Público
Público

Acoso Teresa Rodríguez Teresa Rodríguez también pide 1 año y 9 meses cárcel a empresario que simuló besarla

La Fiscalía ha realizado la misma petición que la coordinadora de Podemos Andalucía. Los hechos ocurrieron en diciembre de 2016 cuando el acusado, Manuel Muñoz Medina, se dirigió en público a la diputada "con la intención de menoscabar su dignidad como mujer".

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

La coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez / EUROPA PRESS

La coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, solicita un año y nueve meses de cárcel para el empresario Manuel Muñoz Medina, que simuló besarla durante la copa navideña en la Cámara de Comercio de Sevilla y una indemnización de 6.500 euros que donará a asociaciones contra la violencia de género.

Esta petición coincide con la realizada por la Fiscalía que dio a conocer hace dos días que solicitaba un año y nueve meses de cárcel exvocal de la Cámara de Comercio Manuel Muñoz Medina, además del pago de una multa de 1.200 euros por un delito de atentado y 6.500 euros de indemnización a Teresa Rodríguez "por los perjuicios personales ocasionados".

En el escrito de acusación elevado al juzgado de instrucción 11 de Sevilla, al que ha tenido acceso, la diputada andaluza de Podemos reclama seis meses de prisión por el delito contra la integridad moral y un año y tres por el de atentado a la autoridad, igual que la Fiscalía, si bien por el segundo delito eleva la multa reclamada por el Ministerio Público de 1.200 a 7.200 euros.

La acusación particular considera probado que cuando el 20 de diciembre de 2016 Rodríguez se cruzó en la copa navideña de la Cámara de Comercio con Manuel Muñoz Medina -entonces vocal, cargo del que fue cesado-, este "con un ánimo libidinoso, con la intención de humillarla y menoscabar su condición de mujer y con una clara intencionalidad de vulnerar su libertad sexual, directamente se abalanza sobre ella y con un empujón le hace retroceder hasta un rincón".

La acusación cree que actuó que Muñoz "con un ánimo libidinoso con la intención de humillar y menoscabar"

Entonces "la rodea con su brazo derecho por detrás de la cabeza y la espalda y con la otra mano le tapa la boca mientras aproxima su boca a la de la señora Teresa Rodríguez y besa su mano posada sobre su boca, simulando que le besaba en los labios. Todo ello lo hace pegando su cuerpo contra el suyo".

La acusación particular, ejercida por el abogado Luis de los Santos, sostiene que dicha acción fue recriminada por la diputada, quien "sin capacidad para reaccionar por lo inesperado y rápido de la acción, pero claramente impactada, y ofendida salió" del lugar y bajó la escalera con la jefa de protocolo "nerviosa y alterada".

Para la acusación particular "se ha atacado a su integridad moral y su libertad sexual por cuanto esos hechos únicamente le han sucedido por su condición de mujer, y además como cargo público fue desprovista de toda autoridad".

En su declaración judicial, Muñoz Medina aseguró que fue "una broma" que se permitió gastarle a Rodríguez "porque es de Cádiz y allí las chirigotas hacen chistes hasta del Rey, si llega a ser de Checoslovaquia no se la gasto" si bien el auto de procesamiento, la jueza rechaza que lo sucedido "responda a una broma". 

Más noticias en Política y Sociedad