Público
Público

Tribunales Seis años de cárcel para el militar que se masturbaba ante una subordinada, a la que los mandos superiores no creyeron

La mujer vivió un calvario de dos años en la Escuela Paracaidista de Alcantarilla (Murcia), en los que un veterano subteniente (hoy teniente en la reserva) se masturbó en varias ocasiones delante de ella cuando se quedaban solos, le pidió felaciones e hizo comentarios vejatorios

Publicidad
Media: 3.83
Votos: 12

Imagen de una mujer en el Ejército. EFE

El Tribunal Militar Territorial Primero ha condenado a un teniente en la reserva del Ejército del Aire a seis años de cárcel y a pagar a una subordinada —a la que acosó dos años y frente a la que se masturbó en varias ocasiones— una indemnización de más de 106.000 euros. A la víctima, que había sido además expulsada del Ejército (aunque Defensa suspendió esta expulsión a la espera de esta sentencia), no la creyeron sus superiores.

La mujer vivió un calvario de dos años en la Escuela Paracaidista de Alcantarilla (Murcia), en los que un veterano subteniente (hoy teniente en la reserva) se masturbó en varias ocasiones delante de ella cuando se quedaban solos, le pidió felaciones e hizo comentarios vejatorios, como por ejemplo: "Te gustaría comértela. Me gustaría correrme en tu boca", mientras le enseñaba el pene encerrados en un despacho.

Según declaró la soldado, su superior se masturbaba "hasta 15 veces al mes" delante de ella en ese periodo de tiempo. Ningún superior la creyó cuando denunció varias veces el acoso hasta que pudo sacarle una fotografía con el móvil en plena vejación. Y hasta ese momento no se puso en marcha ningún protocolo.

Incluso con un expediente abierto por estos hechos, el instructor asignado desplazado a la base "le aconsejó que no presentara denuncia". Ella, que no hizo caso del instructor, denunció este acoso en comisaría. Una juez de Elche concluyó que el testimonio de ella cumplía los requisitos de "verosimilitud, credibilidad y ausencia de contradicción". La instrucción del caso pasó de la Justicia civil a la militar, que inicialmente intentó revocar la orden de alejamiento contra el brigada dictada por la juez civil, aunque luego rectificó.

Ahora, la Justicia militar hace caso a la Fiscalía y condena al militar a seis años de cárcel y a una indemnización de 106.754 euros por los 720 días de baja médica que ha sufrido, más las secuelas de estrés postraumático y el perjuicio personal y moral.

Según subraya El País, el tribunal no tiene "ninguna duda de que la soldado no prestó su consentimiento ni tuvo voluntad de acceder a las relaciones sexuales que el acusado le vino proponiendo, ni a los tocamientos sexuales de que fue objeto. El acusado, sencillamente, se aprovechó de la situación de dominio en que se encontraba y se prevalió intencionadamente de esa circunstancia".

No obstante, uno de los miembros del Tribunal Militar ha formulado un voto particular en el que propone absolver al teniente por apreciar “incoherencias en las declaraciones de algunos testigos” y por su “trayectoria profesional intachable y más de 30 años de servicio”.

La sentencia es recurrible ante la Sala Quinta del Tribunal Supremo. El abogado de la víctima, Antonio Suárez-Valdésmanifiesta en declaraciones a El Mundo su satisfación por la sentencia, aunque apunta que "ahora Defensa debe enmendar el error de haber expulsado a la víctima por la patología psicológica sufrida, declarando que su depresión no tenía relación con dicho acoso, cuando los jueces corroboran que sí fue así".

sentencia by on Scribd

Más noticias en Política y Sociedad