Público
Público

Transexuales Los obispos, sobre la ley de transexualidad: "Lo que es la persona no está en función de un 'self service' antropológico"

"Una pluralidad hecha de diseño nos parece que perturba la vida social, sobretodo cuando tiene una fijación jurídica que desdibuja lo que es la ecología humana fundamental", afirma José María Gil Tamayo, portavoz de la Conferencia Episcopal

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2

Gil Tamayo, durante su rueda de prensa. EFE/Fran del Olmo

Los obispos han criticado hoy la ley integral sobre transexualidad registrada en el Congreso de los Diputados por Unidos-Podemos, que contempla que los adultos y los menores puedan acudir al Registro Civil a elegir su nuevo género entre las opciones de masculino, femenino y no binario.

"Lo que es la persona no está en función de un self service antropológico", ha subrayado el portavoz de la de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, que ha añadido que "una pluralidad hecha de diseño nos parece que perturba la vida social, sobretodo cuando tiene una fijación jurídica que desdibuja lo que es la ecología humana fundamental".

Por otro lado, Gil Tamayo ha pedido respeto al orden constitucional y a la autonomía del poder judicial en respuesta a la carta de los prelados de diez diócesis catalanas que reclamaron considerar las circunstancias personales de Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, en prisión preventiva. "Nuestra postura es de respeto a la legalidad vigente marcada por nuestro orden constitucional y nuestro Estado de derecho, que incluye la separación de poderes y la autonomía del poder judicial conforme a las leyes", ha subrayado.

Tras recordar que el portavoz de la CEE "no comenta los comunicados de los obispos", ha recordado las palabras del presidente Ricardo Blázquez, quien en su discurso de la última Asamblea Plenaria subrayó la renuncia a la militancia política de los prelados españoles, lo que "favorece que nadie se considere extraño a la comunidad cristiana por opciones legítimas".

Durante la reunión de la Comisión Permanente de la CEE los obispos han estudiado un documento de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar que busca "activar la fuerza" que suponen para la Iglesia los más de 400.000 laicos militantes en 85 asociaciones y movimientos católicos, y que están llamados a asumir "un papel importante en la transformación de la sociedad".

Gil Tamayo ha recordado que estos laicos ejercen su acción política votando a determinadas opciones y tienen la responsabilidad de participar en la vida política como representantes a distintos niveles. "No se trata de hacer un partido católico", ha dicho el portavoz de la CEE, que sí ha aportado, sin embargo, por "activar" y "vigorizar" la presencia de la acción católica en la sociedad.

Más noticias en Política y Sociedad