Público
Público

Los familiares de los fallecidos en las residencias de Jaén presentan ante la Fiscalía la segunda denuncia colectiva

Las plataformas de los familiares creen que las residencias andaluzas han fallado de forma simultánea y con demasiados errores. 

Miembros de la plataforma ante la Residencia Caridad y Consolación.
Miembros de la plataforma ante la Residencia Caridad y Consolación. Plataforma de Afectados por Covid / Europa Press

La plataforma de afectados por covid en las residencias de mayores de Jaén y Andalucía ha presentado ante la Fiscalía jiennense la segunda denuncia colectiva de familiares. En esta ocasión es por las 37 personas que, según datos de la plataforma, fallecieron en la Residencia Caridad y Consolación, en Jaén capital, durante la segunda oleada. 

Se trata de la segunda denuncia colectiva presentada por este plataforma que hace dos semanas interpuso la primera por los fallecidos en la residencia Orpea de Andújar. En este primer caso la Fiscalía ya ha abierto las correspondientes diligencias de investigación. 

Desde la plataforma, Verónica Medina ha indicado en un comunicado que "lo ocurrido en "Caridad y Consolación en octubre pasado es un auténtico drama humanitario sin parangón en la historia de nuestra ciudad y exige una clara asunción y reconocimiento de responsabilidades por parte de sus gerentes".

"Por sus numerosos contagios, sus numerosas muertes y sobre todo por las lamentables condiciones de deterioro acelerado de mayores sanos, como mi madre, que se podrían haber amortiguado o aminorado con mejor gestión interna, más transparencia y mejor información real a los familiares", ha señalado Medina.

Por su parte, el portavoz de la plataforma, Alberto Puig, ha subrayado se ha trasladado "continuamente" que la pandemia covid es "casi un mal bíblico que no se frena por causa de la irresponsabilidad ciudadana y la movilidad social".

Sin embargo "en el interior de las residencias nuestros mayores ni se mueven ni por supuesto tienen conductas sociales irresponsables, por lo que la culpa de lo que ha ocurrido en la segunda y tercera ola, donde no se puede argüir la eximente de imprevisibilidad de la primera oleada, es exclusivamente de los gestores y propietarios de dichos centros residenciales, y de los supervisores públicos de la administración autonómica con competencias".

A juicio de la plataforma, en las residencias andaluzas con muchos
contagios (más 25% de usuarios) y demasiados fallecidos (más del cinco% de usuarios), "creemos han fallado de forma simultánea, y por supuesto presuntamente, demasiadas cosas". 

Por eso, todos los fallos que la plataforma entiende que se han dado, los ha puesto en conocimiento del Ministerio Fiscal mediante las dos demandas presentadas contra los gerentes de Orpea Andújar y los gerentes de Caridad Consolación Jaén, y contra los altos responsables políticos y técnicos autonómicos provinciales de Salud y Políticas Sociales para dilucidar responsabilidades si finalmente las hubiera. 

Puig ha insistido en que el interés a partir de ahora de la plataforma es "ayudar a la vacuna" dotando "de inmediato con más y mejores medios y recursos, con funcionales planes de contingencia eficaces, revisando al alza los ratios normativos de trabajadores, a nuestro sistema de residencias de mayores".

El sistema de residencias, según Puig, está "herido por la Covid, pero también por la mala gestión interna y externa, sobre todo de aquellas residencias peor organizadas y con criterios básicamente economicistas".