Público
Público

Víctimas de trata Explotación laboral, mendicidad y matrimonio forzado: las "otras caras" de la trata en España

El informe 'La otra cara de la trata' recoge las otras formas de abuso que afectan a las mujeres diferentes de la explotación sexual y expone la necesidad de crear recursos específicos para víctimas trans, niños o personas con diversidad funcional o intelectual, entre otros.

Un cartel que denuncia la "esclavitud moderna" de la trata de personas./ EFE (Archivo)

europa press

En España se registran casos de trata más allá de la prostitución forzada, como la trata con fines de explotación laboral (servicio doméstico, industria textil, etcétera), con fines delictivos, para la mendicidad y matrimonios forzados, según alerta Accem.

Así lo revela en su informe La otra cara de la trata presentado este martes 26 de noviembre en el Impact Hub Piamonte, en Madrid. El estudio recoge 17 entrevistas semiestructuradas, un relato de vida de una mujer superviviente de la trata y una entrevista a una profesional de Accem. 

Se ha pasado de una víctima en 2016, que además era una niña, a doce en 2018

En cuanto a la trata para la mendicidad, el estudio señala que en los últimos tres años se ha pasado de una víctima identificada en 2016, que además era una niña, a doce en 2018, la mayoría mujeres y procedentes de Rumanía y Bulgaria. Este es el caso de María, una joven rumana que llegó con sus padres a España cuando era pequeña. Cuando su padre fallece, su madre se muda a Francia y deja a María a cargo de un hombre de su misma nacionalidad, mucho mayor que ella.  

María cuenta que la única indicación que le dio su madre fue que "permaneciese junto a él" y así lo ha hecho durante diez años. Explica que viven en un asentamiento chabolista y que nunca ha ido al colegio. El hombre con el que convive la obliga a mendigar en un supermercado, donde tiene turnos rotativos, y se lleva todo el dinero que recauda al día.

Ocho menores casadas a la fuerza 

Por otro lado, sobre los matrimonios forzados, el informe constata que "hay niñas captadas en sus países de origen y recibidas en España para forzarlas a contraer matrimonio". En otros casos, según añade, el matrimonio se formaliza en los países de origen de ellas y llegan a España acompañando a sus maridos que son naturales o residentes en España.  

En tres años (2016-2018) han sido identificadas 8 víctimas procedentes de Rumanía, Bulgaria y Marruecos, todas ellas menores de edad, según precisa el estudio, con datos del Ministerio del Interior. Habitualmente, según puntualiza Accem, estas niñas son sometidas a maltrato y aisladas

En tres años han sido identificadas ocho víctimas de matrimonio forzado

En todo caso, el relator nacional para la trata de seres humanos de la Secretaría de Estado de Seguridad, Enrique López, ha puntualizado que los casos de trata detectados en España de matrimonios forzados y con fines de criminalidad o mendicidad representan "datos muy exiguos", en torno al 10% del total. Así, por detrás de los casos de trata con fines de explotación sexual, "los más numerosos", se sitúa la trata con fines de explotación laboral, donde el perfil típico es el de "un varón", antes de Europa del Este, pero en el último año, han observado un incremento de otras nacionalidades como la vietnamita o la moldava.

Si bien, el informe también destaca que hay mujeres víctimas de trata de explotación laboral, sobre todo, en el sector textil y en el servicio doméstico. Además, Accem puntualiza que, "a menudo, las finalidades de la trata tienen lugar de forma combinada". 

Centros de estética y locales de masaje 

Por ejemplo, destaca el caso de las mujeres asiáticas detectadas como víctimas de trata en centros de estética o locales de masaje "con final feliz", que son contabilizadas como víctimas de trata con fines de explotación sexual pero también sufren explotación laboral pues tienen que realizar manicuras, masajes, etcétera. 

Accem reclama una ley integral contra la trata

Así, el informe concluye que "se desconoce el verdadero alcance del fenómeno" e identifica algunos retos ante las "carencias" existentes en España en la lucha contra este fenómeno.  

En concreto, cuestiona que la responsabilidad para la identificación formal recaiga en las propias víctimas lo que supone una "revictimización". En este sentido, los profesionales participantes en la investigación manifiestan la necesidad de que personal especializado de las ONG esté presente durante el procedimiento de identificación.   

Asimismo, Accem reclama una ley integral contra la trata para definir un régimen administrativo de protección de las víctimas independiente del proceso penal y de la denuncia. Igualmente, pide la tipificación del trabajo forzoso, la esclavitud y la servidumbre. 

Más recursos para otros tipos de trata

El documento también expone la necesidad de crear recursos específicos para hombres víctimas de trata, personas transgénero, niños y niñas o personas con diversidad funcional o intelectual, entre otros. 

Por ejemplo, el informe señala que se han dado casos de organizaciones especializadas que no han podido acoger a algunas mujeres porque sólo contaban con recursos de trata sexual y no para otros tipos de trata, lo que deja a estas personas en "una situación de desprotección muy grave".  

Hace falta "una coordinación efectiva entre los distintos actores implicados en la lucha contra la trata"

La responsable del proyecto Novicom de Accem, Teresa de Gasperis, también ha hecho hincapié en que hace falta "una coordinación efectiva entre los distintos actores implicados en la lucha contra la trata" y ha planteado la posibilidad de "involucrar a sindicatos, asociaciones de migrantes o agencias de turismo". 

En la presentación del informe ha participado asimismo el capitán Vicente Calvo, de la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil, quien ha puesto sobre la mesa la importancia de no quedarse en el delito que se encuentra en un primer momento, cuando se puede tratar de un caso de trata.  

Por ejemplo, se ha referido a los hurtos cometidos por menores en aglomeraciones o a casos de plantaciones de hachís indoor. "Te das cuenta de que el delito no es el hurto sino el que se está cometiendo contra esta persona", ha apuntado.",

Más noticias