Público
Público

Tolatán Así es el operativo para rescatar al niño caído a un pozo

El equipo de rescate está sopesando tres opciones para poder llegar al menor de dos años que el domingo se cayó a un poco de más de cien metros de profundidad. Las tres estrategias se pondrán en marcha a la vez, en cuanto los materiales necesarios empiecen a llegar a la zona.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

Miembros de la Guardia Civil en los alrededores de la finca privada en la localidad malagueña de Totalán, donde desde ayer se trabaja en el rescate del niño de dos años que cayó a un pozo de más de cien metros de profundidad | EFE/Daniel Pérez

Desde el equipo de rescate barajan tres posibles estrategias para rescatar al pequeño de dos años que este domingo cayó a un pozo de escaso diámetro y con una profundidad mayor a los 100 metros.

El operativo está formado por efectivos del Consorcio de Bomberos de Málaga (CPB), de la Guardia Civil, incluido el Equipo de Rescate e Intervención de Montaña; el Grupo de Especialidades Subacuáticas (GEAS); de la Policía Nacional y Local, y de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES). Su trabajo conjunto ha desembocado en llevar a cabo tres planes de rescate para el menor.

La primera opción es seguir extrayendo tierra, como han estado haciendo hasta el momento, pero mediante un sistema más especializado en el que se utilizarán vehículos.

También se baraja la idea de hacer un segundo pozo paralelo, lo que llevaría algo más de tiempo debido a que los técnicos tendrían que entubar el pozo en el que se encuentra el pequeño de dos años para protegerlo de posibles derrumbes. Otra de las ideas que sopesan desde el equipo de rescate es iniciar una excavación a cielo abierto desde el lateral de la montaña.

El portavoz de la Guardia Civil ha señalado que las tres nuevas opciones comenzarán a ponerse en práctica "conforme vayan llegando los medios" y ha agradecido la colaboración que están recibiendo tanto con ideas como ofreciendo materiales por parte de empresas tecnológicas, robóticas y de otros sectores de toda España y particulares.

Ha reconocido que es "muy difícil" trabajar en un espacio tan pequeño y que no se sabe "a qué altura está el niño", apuntando que a 73 metros, que es a la profundidad a la que se ha llegado, "una cámara térmica no tiene capacidad de trabajar porque no sabemos la profundidad que tiene el tapón" y se desconoce "lo que hay al final del pozo".

El portavoz también se ha pronunciado sobre los avances en el rescate, que se limitan a la apertura de 30 centímetros hacia abajo del tapón de tierra que se ha formado a los 73 metros del pozo desde la superficie. Lamentablemente, esto no ha dado resultados en cuanto a localización del pequeño. Sí se encontrado una bolsa de chucherías y un vaso de plástico "que estaban ahí".

Más noticias en Política y Sociedad