Público
Público

Violencia machista Más de 17.000 mujeres dejaron de denunciar la violencia machista el año pasado, según el CGPJ

El confinamiento y la restricción de movimientos debido a la pandemia han hecho disminuir las denuncias por violencia de género en un 10,3% durante el 2020. Según el CGPJ "estos datos no equivalen a un descenso real en el número de casos".

8M 2021 en Santander
Manifestación por el 8M de 2021 en Santander. Pedro Puente Hoyos / EFE

Más de 17.000 mujeres han dejado de denunciar la violencia de género que padecieron durante el año pasado, según los últimos datos hechos públicos por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). En un informe dado a conocer este lunes en que se recogen los datos recabados a lo largo del último año en los órganos judiciales de nuestro país, el CGPJ resalta que durante 2020 se registraron un total de 150.785 denuncias por violencia machista, lo que supone un 10,3% menos que las registradas el año anterior (168.057) y rompe una tendencia al alza que ha sido constante desde el año 2016.

Esta disminución de las denuncias, afirma el órgano de gobierno de los jueces, no significa que la violencia machista haya disminuido a lo largo del último ejercicio, sino todo lo contrario. Para Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio esta reducción del número de denuncias por parte de las mujeres "no es un dato que pueda llevarnos al optimismo, pues no equivale a un descenso real en el número de casos de violencia machista, sino que pone de manifiesto las dificultades añadidas que las víctimas han tenido para denunciar a sus agresores. Por encontrarse en casa bajo el control constante de sus agresores, por dudas sobre si podían o no salir, por el miedo a que les pasara algo a sus hijos e hijas, más de 17.000 mujeres dejaron de denunciar el pasado año".

Fuentes del CGPJ resaltan que los datos estadísticos correspondientes al año 2020 "nos permiten visualizar el importante impacto que la crisis sanitaria ha tenido para las víctimas de la violencia de género no solo durante los meses del confinamiento más duro, sino también en los meses siguientes, en los que ha seguido habiendo medidas anti-covid que han restringido el movimiento de las personas".

No sólo las denuncias de violencia se redujeron durante el año pasado. También se redujo el número de víctimas de dicha violencia. En total se registraron 145.731 víctimas, lo que supone un 9,7% menos que en 2019. Hay que tener en cuenta que algunas mujeres denuncian más de una agresión por violencia de género, lo que da una diferencia entre el número de víctimas y el de denuncias efectivamente interpuestas.

Órdenes de protección y condenas estables

El órgano de gobierno de los jueces resalta que, a pesar de la disminución en las cifras absolutas, hay indicadores que se han mantenido estables y en niveles muy similares al los de 2019. En este apartado hay que resaltar la proporción de denuncias presentadas por la propia víctima, el porcentaje de condenas o las órdenes de protección.

Durante 2020, siete de cada diez denuncias las presentaron las propias víctimas (el 72,5% en 2019); los órganos judiciales acordaron 70,52% de las órdenes de protección solicitadas (el 70,44 % en 2019) y el 73% de las sentencias condenaron al agresor (en 2019 fueron condenatorias el 70,54 % de las sentencias). Cabe resaltar que a pesar de este alto porcentaje de condenas, el número de denuncias que llegan a abrir un proceso judicial está por debajo del 30%. En 2020 fue concretamente un 27%, puesto que ante las 150.785 denuncias presentadas por este tipo de violencia en el último año, solo se instruyeron un total de 41.568 juicios. De éstos 30.347 fueron condenatorias. 

En cuanto a la tasa de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres, destacan por encima de la media nacional, que fue de 60,2, la Comunidades de Baleares, con una ratio de 93,8; Comunidad Valenciana, con 81,5; Canarias, con 80,5; Murcia, con 79,5; Andalucía, con 67,9, y Madrid, con 61,8. Las tasas más bajas se dieron en Castilla y León, con 39; Aragón, con 40,2, y Extremadura, con 41,4.

El informe resalta que el grueso de las denuncias (el 71,44%) fueron presentadas por la propia víctima, directamente en el juzgado o a través de atestados policiales. Las denuncias por intervención directa de la policía suponen en torno al 13% de los casos, mientras que las presentadas por familiares o el entorno cercano de la víctima sigue estando en niveles extremadamente bajos. En 2020 se situaron en el entorno del 2% del total de las denuncias. 

El CGPJ afirma que ahora más que nunca "es importantísima la ayuda que la víctima pueda recibir de las personas de su entorno, ya sean familiares, vecinos, amigos o compañeros de trabajo". Para esta institución, los datos de 2020 "siguen siendo muy significativos al respecto", pues del total de denuncias presentadas, solo el 2,04 % las realizaron personas cercanas a la víctima. "La denuncia es la llave que permite poner en marcha los mecanismos de protección de la víctima; y también la única manera de la que disponemos para que los delitos de violencia sobre la mujer no queden impunes", afirman.

Más noticias de Política y Sociedad