Público
Público

Vacunas contra la covid Varias comunidades piden a Sanidad que la vacuna de AstraZeneca se administre a las personas entre 55 y 65 años

Al menos cinco comunidades autónomas proponen que la Comisión de Salud Pública amplíe la franja de edad para recibir la vacuna de AstraZeneca después de que la última estrategia dejara en el aire la inmunización de las personas entre 56 y 60 años.

Personal del Servicio de Farmacia del Hospital Clínico Universitario de Zaragoza reciben dosis de la vacuna de AstraZeneca.
Personal del Servicio de Farmacia del Hospital Clínico Universitario de Zaragoza reciben dosis de la vacuna de AstraZeneca. Javier Cebollada / EFE (ARCHIVO)

La Comisión de Salud Pública que decide la estrategia de vacunación debatirá esta semana si cambiar la pauta con las que se administra AstraZeneca. Esto se estudiará después de que cinco de las ocho comunidades que participan en el grupo de trabajo del plan de vacunación hayan pedido este cambio para inmunizar con esta vacuna a las personas entre los 55 y 65 años. Un cambio que, según estas comunidades, resolvería un problema que se ha creado con las últimas actualizaciones de la estrategia y que deja en el aire la vacunación a los trabajadores mayores y a la población general entre los 56 y 60 años.

Fuentes de la Ponencia de Vacunaciones de la Comisión de Salud Pública explican a Público que la semana pasada ya se debatió si había que cambiar la pauta sobre la administración de la vacuna de AstraZeneca. El grupo de trabajo estaba dividido entre los que prefieren mantener la decisión de no utilizar esta vacuna con los mayores de 55 años o ampliar esto para que sí se pueda poner hasta los 65 años. Las comunidades que han pedido ampliar la franja son Catalunya, Andalucía, Madrid, Aragón y Castilla y León.

Si se amplía la franja de edad se resolverían dos problemas, según argumentan expertos y responsables de varias comunidades. Por un lado, se podría vacunar a los trabajadores mayores. Según la indicación actual, se está comenzando a inmunizar a trabajadores esenciales como policías, bomberos o docentes, pero no se puede vacunar a los mayores de 55 años, que son realmente los más vulnerables y los que tienen más riesgo si se contagian de la covid. 

Pero, además, con la actualización de la semana pasada se dejó en el aire la vacunación a la población general que está en la franja de edad entre los 56 y 60 años. La Comisión de Salud Pública decidió el miércoles pasado que los siguientes grupos a vacunar con Moderna y Pfizer son las personas entre 79 y 70 años, 69 y 60 años y menores de 60 años con enfermedades graves. Mientras que con AstraZeneca se seguirá vacunando a las personas entre 45 y 55 años. Dependiendo de las dosis que lleguen en las próximas semanas habrá un ritmo u otro, pero con este plan se podrían llegar a dar casos en los que se vacuna antes a personas más jóvenes, pese a que tengan un riesgo menor.

La EMA y la OMS avalan que se vacuna con AstraZeneca a las personas que tienen entre 55 y 65 años

Uno de los expertos que participa en el grupo explica este problema, que hace que se dejen atrás a "personas de más riesgo". "Es un contrasentido y por esto en la Comisión de Salud Pública varias comunidades pidieron que se pueda utilizar la vacuna hasta los 65 años y así, cuando se vacune a un grupo, no se deje para después al resto. Y esto tiene una evidencia científica, porque la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han dicho que se puede utilizar para todas las edades", explica a este medio.

Hay comunidades que han llegado a pedir esto públicamente más allá de reclamarlo también en las reuniones de Comisión de Salud Pública. El vicepresidente de Madrid, Ignacio Aguado, explicó que la Consejería de Sanidad considera que "no hay ningún dato científico" que recoja que en la franca de 55 y 65 años "la vacuna no va a ser igual de eficiente". El consejero de Salud de Andalucía, Jesús Aguirre, también avanzó que son partidarios de "cambiar la estrategia" para que sirva para estas personas. Mientras que la subdirectora general de Promoción de la Salud de la Generalitat, Carmen Cabezas, también ha considerado en rueda de prensa que el rango "adecuado" es el que está entre 18 y 65 años. Además, fuentes del Departament de Salut aseguran a Público que esa era la decisión realmente consensuada en la Comisión de Salud Pública.

Ambas posiciones argumentan que se respaldan en la "evidencia científica". Como recoge Europa Press, el Grupo Consultivo Estratégico de Expertos en Inmunización de la OMS (SAGE, por sus siglas en inglés) ha asegurado que la vacuna puede ser administrada "a partir de los 18 años" y sin "límite de edad máxima", porque las respuestas inmunitarias inducidas por la vacuna en las personas mayores están "bien documentadas y son similares a las de otros grupos de edad". "El riesgo de enfermedad grave y de muerte debido a la covid-19 aumenta considerablemente con la edad. Teniendo en cuenta la totalidad de las pruebas disponibles, la OMS recomienda el uso de la vacuna en personas de 65 años o más", indicó en un informe sobre la vacuna.

Otros países europeos como Francia o Alemania también tienen el límite en 65 años

Reino Unido, por ejemplo, administra esta vacuna a todas las personas sin límite máximo de edad. Otros países europeos como Francia y Alemania también han puesto limitación de edad, pero a partir de los 65 años, lo que piden las comunidades.

Por otra parte, aquellos que quieren mantener la pauta se basan en que cuando la EMA aprobó el uso de AstraZeneca también indicó que la mayoría de participantes en los estudios tenían menos de 55 años. Por esto, se concretó que aún no se podía garantizar el nivel de "eficacia" de esta vacuna en las personas mayores.

La farmacéutica ha avanzado que un estudio de Estados Unidos proporcionará en breve datos adicionales sobre esto por lo que en Sanidad se prefiere esperar a que llegue este u otros estudios antes de cambiar la pauta.

Aún así, este debate se volverá a mantener el miércoles para intentar llegar a un punto común sobre si ampliar a los 65 o mantener la pauta. El cambio, aseguran desde varias comunidades, además de proteger a más vulnerables, haría que la "logística" fuera mucho más sencilla.

Más noticias de Política y Sociedad