Público
Público

Angrois Víctimas del accidente de Angrois exigen otra investigación técnica y más dimisiones

Las afectados se han concentrado ante las puertas del Congreso de los Diputados.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Imagen de archivo de una de las manifestaciones/ EUROPA PRESS

Una veintena de personas pertenecientes a la Plataforma de Víctimas del Alvia 04155 se han concentrado este miércoles por la tarde ante las puertas del Congreso demandando una investigación técnica independiente por el accidente producido el 24 de julio de 2013, que se cobró la vida de 80 personas, y la asunción de responsabilidades en Adif.

La plataforma, tras cinco años de actividad, mantuvo el pasado 4 de septiembre un encuentro con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, quien se comprometió a estudiar las peticiones de las víctimas. Jesús Domínguez, presidente de la plataforma, ha exigido la dimisión de Andrés Cortabitarte, que fue director de Seguridad de Adif, imputado en la causa y que este miércoles compareció ante la comisión de investigación del Congreso. 

El exdirector de seguridad de Renfe, Antonio Lanchares, dimitió el pasado mes de septiembre. Sin embargo, Cortabitarte todavía ocupa un puesto de responsabilidad y de libre designación en Adif, lo cual para las víctimas es "intolerable". Los damnificados reclaman una nueva reunión con el ministro de Fomento porque, un mes después, entienden que no se ha tomado ninguna medida.

En una carta enviada a Ábalos le volvieron a trasladar sus demandas: la puesta en marcha de una nueva comisión de investigación técnica independiente tutelada por la Agencia Ferroviaria Europea (ERA), que se facilite el informe realizado por dicha agencia sobre el estado de la red ferroviaria española en materia de seguridad y el cese de los cargos imputados de Adif.

El anterior informe de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) determinó que la señalización en el tramo en el que se produjo el accidente era correcta y que la responsabilidad estaba en manos del maquinista.

Alexandra Fernández, diputada de En Marea, ha acompañado a los manifestantes exigiendo también el cese de Cortabitarte alegando que, ante los diputados, no dio ningún tipo de respuesta a las víctimas y ha respondido sin ningún tipo de argumentación técnica sobre la puesta en marcha de esta línea ferroviaria.

Los damnificados califican las medidas del Gobierno como "puro marketing" y consideran que está pendiente la "depuración de responsabilidades políticas" de la etapa del socialista José Blanco y de su sucesora, Ana Pastor, actual presidenta del Congreso de los Diputados.

Los exdirectivos de Adif y Renfe culpan al maquinista

Los exdirectores de Seguridad en la Circulación de Adif y Renfe Operadora Andrés María Cortabitarte y Antonio Lanchares, respectivamente, han insistido en el error del maquinista como el principal desencadenante del accidente. 

Cortabitarte ha subrayado este miércoles, ante la comisión parlamentaria de investigación sobre el accidente, que "ni yo ni nadie de mi dirección participamos en el diseño de la curva y velocidades máximas, ni en la construcción de la vía ni en las decisiones para la modificación del proyecto". Cuando intervino el departamento que dirigía "todo eso estaba ya hecho, ya estaban fijadas las velocidades máximas y las señalizaciones en función del trazado".

Aunque Cortabitarte fue quien autorizó la desconexión del sistema ERTMS, por fallos que se detectaban en su funcionamiento, a petición de Renfe (Lanchares), ha asegurado que dicha actuación "no tiene relevancia para el accidente", por lo que su desconexión o no instalación "no puede ser ilegal.

En la misma línea se ha manifestado Lanchares, al señalar que ASFA es un sistema permitido y autorizado y, para mitigar un posible error humano, la normativa establecía que cada maquinista tenía que recibir una formación específica sobre la circulación sobre esta línea concreta.

La competencia de Renfe en el caso de esta línea era dar formación de los maquinistas -un curso de 32 horas (4 jornadas de 8 horas)- y advertirles del riesgo que supone usar el móvil, por lo que las conversaciones deben limitarse a lo estrictamente necesario. Para el exdirectivo de Adif, tanto el maquinista como el revisor hicieron uso del teléfono "de forma totalmente indebida".

Más noticias en Política y Sociedad