Público
Público

Violencia machista Nueva Zelanda dará días libres en el trabajo a las víctimas de violencia de género

El país ha aprobado una ley en la que las empresas deben otorgar hasta 10 días libres y dar tiempo a las víctimas para mudarse de sus casas o asistir a audiencias judiciales.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nueva Zelanda aprueba una ley que da días libres a las víctimas de violencia de género. / European Parliament

Nueva Zelanda se ha convertido en uno de los únicos países que ofrece días libres a los supervivientes de violencia de género después de aprobar una ley destinada a proteger a las víctimas. Es el segundo país del mundo en poner en práctica esta política. Filipinas adoptó una medida similar en 2004.

El país cuenta con uno de los peores registros de violencia de género entre los países desarrollados. La Policía atiende un incidente de esta naturaleza cada cuatro minutos y muchos casos no son denunciados, de acuerdo con el grupo de defensa Shine.

Según la nueva ley, las empresas deben otorgar a las víctimas hasta 10 días libres para darles tiempo para escapar de situaciones de malos tratos, como mudarse de sus casas o asistir a audiencias judiciales.

Nueva Zelanda ha tenido una reputación progresiva desde hace mucho tiempo y fue el primer país en otorgarle a las mujeres el derecho al voto en 1893. Su actual primera ministra, Jacinda Arden, es la tercera mujer que lidera el país.

La nueva ley fue aclamada por los grupos antiviolencia en todo el mundo, incluido Women's Aid, con sede en Reino Unido, que prometió impulsar una normativa similar en Reino Unido. Entrará en vigor a partir de abril de 2019.

"Este proyecto de ley es una victoria para las víctimas", dijo la directora ejecutiva de Women's Aid

La directora ejecutiva de Women's Aid, Katie Ghose, ha asegurado a Reuters que las mujeres a menudo pierden sus trabajos cuando huyen del maltrato, mientras que muchas permanecen con las parejas que las agreden debido a "preocupaciones financieras".

"Creemos que esto ayudará a dar a más mujeres la confianza para hablar sobre el abuso y buscar apoyo cuando se den los pasos valientes para dejar a una pareja maltratadora y reconstruir sus vidas", ha señalado.

"Este proyecto de ley es una victoria para las víctimas, algo positivo para las empresas y, en última instancia, una victoria para todos nosotros", ha afirmado el legislador Jan Logie antes de que la medida fuera aprobada en el Parlamento.

Logie, un político del Partido Verde que ha encabezado la iniciativa durante años, ha aseverado que las nuevas protecciones permitirán la intervención temprana en casos de violencia de género.

El proyecto de ley ha sido aprobado por el Parlamento a última hora de este miércoles en una estrecha votación de 63 a 57 y los opositores han expresado su preocupación por su impacto económico en las empresas. 

Por su parte, Women's Refuge, un grupo de defensa con sede en Wellington, ha recalcado que está "encantado" con la nueva ley. 

"La idea de que ahora habrá un requisito legal para que los lugares de trabajo respalden a las víctimas muestra que estamos comprometidos a lograr un progreso significativo para eliminar la violencia familiar", ha añadido el residente ejecutivo del grupo, Ang Jury, en un comunicado.

Nueva Zelanda ha tenido una reputación progresiva desde hace mucho tiempo y fue el primer país en otorgarle a las mujeres el derecho al voto en 1893. Su actual primera ministra, Jacinda Arden, es la tercera mujer que lidera el país.