Público
Público

El temporal de nieve provoca el caos en la red de carreteras y trenes del norte de España

Cientos de personas quedan atrapadas en varios tramos de la A-67 entre Palencia y Cantabria. Renfe suspende el servicio entre Asturias y León. 40 puertos de montaña, cerrados. Girona, por viento, y Menorca, por olas, en alerta roja.

Numerosos vehiculos y camiones son desviados por la Guardia Civil en la A-67. /EFE

AGENCIAS / PÚBLICO

MADRID.- La intensa nieve caída en las últimas horas en gran parte de la Península ha provocado verdaderos estragos en numerosos puntos de la red nacional de carreteras y Renfe se ha visto obligada a suspender la circulación de numerosos trayectos. Y eso, teniendo en cuenta que todavía no ha pasado lo peor. Para este jueves el temporal ha puesto a Girona y Menorca en alerta roja y a otras 17 provincias en alerta naranja.

El viento es el causante de que Girona esté en alerta roja (riesgos importantes y extremos): en el L'Empordà se registrarán rachas de hasta 110 km/h y costeros con intervalos de fuerza 10 con olas de 7 a 8 metros. En la misma provincia catalana, los termómetros marcarán 10 grados bajo cero en el Pirineo y Llivia, donde el viento soplará a 100 km/h. Por su parte, Menorca está en alerta roja por olas de 7 a 8 metros que se generarán en las aguas costeras del norte de la isla mar adentro.

Cientos de atrapados en las carreteras

La pasada noche la peor parte se la llevaron las personas que se han quedado atrapadas en diversos puntos, sobre todo entre Palencia y Cantabria. Más de un centenar se quedaron atrapados en sus vehículos a la altura de Aguilar de Campoo (Palencia).

Además, a lo largo de la noche la UME ha rescatado a unas 130 personas, que estaban atrapadas en sus vehículos en la A-67, en Cantabria en el límite con Palencia, y solo se ha tenido que evacuar a un vehículo con tres personas en la N-611 en la provincia de Palencia. Esas personas han sido alojadas en Reinosa, Mataporquera y en Aguilar de Campoo (Palencia) donde se han habilitado la Escuela de Música, el Colegio San Gregorio y el Centro Infantil de Castilla y León, que en total han alojado a 93 personas.

La nieve mantiene cortada la circulación de todo tipo de vehículos en la autovía A-67 (Palencia-Santander), en los dos sentidos desde el kilómetro 51, en Santillana de Campos (Palencia), al igual que la circulación por la carretera nacional N-611, que transcurre paralela a la citada autovía, en el mismo tramo kilométrico, sin que haya prevista una hora de apertura en ninguna de las dos vías que comunican la Meseta con Cantabria.

Suspendido el servicio de trenes entre Asturias y León

Por su parte, Renfe ha suspendido el servicio entre Asturias y León por el temporal de nieve y lo ha interrumpido entre Ripoll y Puigcerdá (Gerona) por el viento, mientras que las nevadas han cerrado muchos puertos de Asturias, Cantabria y Castilla y León y desde Aragón a Francia solo está abierto el acceso de Somport por el túnel.

No hay circulación ferroviaria entre Jaca y Canfranc por la gran acumulación de nieve en la zona y el tránsito entre las estaciones de Cistierna y Balmaseda, pertenecientes a la línea Bilbao-León de la red de ancho métrico, se encuentra interrumpida debido a la acumulación de nieve, informa Adif en su web. La nieve también ha paralizado la línea León-Oviedo entre las estaciones de León y Puente de los Fierros debido a las nevadas.

Numerosos puertos cerrados

De acuerdo con la última hora de la Dirección General de Tráfico (DGT), continúan cerrados los puertos cántabros de Pozozal, Los Tornos, El Escudo y San Glorio, este último también en la vertiente leonesa. En Huesca, está cortado Somport en la vertiente francesa y desde España es posible el acceso a través del túnel y además es obligatorio usar cadenas o neumáticos de invierno.

Está cerrado el acceso al Balneario de Panticosa, en la A-2606, y la nieve obliga a circular con cadenas por la N-330 entre Canfranc y la frontera, la A-138 entre Bielsa y la frontera, la A-139 en Villanova y la A-136 entre Sallent de Gállego y Portalet.

Las últimas nevadas hacen imposible transitar por la N-637, a la altura de Ubierna (Burgos) y por la N-623, a su paso por Páramo de Masa y Quintanilla, y en la N-611 y A-67, en las inmediaciones de Santillana de Campos (Palencia).

Es necesario colocar las cadenas si se viaja a Pajares, entre Asturias y León, La Espina (Asturias), Los Tornos (Burgos), Pontón (León), por la N-420, en las cercanías de Alfambra Teruel y en la N-232, a su paso por Cubillos del Rojo (Burgos). La DGT advierte que hay numerosas restricciones para los camiones.

En Catalunya, cuatro carreteras siguen cerradas por el temporal, dos de ellas en los puertos de la Bonaigua y el Coll de Pal; y hacen falta cadenas o está restringida la circulación por nieve o hielo en otras catorce vías. Según informa el Servicio Catalán del Tráfico (SCT), siguen cerradas la C-28 en el Port de La Bonaigua; la BV-4024 de Bagà al Coll de Pal; la BV-4031 en Castellar de n'Hug y la C-241c en Sant Martí de Tous. La Rioja y Navarra mantienen hoy la prohibición de circular distintas carreteras, la mayoría en sus redes autonómicas.

Más noticias de Política y Sociedad