Público
Público

Techo de cristal La revista 'Forbes' reconoce el uso de datos sesgados en un ránking que sólo incluye a una mujer entre 99 hombres

Una lista de los empresarios más innovadores de EE.UU. publicada por la revista, en la que sólo se incluye a una mujer, levanta las críticas por la metodología utilizada. La revista reconoce fallos en su elaboración y anuncia una investigación para aprender de los errores.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2

Forbes saca una lista de los empresarios más innovadores de Estados Unidos: 99 hombres y sólo una mujer.

Si un ránking de la revista norteamiricana Forbes hubiera anunciado que 99 de los 100 directores generales más innovadores de empresas de Estados Unidos eran  mujeres y que sólo un hombre había conseguido colarse en la lista, lo más probable es que los editores y responsables del magazine hubieran sospechado que la metodología utilizada para confeccionarla escondía algún error garrafal.

Sin embargo, la revista (más conocida por elaborar la lista de los más ricos del mundo) publicó su nuevo ránking sobre innovación en la cúpula empresarial norteamericana hace algo más de una semana sin que ninguno de sus responsables se parara a cuestionar los datos. No eran mujeres, evidentemente, las más innovadoras. La lista de "las mentes de negocios más creativas y exitosas de la actualidad", tal como las calificó la revista, está formada por 99 hombres y una sola mujer, que ocupa el puesto 75 de la lista: la presidenta de Ross Stores, Barbara Rentler, de la que ni siguiera se incluye una foto. 

Los primeros puestos de la lista los ocupan nombres tan predecibles del mundo de la tecnología como Elon Musk de Tesla y Jeff Bezos, creador de Amazon y dueño de The Wasington Post (que comparten el primer puesto), Mark Zuckerberg de Facebook y Tim Cook de Apple que se encuentran en los puestos tercero y octavo respectivamente.

Quienes sí vieron un fallo en la forma de escoger a los integrantes de la lista fueron algunas mujeres empresarias y usuarios de redes sociales, que criticaron las conclusiones del nuevo ránking y resaltaron el hecho de que si sólo hay una mujer entre los nombres que más innovan, es porque la metodología utilizada por Forbes es errónea.

Así lo hizo la exdirectora ejecutiva de Indor Flywheel Sports y expresidenta de la cadena de gimnasios Equinox, Sarah Robb O'Hagan, quien en un mensaje de Twitter recriminaba a la revisa: "Puedo llegar a cien nombres de mujeres de ese nivel sin siquiera buscar en Google". "Vamos Forbes, ¿EN QUÉ ESTÁS PENSANDO?"

"Si su metodología encontró sólo una mujer entre los cien líderes más innovadores, deberían haber cuestionado la metodología utilizada en lugar de publicar la lista", terció en redes sociales Valerie Jarrett, ex asesora de la Casa Blanca en tiempos de Obama. 

Muchos de los comentarios negativos cuestionan la decisión de la revista de publicar los datos. Un artículo del Washington Post recoge el parecer de Herminia Ibarra, profesora de comportamiento empresarial en la London Business School que aseguraba que "lo realmente sorprendente es que no haya existido ninguna discusión sobre que parte de ese 99% de hombres de la lista podría haber sido el resultado de las elecciones de los indicadores cuantitativos utilizados".

Forbes reconoce los fallos

La revista no despublicó el artículo, pero su responsable, el editor Randall Lane, recogió el guante. En un artículo publicado en la propia revista admitió que la metodología utilizada fue "defectuosa"

Lane explicó que la lista no se confeccionó de forma subjetiva por un grupo de editores en una redacción, sino que se elaboró utilizando una metodología desarrollada durante años por profesores de la Universidad de Brigham Young y la escuela de negocios INSEAD. 

Dicha metodología valoraba sólo a los presidentes y directores generales (CEO por sus siglas en inglés) con más de 10.000 millones en valor de mercado e incluía a las integradas en el índice Standard and Poors 500 (S&P500), que aglutina a las mayores empresas cotizadas de Estados Unidos.

Lane reconoció que utilizar este método de selección está en la base de la discriminación, puesto tan sólo el 5% de las empresas de ese índice son mujeres. "En otras palabras", afirma Lane en su mea culpa, "a pesar demuestra cuidadosamente calibrada metodología, las mujeres no tenían ninguna opción en esta lista". 

"La fastidiamos", reconoció el editor de Forbes en su cuenta de Twitter. "Ahora hacemos lo que los periodistas hacen: mirar que cómo ocurrió y aprender de esto".
Forbes ha puesto en marcha un equipo de investigación que determine los fallos y busque soluciones. "De alguna manera hemos perdido de vista el bosque y nos hemos centrado en los árboles", escribió a sus empleados Lane, afirmando que Forbes se merecía todas las críticas.

El fallo de Forbes pone de relieve cómo en muchas ocasiones los ránkings que parecen estar construidos utilizando datos "objetivos", no son tales, si la metodología se basa en datos sesgados desde el inicio y el resultado es una información que no es objetiva.

Más noticias en Política y Sociedad