Público
Público

Temporeros Lepe Temporeros afectados por los incendios de Lepe mantienen su acampada frente al Ayuntamiento ante la falta de respuesta

Aseguran que el consistorio solo les ha ofrecido unas 70 plazas para varios días en albergues y hostales de la zona, aunque hay 180 afectados. Después de cuatro días de protesta, han decidido mantener la acampada para exigir una solución real.

Trabajadores migrantes afectados por los incendios en sus asentamiento en Lepe (Huelva), duermen en la puerta del ayuntamiento para exigir una solución habitacional.- ASNUCI
Trabajadores migrantes afectados por los incendios en sus asentamiento en Lepe (Huelva) duermen en la puerta del ayuntamiento para exigir una solución habitacional.- ASNUCI

Un grupo de trabajadores migrantes cuyas chabolas fueron arrasadas por los incendios de los últimos días en Lepe ha decidido mantener la acampada de protesta en la plaza, junto al Ayuntamiento de la localidad onubense, para exigir una solución realista a la situación.

Organizados en la Coordinadora Solución Asentamientos, que aglutina a numerosas asociaciones de migrantes, ONG, colectivos y a los propios temporeros afectados, varias decenas de los 180 trabjadores migrantes que perdieron su chabola y sus pertencias llevan tres noches durmiendo en la puerta del Consistorio, que no les ha recibido hasta la mañana de este lunes. Sin embargo, según explican Público activistas y afectados, la propuesta del Ayuntamiento no resuelve ningún problema.

Los afectados afirman se ha ofrecido alojamiento temporal en hostales de la zona para unas 70 personas. Una propuesta "insuficiente", según los afectados, que no pone solución al drama del chabolismo, único recurso habitacional para cientos de trabajadores —irregulares y regulares— que cada año sacan adelante las temporadas del fruto rojo en la zona y que, también cada año, ven arder los asentamientos casualmente cuando la temporada va tocando a su fin.

"Ya llevamos tres días en la calle mientras en el pueblo hay espacios vacíos donde descansar y asearse. Esperamos soluciones habitacionales de urgencia y dignas para la erradicación del chabolismo. Los/as jornaleros/as enriquecen la región y merecen poder tener acceso a una vivienda", ha denunciado la Asociacion de Nuevos Ciudadanos por la Interculturalidad (Asnuci), una de las integrantes de la coordinadora Solución Asentamientos, que precisa que el Consistorio sólo ha puesto sobre la mesa 75 plazas para cinco días.

"Siempre pasa lo mismo. Se da una solución para unos pocos días hasta que la cosa se enfría y la gente se va dispersando porque la campaña ya está casi acabada. No se dan soluciones reales", afirma a Público Antonio Abad, del Colectivo de Trabajadores Africanos.

Este activista critica que, en ocasiones anteriores, el Ayuntamiento  siempre pone en marcha un dispositivo de emergencia y habilita instalaciones municipales para acoger a las personas que se han quedado sin una chabola en la que dormir. Pero este año no se ha hecho nada, "suponemos que es porque la última vez les costó mucho trabajo sacarlos", apunta.

La pelea de este colectivo de trabajadores de Huelva por una vivienda digna dura ya años, aunque se intensificó después del incendio del año pasado en el asentamiento más grande la zona, el que se extendía detrás del cementerio de la localidad. Entonces, los afectados fueron alojados en el campo de fútbol, aunque llevaron a cabo varias protestas exigiendo que se les faciliten alquileres y más medidas para facilitar una vida digna a un contingente de trabajadores esenciales para la economía de la zona, para el comercio nacional y para el de exportación.

Pocas esperanzas

Pero a pesar de la movilización, Abad tiene pocas esperanzas de que una solución adecuada llegue de manos de las instituciones. "Somos unas 30 personas acampadas. No hay presión social que dé impulso a esta protesta. La gente se acaba dispersando poco a poco hasta que llegue la próxima campaña", explica.

Además de la respuesta del Ayuntamiento que ven claramente "insuficiente", ninguna otra institución se ha interesado ni activado ningún plan de emergencia, a pesar de que hay alrededor de 200 personas sin casa mientras la pandemia amenaza con repuntar. El Gobierno regional no ha dado señales, lamentan. Tampoco el central. "Todos estamos obligados a trabajar para evitar que se produzcan situaciones como esta ante nosotros", ha respondido a Público la Secretaría de Estado de Migraciones. "La competencia es local. Desde la Secretaría de Estado de Migraciones, como apoyo humanitario y a través del programa de atención humanitaria, damos soporte a las comunidades autónomas y a los Ayuntamientos, que son quienes tienen la competencia en asistencia social", añade.

Un temporero afectado por los incendios, durante una protesta en Lepe para exigir al Ayuntamiento una solución habitacional.- ASNUCI

Mientras tanto, algunos temporeros duermen en chabolas de amigos que las llamas no se han tragado, otros "tiran una manta al suelo y pasan la noche donde sea, el tiempo lo permite ahora", prosigue Abad, y otros siguen el rumbo de la temporada de fruta y verdura, que para ellos es su principal fuente de ingresos. Solo algunos duermen en la plaza de Lepe, entre comentarios y miradas de los oriundos, sobre cartones que al día siguiente serán pancartas, como la que esgrimía un joven temporero en durante una de las protestas de los últimos días: "Habéis llamado mano de obra. Han venido personas". 

Más noticias de Política y Sociedad