Público
Público

Una terapia experimental elimina el cáncer cerebral en fase terminal

Un paciente de 77 años explica que le habían desahuciado clínicamente cuando le recomendaron este tratamiento en estudio la cual "al final fue una salvación".

Imagen de un cerebro a través de los Rayos X.
Imagen de un cerebro a través de los Rayos X. Pixabay

Una terapia nueva contra el cáncer ha eliminado totalmente sin intervención física los tumores cerebrales y de garganta de varios pacientes en fase terminal, según informa The Guardian. El tratamiento consiste en una combinación de medicamentos que estimula el sistema inmunológico. Aunque se encuentre todavía en fase 3 y con un valor estadístico limitado, los magníficos resultados son esperanzadores para los científicos.

El Instituto de Investigación de Cáncer británico presentó el estudio este año en el congreso de la Sociedad Europea de Medicina, donde explicaron que este tratamiento que sustituye a la quimioterapia fue probado en 947 pacientes con resultados increíbles. La terapia consiste en una mezcla de dos medicamentos, nivolumab y ipilimumab, las cuales provocan que el propio organismo sea el que ataque las células cancerígenas. Aquellos pacientes con altos niveles de PD-L1 mostraron mejores resultados puesto que esta molécula regula la inmunidad de las células y puede identificar las células cancerígenas. 

Esta nueva terapia no tiene casi efectos secundarios en comparación con la quimioterapia

Así es como Barry Ambrose, enfermo terminal de cáncer de garganta con metástasis en los pulmones, puede hablar con The Guardian cuatro años después de haber sido tratado y sin restos de la enfermedad en su cuerpo. Cuando el cáncer había traspasado toda barrera para remitirlo y Ambrose solo podía esperar la muerte, este estudio experimental apareció en su camino. El hombre de 77 años cuenta que el Profesor Harrington le habló del tratamiento y ya no tenía nada que perder por probarlo. "Al final me salvó la vida", asegura Ambrose.

Otro beneficio de esta nueva terapia es que no tiene apenas efectos secundarios, lo que mejora la calidad de vida de los pacientes. Mientras la quimioterapia es muy agresiva con el cuerpo, este tratamiento apenas daña el organismo. Ambrose asegura: "No tuve casi ningún efecto secundario y pude continuar con mi vida con normalidad". 

Más noticias