Público
Público

Violencia machista La jueza considera violencia machista el crimen de 'el rey del cachopo'

La causa pasará ahora a los Juzgados de Violencia Sobre la Mujer, pero antes de que eso ocurra el acusado de matar a su novia ha declarado este jueves en el juzgado: niega que la maleta en la que encontraron el cuerpo de su pareja fuera suya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

César Román, más conocido como el 'rey del cachopo', en una imagen de archivo.

La titular del Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid considera que el crimen supuestamente cometido por César Román Virueque, el empresario conocido como el rey del cachopo, es violencia machista, por lo que se ha inhibido a favor de los Juzgados de Violencia Sobre la Mujer.

Fuentes jurídicas han informado de que la magistrada Rosa María Freire ha tomado esta decisión tras corroborar que "existía una relación sentimental clara" entre Román y su novia Heidi Paz.

Hasta que el nuevo juzgado asuma la causa, la magistrada continuará practicando diligencias como sucede precisamente este jueves: el investigado ha declarado este jueves en el juzgado a petición propia tras negarse a hacerlo el pasado 20 de noviembre, día que la jueza acordó su prisión provisional.

El supuesto homicida llegó alrededor de las 14.20 al juzgado y justo cuando entraba a la sala ha manifestado en los pasillos que estaba "muy bien" y, preguntado por los medios de comunicación si se considera inocente, ha respondido "claro".

En su comparecencia, que ha durado una hora y veinte minutos, Román ha negado que la maleta de grandes dimensiones en la que apareció el torso de la víctima fuera la que portaba cuando un taxista le acercó a la nave en el distrito de Usera (Madrid) el pasado 5 de agosto, cuando supuestamente la mató, dado que ese día llevaba otra. 

Fue el pasado 13 el agosto cuando debido a un incendio en la nave se descubrió una maleta con el torso de su novia Heidi Paz

Además, el acusado no ha querido decir por qué no denunció la desaparición de la mujer si era su pareja, si bien ha querido dejar claro en varias ocasiones que él no ha matado a nadie. El supuesto homicida ha abandonado el juzgado esposado y defendiendo ante los medios que es inocente.

La causa pasará ahora a los Juzgados de Violencia Sobre la Mujer para que sea el nuevo órgano judicial competente el que finalice la investigación, una vez que la magistrada se ha inhibido por considerar que el crimen es un caso de violencia machista al existir una relación sentimental clara entre Román y la víctima.

"Posesivo, obsesivo y controlador"

Relación tan clara que en el sumario —de cuatro tomos— constan dos cartas que le escribió la víctima a Román en las que le decía que estaba enamorada y quería estar con él. Todo ello después de que sufriera un aborto natural el pasado julio, dos meses después de empezar relación sentimental, según las mismas fuentes.

La mujer, además, nunca interpuso denuncia alguna sobre supuestos malos tratos contra el investigado, han añadido las fuentes que han calificado a Román de "posesivo, obsesivo y controlador". De hecho, la Audiencia Provincial de Madrid confirmó el pasado 20 de junio la condena a un año y tres meses de cárcel que en febrero le había impuesto el Juzgado de lo Penal número 34 de la capital por maltratar a su exmujer en presencia de su hija, pese a tener en vigor una orden de protección.

Mientras tanto la Policía sigue buscando las extremidades de la mujer, que la autopsia preliminar descarta que muriese por asfixia o envenenamiento. 

Al margen de su declaración, el rey del cachopo ha solicitado trabajar como cocinero en el centro penitenciario de Soto del real, donde no ha tenido ningún problema y es notable, añaden fuentes penitenciarias consultadas por Efe, que "está hecho a la vida carcelaria" por el amplio historial delincuencial que acumula.

Más noticias en Política y Sociedad