Público
Público

Covid-19 La UE pacta la reapertura de fronteras con 15 países extracomunitarios

Tras un fin de semana maratoniano, los 27 han acordado una lista, que no incluye a Estados Unidos o a Rusia, entre los países que podrán acceder a suelo europeo a partir del 1 de julio.

24/06/2020.- Pantallas térmicas y visual de los pasajeros en el interior del aeropuerto de San Pablo en Sevilla. / EFE - JOSÉ MANUEL VIDAL
Pantallas térmicas y visual de los pasajeros en el interior del aeropuerto de San Pablo en Sevilla. / EFE - JOSÉ MANUEL VIDAL

La Unión Europea reabre con cautela y restricciones sus fronteras. La presidencia de turno de la Unión Europea ha puesto en marcha el procedimiento para aprobar el listado de países extracomunitarios que podrán acceder a suelo europeo a partir del 1 de julio. Tal y como estaba previsto, Estados Unidos o Rusia no están dentro de la quincena de Estados preseleccionados que podrán entrar en el espacio Schengen este mes.

Los Veintisiete tienen hasta este martes al mediodía para dar luz verde al listado, que requiere de mayoría cualificada para ser aprobada. El procedimiento que han activado es la herramienta que Bruselas ha hecho servir a lo largo de estos meses para aprobar asuntos sin la necesidad de reunirse físicamente.

Los embajadores de la UE ya acordaron la semana pasada dejar a un lado los criterios políticos y centrarse en datos epidemiológicos. Así, los diplomáticos exigen una relación de reciprocidad, donde ambos bloques levanten el veto a los ciudadanos del otro país. A pesar de que el viernes pasado había un principio de acuerdo, las dudas de algunos socios comunitarios han alargado las conversaciones durante todo el fin de semana.

La Comisión Europea recomendó el cierre de las fronteras exteriores del bloque el pasado 16 de marzo con la práctica totalidad de países extracomunitarios, haciendo excepciones para el regreso de los nacionales o residentes. 

Los embajadores de la Unión Europea acordaron centrarse en datos epidemiológicos

Tres meses más tarde, el Ejecutivo de Ursula von der Leyen ha invitado a los socios a reabrir paulatinamente las fronteras a partir del 1 de julio. Conscientes de las consecuencias que ha tenido la pandemia en el bloque comunitario, se hará de forma restrictiva y controlada. Por ello han acordado abrir las puertas solo a 15 de los 172 países que tenían acceso al espacio Schengen antes de que el coronavirus pisara suelo europeo.

Estos son Argelia, Australia, Canadá, Georgia, Japón, Montenegro, Marruecos, Nueva Zelanda, Ruanda, Serbia, Corea del Sur, Tailandia, Túnez, Uruguay y China. Pekín sigue siendo una incógnita, ya que por ahora no permite a los ciudadanos europeos entrar en su territorio, por lo que no habría un acuerdo de reciprocidad.

Criterios epidemiológicos

Esta es la primera relación de países que podrán entrar a la Unión Europea a partir de este miércoles, listado que se irá actualizando quincenalmente en base a criterios epidemiológicos. Las capitales exigen que las fronteras se abran a países donde el alance de la pandemia se encuentre en niveles similares a los que tiene el bloque.

Pekín sigue siendo una incógnita

Según el acuerdo puesto encima de la mesa, los países terceros que accedan a la Unión Europea deberían de tener el mismo nivel o inferior de infecciones que los que había a fecha de 15 de junio. Esto es 16 nuevos casos de covid-19 en los últimos 14 días, por cada 100.000 habitantes. También deberían de cumplir que la tendencia de contagios sea estable o decreciente y demostrar la calidad de la respuesta al virus en términos de testeo, contención y tratamiento.

Esto significa que si la situación del virus estuviera más controlada a lo largo del próximo mes en países como Estados Unidos, Rusia o Costa Rica, es probable que puedan viajar este verano al Viejo Continente.

Bruselas confía en que este acuerdo pueda entrar en vigor el 1 de julio, aunque la fecha podría variar ligeramente, en función de si mañana hay mayoría cualificada o no para dar luz verde al listado.

De aprobarse, esta norma daría acceso a los países arriba mencionados a todos los Estados miembros menos a Irlanda y Dinamarca, que cuentan con libertad en la aplicación de esta norma. Así, también incluiría a cuatro países extracomunitarios- Noruega, Suiza, Islandia y Liechtenstein- por su pertenencia al territorio Schengen.

El listado que se irá actualizando quincenalmente en base a criterios epidemiológicos

Si los socios no alcanzaran un acuerdo mañana, es probable que cada país cree su propio listado. Esto generaría un caos en el bloque porque a pesar de que cada país tiene el derecho de autorizar o desautorizar la entrada, en un territorio sin fronteras es importante coordinar la apertura de países terceros, ya que los viajeros tienen libertad de movimiento en el territorio Schengen una vez que hayan entrado.

Excepciones en países extracomunitarios

Habrá excepciones. Al igual que ocurre en la actualidad, la Unión Europea permitirá la entrada de determinadas personas procedentes de países que en estos momentos no están autorizados a acceder a territorio europeo. Estos son personal sanitario, investigadores y profesionales de atención geriátrica, así como trabajadores fronterizos o temporeros. También personal del sector de transporte, diplomáticos y empleados de organismos internacionales o personas que viajen por un motivo familiar de fuerza mayor.

También podrán acceder marinos, pasajeros en tránsito, ciudadanos que necesiten protección internacional o por razones humanitarias, estudiantes en la Unión Europea y trabajadores altamente calificados si su empleo no se puede realizar desde fuera del territorio comunitario.

Eso sí, la Unión Europea podría introducir medidas de seguridad adicionales para estos viajeros, especialmente si se producen desde una región de alto riesgo. Así, exige que la eliminación de la restricción temporal de estos viajes a personas procedentes de países extracomunitarios debe de hacerse con un principio de reciprocidad.

Más noticias de Política y Sociedad