Público
Público

Violencia machista Cinco abogadas denuncian al juez que se mofó de una víctima de malos tratos  

Las letradas han denunciado a Francisco Javier Martínez Derqui ante el Consejo General de Poder Judicial por humillar a sus defendidas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Fotograma del vídeo donde el juez insulta a la víctima de violencia machista - Cadena SER

Cinco abogadas han denunciado ante el Consejo General de Poder Judicial (CGPJ) a Francisco Javier Martínez Derqui, el juez que llamó "bicho" e "hija puta" a una víctima de violencia machista. 

Según ha informado la Cadena Ser, las letradas señalan que el juez humilló tanto a ellas como a sus defendidas. Las acusaciones se han desencadenado a partir de un vídeo en el que Derqui se mofa de una víctima de malos tratos, la modelo María Sanjuan. La víctima denunció la situación y el CGPJ abrió diligencias al juez. 

Como indica el medio de comunicación citado, una de las denunciantes, Diana Carillo, relata cómo el magistrado puso en duda el testimonio de su defendida, también víctima de violencia machista.

Afirma que la agresión hacia su defendida fue doble; no solo por parte de la pareja de la víctima, sino también por el propio magistrado, que acusó a Carrillo de manera infundada de ocultar el procedimiento civil. Además, aunque la víctima presentó un parte del médico en el que justificó las lesiones que sufrió, el juez rehusó aplicar la orden de protección que solicitó. 

Tanto Carillo como su compañera, Marta Matarredona, se han sentido humilladas por Derqui. La primera confirma que el juez le culpó de preconstituir una prueba en el momento en que enseñó el correo en el que la víctima reconocía tener miedo a denunciar a su pareja. La segunda relata cómo el juez, que no escuchó pedirle la venia, comenzó a dar puñetados en la mesa a la vez que gritaba que quién le había dado el permiso para hablar. 

Matarredona también relata cómo sus compañeras salían llorando de la sala de visitas del juez. Además señala que, aunque no fue avisada, Derqui le puso una denuncia ante el Colegio de Abogados por no acudir a una comparecencia. Para Matarredona, el juez no debe permanecer trabajando más en la jurisdicción especializada de violencia de género.

Más noticias en Política y Sociedad