Público
Público

Tráfico de personas Las víctimas de trata aumentaron un 44% en Europa entre 2015 y 2018

Así lo pone de manifiesto el informe anual del Grupo de Expertos del Consejo de Europa para la Lucha contra la Trata de Seres Humanos (Greta), determinado que "existen grandes lagunas en los procesos de identificación de las víctimas".

Policía rescata a cinco víctimas de explotación sexual en Murcia
Operativo policial en el marco de la lucha contra la trata de seres humanos en la Región de Murcia. Imagen de archivo de la Policía Nacional

Servimedia

Las víctimas del tráfico de personas en los Estados miembro del Consejo de Europa pasaron de 10.598 en 2015 a 15.310 en 2018, lo que supone un aumento del 44%.

Así lo pone de manifiesto el informe anual del Grupo de Expertos del Consejo de Europa para la Lucha contra la Trata de Seres Humanos (Greta) que se ha conocido este viernes y que analiza la implantación de la Convención del Consejo de Europa contra la Trata en los 47 países firmantes, 12 años después de su entrada en vigor.

Según el presidente de Greta, Davor Derenčinović, "existen grandes lagunas en los procesos de identificación de las víctimas", por lo que cabe suponer "que su número real es mucho mayor". En este sentido, pidió a todos los países "incrementar los esfuerzos para localizar y proteger a las víctimas de este terrible crimen".

Junto al informe, Greta publicó este viernes una declaración institucional donde alerta de los peligros a los que se enfrentan las víctimas del tráfico de seres humanos en relación con la pandemia de coronavirus. Entre ellos subraya el riesgo de que estas personas se queden sin casa, pierdan los servicios de apoyo que prestan las ONG y la permanencia en la explotación de las víctimas invisibles.

La declaración también recuerda a los Estados miembro "su obligación, legal y moral, de no consentir que la economía prime sobre los derechos y la protección de las personas más vulnerables".

En cuanto a la aplicación de la convención, el informe publicado destaca que "las principales lagunas tienen que ver con la identificación de los niños víctimas de trata y con las medidas de asistencia dirigidas a ellos".

Según el trabajo, existen también "problemas de identificación para el conjunto de todas las víctimas de trata", así como a la hora de prestarles apoyo y conseguir indemnizaciones.

Además, el informe sostiene que las sanciones a los traficantes no son siempre satisfactorias". En algunos países, el número de condenas permanece muy bajo, y las sanciones no resultan disuasivas. Otros castigos, como la confiscación de los bienes de los traficantes, están poco extendidos.

Sin embargo, el análisis de Greta también reconoce "ciertas mejoras", sobre todo en el campo legal. Más países han despenalizado la comisión de delitos por parte de personas víctimas de trata -cuando los cometen precisamente por este motivo-, y han ilegalizado en cambio la utilización de sus servicios.

Más noticias de Política y Sociedad