Público
Público

Vecinos del barrio de Retiro protestan por la tala de decenas de árboles del distrito madrileño "con nocturnidad y alevosía"

Simultáneamente en los últimos días, decenas de árboles de gran tamaño han sido talados en este distrito madrileño. Grupos de vecinos denuncian la tala de cerca de 30 de ellos en la Plaza del Niño Jesús mientras que en otras calles del distrito han sido cortados otros tantos para ampliar aceras. Fuentes municipales afirman que los árboles talados estaban en mal estado, pero los vecinos no están conformes con esta versión.

Tala de árboles en calle Marques de Lozoya (Madrid)
Árboles talados en la calle Marques de Lozoya de Madrid  este fin de semana/ Marisa Kohan - Público

Marisa Kohan

No se sabe su número exacto, pero el distrito de Retiro de Madrid amaneció en los últimos días con decenas de árboles talados. Se trata de árboles grandes, con edades que promedian los 40 o 50 años y que adornaban diversas calles y parques de este céntrico distrito madrileño.

Este lunes, un nutrido grupo de vecinos se ha concentrado ante lo poco que queda del hasta hace poco arbolado parque del Niños Jesus de Madrid (en las inmediaciones del hospital infantil que lleva el mismo nombre) para protestar por la tala indiscriminada. Según relatan, más de 30 árboles de gran tamaño (los troncos llegaban a tener hasta medio metro de diámetro) fueron cortados sin previo aviso en los últimos dos o tres días. "Con nocturnidad y alevosía", "sin previo aviso" y "en pleno puente de agosto", explicaron varios de ellos a Telemadrid en una protesta organizada ante los troncos cortados. 

No fueron los únicos en caer. La calle Marques de Lozoya, ubicada en el mismo distrito, amaneció este fin de semana con muchos de sus grandes árboles talados y cortados en trozos. Operarios que se encontraban este lunes levantando los restos afirmaban cundo se les preguntaba por el motivo, que la tala se debe "a que se va a a proceder a ensanchar las aceras" para que haya "más zona peatonal".

Preguntados por lo sorprendente de la medida en unas calles y en un distrito cuyo acerado tienen ya una anchura muy superior al de otras zonas de Madrid y al hecho de que se cortaran árboles para permitir caminar en una zona bastante poco saturada, los interlocutores cambiaron la respuesta y afirmaron que "todos los árboles estaban enfermos". Hasta la fecha se habían talado más de una quincena sólo en un área de unos 150 metros de calle. 

Sin previo aviso

Los vecinos denuncian que no ha existido ningún tipo de información previa a la tala y afirman que es muy poco creíble que decenas de árboles estuvieran enfermos y que la única solución fuera talarlos todos. Denuncian que la tala se produjo en apenas dos o tres días en pleno puente de agosto, en un período en el que la mayoría de vecinos estaban de vacaciones y "que nos hemos encontrado esto, sin poder pararlo". Consideran que es "mentira" que se trate de una remodelación de la Plaza del Niño Jesús. Que lo único que había trascendido a los vecinos era que se haría una reforma, "pero nunca se dijo que se fueran a talar decenas de árboles". 

Recientemente, Santiago Saura, concejal de Ciudadanos y presidente de la Junta Municipal del distrito de Retiro, explicaba en su cuenta de Twitter, algunas de las remodelaciones que se están llevando a cabo en dos calles de este distrito. Concretamente en la de Marques de Lozoya y en la de Pez Austral, para "ampliar y mejorar el espacio peatonal" para "hacer nuestras calles más amables para nuestros vecinos", afirma el edil de ciudadanos. Lo que no menciona Saura en sus explicaciones, es que dichas remodelaciones supondrían la desaparición de decenas de árboles de gran tamaño. Que las calles mencionadas ya tienen poca densidad de tráfico (argumenta que se dejará sólo un carril para la circulación) y que se recortarán significativamente las plazas de aparcamiento, que pasan de ser en batería (en el caso de Marques de Lozoya) a ir en línea. 

Los acerados de estas calles ya son significativamente más amplios que en otros distritos de la capital, y la zona dispone de diversos parques (el de Roma o el Retiro) y bulevares (las calles de Ibiza o Sainz de Baranda), como amplias aceras, por lo que el ensanchamiento de aceras no era una reivindicación de los vecinos. 

Fuentes municipales consultadas por Público afirman que las obras en la Plaza del Niño Jesús "consisten en una mejora de la zona verde con nuevas plantaciones, mejor accesibilidad, mobiliario urbano nuevo y ejecución de caminos". Comentan que se tuvieron que retirar algunos árboles peligrosos que tienen diana sobre las terrazas y las aceras y se pondrán nuevos".

Consideran que no es cierto que los vecinos no tuvieran aviso previo sobre las actuaciones que se iban a realizar en la plaza y adjuntan para corroborarlo una fotografía del cartel expuesto en a zona.

Cartel que anuncia la remodelación de la plaza Niños Jesús de Madrid.

Sin embargo, en él no se hace mención a la tala del arbolado. Fuentes de medioambiente del Ayuntamiento afirman que los árboles talados "no eran seguros" y que se procederá a repoblar con otros nuevos, sin embargo no explican qué mal los aquejaba. ​

Por su parte, fuentes de la junta de distrito de Retiro han afirmado a Público que los árboles podados en la calle de Marqués de Lozoya lo fueron porque "habían llegado al fin de su vida biológica" y que podían haber "riesgo de caída". También que "los alcorques en los que estaban se encontraban dañados por la presión de las raíces" y que suponían un riesgo para los viandantes. Afirman que estas obras forman parte de un proyecto integral de renovación y que los árboles talados "serán sustituidos por otros más adecuados", aunque no especificaron un plazo de tiempo para esta actuación. 




Más noticias de Política y Sociedad