Público
Público
Únete a nosotros

terremoto mexico Los equipos de rescate siguen hallando supervivientes del terremoto en México, que ha dejado 293 muertos 

En el número 286 de la calle Álvaro Obregón de Ciudad de México, se están realizando tareas de rescate desde hace dos días para sacar a los al rededor de 50 atrapados entre los escombros. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Rescate de víctimas del terremoto en México DF. / EFE

El pasado martes, Alberto se dirigió a la colonia Roma para una reunión, Karina estaba en su oficina entre viaje y viaje, y Erick pasaba un día más en su nuevo trabajo; lo que parecía una jornada laboral cualquiera se quebró cuando el reloj marcó las 13.14, hora en la que la ciudad tembló.

Todos ellos estaban en el número 286 de la calle Álvaro Obregón de Ciudad de México cuando impactó el terremoto magnitud 7,1 en la escala de Richter, que hizo que el edificio de seis pisos se derrumbara.

Karina, a diferencia de otras víctimas atrapadas en los escombros, no ha podido ponerse en contacto directo con sus familiares, aunque a estos les tranquiliza que un compañero de trabajo de ella consiguiera enviar un mensaje desde su celular con el texto: "Estamos bien. Somos muchos".

Los familiares de esta joven de 30 años, quienes permanecen en el lugar desde el martes, se mantienen tranquilos pese a que las tareas de rescate se extienden ya por más de dos días.

Los familiares de las personas atrapadas en el edificio están repartidos en dos grupos, cada uno en un extremo de la extensa zona acordonada que resguarda los trabajos de rescate. 

En cada uno de estos grupos hay una lista, hecha por voluntarios, que incluye a las personas que siguen sin ser rescatadas. Una dice que faltan 51, la otra, que son 48.

Las autoridades están permitiendo el paso a familiares a la zona de los trabajos, donde el edificio se mantiene hundido en su parte central. Solo puede acceder una persona por víctima, y se da preferencia a los familiares directos.

Martín salió hace unos minutos del lugar. Explica que el primer día estuvieron apuntalando el edificio para reducir el riesgo de derrumbes, y que en estos momentos están trabajando en la retirada de escombros manualmente, sin usar ninguna máquina.

Su hijo Erick también trabajaba en la contaduría, donde no llevaba ni seis meses. Afirma que los familiares están "peleando por que se saque hasta el último sobreviviente". "También nos estamos resignando a lo inevitable", reconoce.

El padre comenta que por el momento tiene la sensación de que hay una cierta "lucha de egos, de poder" entre los equipos de rescate que trabajan en el lugar, encabezados por la Marina y el Ejército y que ya han sacado a varias personas con vida.

Alberto, empleado de una marca de pintura, tenía el martes en Álvaro Obregón una cita de trabajo con unos clientes. Estaba programada para el mediodía, pero se tuvo que retrasar media hora.

Diana, quien lleva en el brazo una cinta rosa con el nombre de su esposo, solo sabía que Alberto iba a tener un encuentro "cerca de (la tienda departamental) Palacio de Hierro de (la calle) Durango".

Hasta el miércoles, Diana no supo con certeza que Alberto y su hermana América, de la misma empresa, estaban bajo el edificio, y más adelante descubrió que en el momento del derrumbe se encontraban en una sala de juntas del segundo piso.

El día del terremoto, las líneas telefónicas quedaron colapsadas. Horas después del temblor, alrededor de las 19.00 horas (00.00 GMT del día siguiente), le llegó una notificación que indicaba que su marido había intentado comunicarse con ella.

Al menos 293 personas han fallecido como consecuencia del terremoto de magnitud 7,1 que sacudió el martes varias zonas del centro y el sur de México, según un nuevo balance divulgado este jueves por los servicios de Protección Civil.

La cifra, no obstante, podría aumentar en las próximas horas, en la medida en que todavía se sigue buscando a numerosas personas desaparecidas. El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha admitido que puede haber supervivientes en una decena de los 38 edificios derrumbados en la capital.

El Coordinador Nacional del servicio de Protección Civil Luis Felipe Puente, ha informado a través de Twitter de que sólo en la capital han fallecido al menos 148 personas, más la mitad del balance total del país.

Por otra parte, el Ministerio de Salud también ha actualizado este jueves el número de heridos en los tres estados afectados por el seísmo y lo ha elevado a un total de 2.633 personas heridas. Entre estos heridos figuran 678 que han tenido que ser hospitalizados por los daños sufridos durante los temblores.

Más noticias en Política y Sociedad