Público
Público

Valencia El incendio de Llutxent está perimetrado pero aún tiene dos focos activos

El incendio, que desde el lunes afecta a la comunidad valenciana, permanece activo en las localidades de Llutxent y Marxuquera. Las personas que han sido desalojadas podrían empezar a regresar a sus casas a partir de hoy.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Vista aérea de la zona afectada por el incendio en Llutxent. / Unidad Militar de Emergencias (UME)

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, ha asegurado que el incendio de Llutxent se encuentra perimetrado y las personas que han sido desalojadas podrían empezar a regresar a sus casas a partir de hoy.

"El perimetraje esta sólidamente situado", ha explicado el presidente valenciano en una entrevista en Onda Cero, que ha destacado que en la previsión meteorológica para las próximas horas puede favorecer las labores de extinción. "La temperatura hoy no bajará mucho, pero puede haber algún conato de tormenta con agua", ha confiado Puig.

Dos focos activos

El incendio, que desde el pasado lunes afecta a las comarcas valencianas de la Vall d'Albaida y La Safor, tiene aún dos focos activos en Llutxent y Marxuquera, aunque en la noche de este miércoles no ha evolucionado a más gracias a la lluvia y a la alta humedad, según ha informado el inspector en jefe del Consorcio, José Miguel Basset.

Drones del BTUME, coordinados con la unidad de prevención de incendios forestales, han sobrevolado los sectores afectados para determinar con la cámara térmica las temperaturas que alcanzan estos puntos sensibles y si fuera necesario la intervención de los bomberos, según ha informado la UME en su cuenta de Twitter.

Un total de 31 medios aéreos trabajan en el cuarto día del incendio. Así, desde las 7:10 horas se irán incorporando a las tareas de extinción, 17 helicópteros y 14 aviones. Los medios terrestres son nueve dotaciones de los consorcios provinciales, tres dotaciones de bomberos de València, ocho brigadas de Divalterra, nueve unidades de Bomberos Forestales de la Generalitat, bomberos voluntarios de Alcoi y dos secciones de la UME. Asimismo, participan dos helicópteros con brigada de Castilla-la Mancha y otro de Murcia.

Más de 3.000 hectáreas han sido devoradas por el fuego en Llutxent (Valencia) / EFE

Los afectados podrían volver hoy a sus casas

Ximo Puig seguirá de cerca la evaluación de la situación. "Si ellos así lo aconsejan se decidirá la vuelta a casa", ha comentado, aunque ha incidido en que "lo importante es la seguridad de las personas". Ha recordado, no obstante, que "al menos diez casas están absolutamente destruidas por las llamas".

El dirigente socialista ha resaltado la dificultad de los trabajos de extinción que se vieron agravadas por las condiciones meteorológicas. "Se ha podido trabajar con gran esfuerzo porque es una zona absolutamente difícil, inaccesible, con una orografía terrible, con temperaturas muy altas y con dificultad añadida con todo lo que ha sido la extensión", ha admitido el jefe del Ejecutivo valenciano. Pese a ello ha admitido que "se está viendo luz al final del túnel de este incendio que anoche estuvo en una situación bastante dramática", ha añadido.

"Tenemos gente fenomenalmente preparada"

El presidente autonómico ha resaltado la labor de los profesionales que están trabajando en la extinción del fuego y especialmente de la Unidad Militar de Emergencias (UME). "Un incendio como este en otros lugares tienen otras consecuencias y aquí tenemos gente fenomenalmente preparada y muy capaz; el ejercito aporta orden y profesionalidad y todo ese grado de racionalidad y sensatez fundamental en una actuación que si se hace de forma excesivamente arriesgada puede tener consecuencias nefastas", ha indicado.

En cuanto a la declaración de los municipios afectados como zona catastrófica, ha explicado que lo más prioritario es "estabilizar y controlar el incendio" y ha garantizado que las personas que "hayan perdido su primera vivienda tendrán una solución habitacional de carácter inmediato".

Afecta a zonas protegidas de conservación de aves

El incendio ha afectado a las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de Montdúver-Marjals de la Safor y al Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) de las sierres del Montdúver y Marxuquera, áreas naturales que forman parte de la Red Natura 2000 y protegidas por su importancia para la conservación de aves, hábitats y flora. 

Así lo ha explicado en un comunicado la Sociedad Española de Ornitología (SEOBirdLife), que ha destacado que el fuego, además de dañar las zonas mencionadas, ha afectado a otras áreas, como la Drova, y los Parajes Naturales de Parpalló-Borrell y el Surar de Pinet, "que albergaba formaciones singulares como alcornoques y matorrales de laurel de alto valor ambiental".  

La organización ha reivindicado la necesidad de "poner sobre la mesa la protección del medio ambiente y la garantía de seguridad de los ciudadanos", algo que exige "gestionar y ordenar el territorio desde una perspectiva paisajística", así como "redefinir los modelos de interfaz urbano-forestal", donde las urbanizaciones se encuentran inmersas dentro de masas forestales y "se genera un alto riesgo de incendios".