Público
Público

violencia machista El 70% de los asesinatos machistas del último trienio tuvo lugar en el ámbito rural

Según el último informe del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del CGPJ, el 30,5% de las 151 mujeres asesinadas por su pareja o expareja entre 2016 y 2018 había presentado una denuncia contra su agresor. 

Imagen de una manifestación contra la violencia machista EFE

público / efe

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha alertado este miércoles de que las víctimas de violencia machista del ámbito rural están más desprotegidas que en las ciudades y ha desvelado que siete de cada diez asesinatos machistas cometidos entre 2016 y 2018 tuvo lugar en poblaciones de menos de 100.000 habitantes y pide "redoblar los esfuerzos" en estas zonas, dotándolas de recursos de prevención, así como de servicios de asistencia y prevención. 

Este es uno de los datos desvelados este miércoles por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del CGPJ en informe en el que analiza la violencia de género relativos al trienio 2016-2018.  De acuerdo con los datos recogidos por la institución, el número de asesinadas por sus parejas o exparejas durante ese período de tiempo fue de 151 mujeres, un 11,2% menos respecto al trienio anterior, en el que los feminicidios sumaron 169 víctimas. Cerca de la mitad de las mujeres asesinadas se sitúan en una franja de edad entre los 26 y los 45 años.

Ante estas cifras, el Observatorio remarca la necesidad de visibilizar los homicidios y asesinatos de mujeres a manos de hombres también fuera de la pareja. El Observatorio ya ha empezado a elaborar estudios a partir de las sentencias dictadas en este tipo de feminicidios.

Una de cada tres mujeres había denunciado

Según los datos hechos públicos en este informe, el  30,5% de las 151 mujeres asesinadas en ese trienio (46 mujeres) había presentado denuncia contra su agresor. Si bien estas cifras mejoraron en tres puntos los datos de registrados en la última década, también evidencian que existe un amplio número de ellas que aunque denuncien acaban asesinadas. 

Tal como recordó el Tribunal Supremo en una reciente sentencia, el Observatorio señala que el silencio de la víctima es un “factor de riesgo para la vida de las mujeres maltratadas”, por lo que resulta "de enorme importancia concienciarlas a ellas, pero también a toda la sociedad", de la necesidad de denunciar. "Las víctimas de la violencia machista viven atenazadas por el pánico, que les impide denunciar por temor a represalias. Es lo que la jurisprudencia del Tribunal Supremo ha denominado 'escenario del miedo', una situación provocada por el maltrato continuado que agrava el padecimiento de la víctima al causarle daños tanto físicos como psicológicos", afirma el CGPJ.

Sin embargo, recuerda el Observatorio, la denuncia es el paso previo necesario que permite a las distintas administraciones iniciar los trámites para la concesión de ayudas, adopción de medidas de protección e investigación de los hechos que pueda concluir con la condena al agresor.

El perfil de la víctima

El informe del CGPJ hace en esta ocasión un perfil de la víctima de violencia de género que presentaron denuncias en el trienio analizado. Desvela una rebaja en la edad media de las denunciantes, que en el trimestre analizado fue de 38,3 años en comparación con la edad media del trienio anterior en que esta media fue de 41,7 años. Por tramos de edad, la mayor tasa de denuncias –un 47 por ciento del total- se dio entre las que tenían entre 16 y 25 años. Además, el porcentaje de mujeres que habían denunciado fue superior entre las extranjeras (el 31,5 por ciento de ellas) que entre las de nacionalidad española (el 29,9 por ciento). Casi la mitad de las que denunciaron (47,8) vivía con su agresor.

La institución hace un llamamiento a la importancia del entorno de la víctima en estas denuncias y desvela que en ese período de tiempo sólo entre el 5 y el 7% de las denuncias las había presentado una persona cercana.

8 de cada 10 asesinatos ocurrieron en el domicilio

Si ben los asesinatos se mantuvieron constantes en el tiempo (con 50, 51 y 50 feminicidos respectivamente en los años 2016, 2017 y 2018), el informe resalta que el domicilio es el principal escenario de los asesinatos. El 81% de los mismos ocurrieron entre las paredes de la vivienda y el que el 65% de las asesinadas convivían con la víctima en el momento de sus asesinato. 

Los siguientes lugares más frecuentes, aunque a mucha distancia, fueron la vía pública y el vehículo, ambos en un 6 por ciento de los casos, y el trabajo (2 por ciento). El Tribunal Supremo ha afirmado que la elección del domicilio para cometer el feminicidio reduce la capacidad defensiva de la víctima, por cuanto se trata de un ataque sorpresivo, e implica para el agresor una mayor garantía de que logrará su objetivo.
En cuanto al método empleado, el 46 por ciento de las muertes lo fue por arma blanca y el 20 por ciento por asfixia o estrangulamiento. Los golpes y golpes con objetos fueron causa de la muerte en el 13 por ciento de los casos, el mismo porcentaje en el que aparece el uso de arma de fuego.

La comunicación del CGPJ hace una especial mención a la necesidad de visibilizar los asesinatos de mujeres que se producen fuera de las relaciones de pareja. En nuestro país, la violencia de género sólo reconoce a aquellas mujeres que tienen o han tenido una relación afectiva con el asesino y a los hijos de esta. Sin embargo, el CGPJ advierte de la necesidad de visibilizar los homicidios y asesinatos de mujeres a manos de hombres también fuera de la pareja, tal y como obliga el Convenio de Estambul y como se recoge en el Pacto de Estado firmado en España en 2017. El Observatorio ya ha empezado a elaborar estudios a partir de las sentencias dictadas en este tipo de feminicidios.

En cuanto a la estacionalidad, el informe resalta que julio fue el mes del año con más feminicidios (11,3%). Sin embargo, los datos revelan que no hay un mes o estación del año que destaque especialmente, por lo que puede concluirse que todos los meses entrañan riesgo. En cuanto a los días de la semana, la mayoría de las mujeres fueron asesinadas en domingo o lunes (27 en cada caso, lo que equivale al 18%).