Público
Público

Trama púnica Exdirectivos de Cofely confiesan que había una partida fija para sobornos a cambio de contratos

Tanto Pedro García como Constantino Álvarez, durante esta semana, han confirmado que pagaban a Ayuntamientos por contratos y elaboraban pliegos de concursos públicos

Publicidad
Media: 4
Votos: 2

Sede de Cofely. EFE

El exjefe comercial del Sector Público de Cofely, Pedro García, confesó este miércoles ante el magistrado de la Audiencia Nacional que instruye la trama Púnica, Manuel García Castellón, que la multinacional contaba con una partida perfectamente institucionalizada para pagar a las administraciones públicas a cambio de contratos para esta filial española de la multinacional francesa GDF, según han informado fuentes presentes en el interrogatorio.

El acusado declaró durante más de tres horas, y confirmó que sabía de primera mano que existía esta práctica aunque se desvinculó de la misma asegurando que él no estaba presente en las transacciones acordadas y que, por tanto, no tuvo capacidad de decisión. Mencionó también que los contratos de esta empresa energética se llevaron a cabo en diferentes municipios madrileños como Parla (PSOE), Móstoles (PP) y Collado Villalba (PP).

Por otro lado, el exdirectivo de la compañía, Constantino Álvarez, admitió el jueves ante García Castellón que esta empresa de eficiencia energética redactaba los pliegos de licitación empleados en los concursos públicos de ayuntamientos involucrados en esta trama de corrupción para la adjudicación de una determinada obra.

Álvarez, que declaró por primera vez en esta causa a petición propia, ratificó en la declaración prestada por Pedro García. Según Álvarez, exdirector de desarrollo de Cofely, Marjaliza era uno de los once "colaboradores comerciales" o "conseguidores" con los que la empresa contaba para poder introducirse en esos consistorios, si bien, al igual que su subordinado, ha precisado que no estaba entre sus funciones hacer esos pagos por lo que desconocía qué cantidades se les abonaban para esas comisiones.

En este sentido, trasladó la responsabilidad a su superior en Cofely, filial de la compañía energética francesa GDF Suez, Didier Maurice, quien al igual que él fue detenido y salió en libertad bajo fianza poco después, según informaron fuentes presentes en la declaración. Precisó también que desconocía si en la empresa matriz en Francia conocían la operativa para la obtención de esas adjudicaciones, algo que ha considerado que habría que preguntárselo al que fuera su jefe Didier Maurice.

Cofely, empresa clave en la trama Púnica

Cofely es una de las empresas clave en el entramado de esta red de corrupción que investiga la Audiencia Nacional, acusada de importantes pagos a políticos, cargos públicos y administraciones públicas de la Comunidad de Madrid a cambio de contratos de eficiencia energética.

Precisamente y de acuerdo a unas conversaciones intervenidas en octubre de 2014, Pedro García Pérez instó a José Antonio Hernández a sacar del contrato que la multinacional francesa iba a firmar en Serranillos del Valle (Madrid) por un servicio de eficiencia energética 240.000 euros necesarios para compensar por otro contrato en Móstoles. "Serranillos o Serrapollas", espetó García al otro directivo, "con tres pedidos impútalo donde te salga de la polla".

Más noticias en Política y Sociedad