que no es necesario esperar un tiempo determinado entre la vacunación y la búsqueda de un embarazo: según la ficha técnica de los fármacos actualmente disponibles, los estudios en animales no mostraron efectos dañinos directos o indirectos con respecto a la toxicidad reproductiva.

Más noticias