Público
Público

La UE advierte que se tardarán más 60 años en cerrar las desigualdades entre mujeres y hombres

Los avances en igualdad entre mujeres y hombres avanza a "paso de caracol", afirma un informe hecho público este jueves por el Instituto Europeo de Igualdad de Género. La institución advierte de que los datos no reflejan aún el tremendo impacto que está teniendo la crisis de la covid-19.

Igualdad
Movilizaciones por el 8M - EFE

Los avances en igualdad entre hombres y mujeres caminan muy lento en Europa. Si el año pasado un informe describía que iban a paso de tortuga, la misma institución afirma en un estudio presentado este jueves que se mueven "a paso de caracol". La simbología no es banal. Los avances parecen haberse ralentizado y en algunas áreas incluso haber retrocedido. Y hay que tener en cuenta que estos datos no reflejan aún el tremendo impacto que está teniendo la crisis sanitaria y económica provocada por la covid-19 en la paridad de género.

El estudio, que mide los avances en igualdad una escala del 1 y el 100, entendiendo que el 1 es la desigualdad total y el 100 el equilibrio perfecto entre hombres y mujeres, sitúa la media europea en la consecución de la igualdad en un 67,9. Por encima de esta media global sólo hay 10 países, entre los que se encuentra España que, con 72 puntos (dos puntos más que el año pasado), sube una posición y se coloca en el octavo puesto. Por debajo de la media hay 18 países, uno más que hace un año. La lista la vuelven a encabezar encabezan Suecia y Dinamarca (con 83,8 y 77,4 respectivamente) y la cierran por la cola Hungría (53) y Grecia (52,2).

"La UE tiene aún un largo camino que recorrer antes de alcanzar la igualdad entre mujeres y hombres", afirman desde el Instituto Europeo de Igualdad de Género (EIGE, por sus siglas en inglés), en la presentación del pormenorizado estudio que hizo público este jueves en Bruselas. Desde el año 2010 la igualdad se ha incrementado sólo en 4,1, avanzando 0,5 puntos por año, o lo que es lo mismo un punto cada dos años. A este paso, advierten los responsables de informe, se necesitarán más de 60 años para que Europa alcance la igualdad. 

Índice de Igualdad. Puntuación del 1 al 100 — EIGE

La investigación, realizada con los datos aportados por los Estados miembros de la UE, mide los logros en seis amplias áreas. En la de Trabajo, que mide entre otras cosas la repartición del tiempo en las tareas del hogar y de los cuidados, el retroceso ha sido claro (-6,0). La tasa de empleo de las mujeres es aún significativamente menor a la de los hombres y el mercado de trabajo continúa estando altamente segregado, es decir, que existe una división en el tipo de empleo que realizan hombres y mujeres. Las mujeres suelen estar mayoritariamente en trabajos temporales a tiempo partido o precarios, lo que contribuye a incrementar la brecha de género de ingresos y pensiones. Estos hechos tienen consecuencias terribles sobre sectores de la población más vulnerables, como son las mujeres jóvenes, las que son madres solteras y las inmigrantes.

Cerrar estas brechas, afirma la EIGE, podría reportar ganancias a largo plazo para la economía de la eurozona cercanas al 10% del Producto Interior Bruto hacia 2050. Los autores del estudio, sin embargo, son pesimistas en estos avances, puesto los datos del estudio hacen referencia al período 2010 al 2018 en que se había comenzado a registrar una recuperación de la economía tras la crisis financiera, y los datos no contemplan aún los graves retrocesos que la pandemia de la covid está teniendo precisamente en este apartado.

El área denominada de Poder, que mira la distribución de los puestos de responsabilidad tanto en las empresas como en la representación política, es donde se han registrado los mayores avances en los últimos años. Tanto, que entre 2010 y 2018 representó el 65% de todo el avance en igualdad y es el responsable de que el indicador global no registre retrocesos. Pero a pesar estos avances, el de la distribución de los puestos de responsabilidad uno de las áreas con menor puntuación a nivel global (at 53,5).

Por lo que se refiere al área de Dinero, que engloba la brecha salarial, los progresos han sido casi insignificantes y el informe resalta que desde 2010 un total del 17 países de la UE han incrementado la brecha salarial.

Otro aspecto que permanece prácticamente inalterable a lo largo de los últimos años es el área de Conocimiento, que engloba la igualdad de acceso a los estudios universitarios y áreas como la STEM (ciencia, tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés).

El área de Salud, que mide el acceso a los servicios sanitarios, es el que más se acerca a la igualdad, con 88 puntos. Sin embargo el estudio resalta que su mejora a los largo de los últimos años ha sido muy escasa, produciéndose incluso leves retrocesos desde 2010 y advierte de que la crisis de la covid-19 tendrá efectos sobre la salud física y mental de mujeres y hombres más allá de la pandemia, que podrían revertir los logros alcanzados hasta el momento.

Este año el informe se centra de forma especial en los efectos que la digitalización está teniendo sobre la vida y el trabajo de mujeres y hombres. Los resultados resaltan que las mujeres son las que tienen un riesgo más alto a que sus trabajos sean reemplazados por robots, pero están infrarepresentadas en el desarrollo de todo lo que tiene que ver con inteligencia artificial y en áreas como la fibra óptica, láser o microchips. Se trata de un espacio dominado por hombres y advierten de que el auge del trabajo a traves de plataformas digitales está reproduciendo las desigualdades tradicionales de género, tales como la brecha de ingresos y la segragación, es decir, una división por sexos del trabajo.

Violencia contra la mujer sin datos comparables

El informe tiene un apartado sobre violencia de género, peor no la incluye dentro de índice. Tal como resaltan los autores, no existen datos que puedan ser comparados por lo que este apartado permanece en blanco. "La falta de datos enmascara la verdadera magnitud de la violencia. La UE necesita datos completos, actualizados y comparables para desarrollar políticas eficaces
que combaten la violencia contra la mujer", resalta el estudio. Sólo 16 países de la Unión Europea facilitan algún tipo de datos sobre este tipo de violencias. Por eso Eurostat está coordinando un amplio estudio sobre esta materia, cuyos resultados estarán listos para 2023, por lo que no será hasta 2024 cuando EIGE haga públicos estos datos.

Más noticias de Política y Sociedad