Público
Público

Violencia machista El Observatorio de Violencia de Género alerta de que el descenso de las cifras no refleja una disminución de las agresiones

La violencia machista "ha estado larvada durante la crisis sanitaria y, con el regreso a nuestros hábitos previos a la pandemia, se ha vuelto a mostrar con toda su crueldad", señala Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio.

La Presidenta del Observatorio contra la violencia doméstica y de género del Consejo General del Poder Judicial, Angeles Carmona, bebe agua a su llegada a una Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Estado en materia de Violencia
La Presidenta del Observatorio contra la violencia doméstica y de género del Consejo General del Poder Judicial, Angeles Carmona, a 26 de marzo de 2021. R. Rubio / Europa Press

Ya se han publicado los datos estadísticos del Observatorio de Violencia de Género correspondientes al primer trimestre del año, que indican desde principios de año, la violencia machista se ha llevado por delante la vida de 21 personas, 18 mujeres y tres menores.

La presidenta del Observatorio ha hecho una mención especial al caso de violencia vicaria de Anna y Olivia, que fue hallada muerta el pasado jueves: "Se trata de la manifestación más cruel y despiadada de la violencia machista, que el maltratador ejerce sobre los hijos e hijas de las víctimas, en muchos casos también hijos suyos, para causar el mayor dolor que se puede infligir a una madre".

Por todo ello, Ángeles Carmona ha alertado de que la disminución, entre enero y marzo de este año, del número de denuncias, de víctimas y de órdenes de protección no supone un descenso real de la violencia machista en nuestro país.

En concreto, los datos del Observatorio, indican que entre enero y marzo de este año se han registrado 35.001 denuncias, lo que supone un descenso del 3,21%, con respecto al mismo periodo de 2020, cuando se interpusieron más de 36.000. 

Según Carmona, "esos números son aún reflejo del efecto causado por la crisis sanitaria en este ámbito, donde las restricciones a la movilidad han supuesto un escollo más para las víctimas a la hora de dar el paso y denunciar". "De hecho, desde que se decretó el estado de alarma, el 14 de marzo del pasado año, se ha producido un descenso más o menos acusado, pero constante, de esos indicadores", añadió.

La violencia ha estado larvada durante la pandemia

En su opinión, los asesinatos ocurridos desde el 9 de mayo -uno cada 3 días- ponen de manifiesto que la violencia machista "ha estado larvada durante la crisis sanitaria y, con el regreso a nuestros hábitos previos a la pandemia, se ha vuelto a mostrar con toda su crueldad".

En el 48,5% de los casos, la víctima mantenía una relación afectiva con el agresor 

Al respecto, el CGPJ del que depende el Observatorio,  indica que, en el 48,5% de los casos, la víctima mantenía una relación afectiva con el agresor (su cónyuge o pareja) en el momento de solicitar la orden de protección, mientras que en el mismo periodo de 2020 este porcentaje ascendía al 52%.

Ángeles Carmona ha hecho hincapié en que las restricciones a la movilidad "han permitido a los maltratadores tener el control absoluto sobre sus víctimas. Con la vuelta a la normalidad, la situación ha cambiado: ha desaparecido ese férreo control y la consecuencia es la que todos estamos presenciando con horror".

"No se puede bajar la guardia"

"Por tanto, no se puede bajar la guardia. Ni las instituciones, cuyo deber es proteger a las víctimas de la violencia machista y no dejar impunes estos delitos; ni tampoco el conjunto de la sociedad, pues en nuestras manos, en las de cada ciudadano, está la posibilidad de prestar ayuda a una mujer que está sufriendo malos tratos", afirma la presidenta del Observatorio.

"En nuestras manos, en las de cada ciudadano, está la posibilidad de ayudar a una mujer", afirma Carmona

En este sentido, los datos indican que entre enero y marzo de este año se han registrado 35.001 denuncias, de las que un 73,4% han sido interpuestas por la propia víctima, bien en comisaría (25.016), bien en el juzgado (675). Del mismo modo aumentan las denuncias presentadas por familiares o allegados, que en el primer trimestre del año pasado supusieron el 1,6% y en el mismo periodo de 2021 fueron un 2,2%. 

Aumentan las sentencias favorables

Ha aumentado en un 13,3%, el número de sentencias dictadas por los distintos órganos judiciales (juzgados de violencia sobre la mujer, juzgados de lo penal y audiencias provinciales), que fueron 13.049, frente a las 11.515 dictadas en el primer trimestre de 2020.

En cuanto a las órdenes de protección, se solicitaron ante los juzgados de violencia sobre la mujer y ante los juzgados de guardia un total de 10.506, un 1% menos que en el primer trimestre de 2020. Sin embargo, el Observatorio indica que esta caída es del 10,3% si se tienen en cuenta las peticiones dirigidas a los juzgados especializados en esta lacra.

Del total de sentencias dictadas, 9.540 condenaron al agresor y 3.509 le absolvieron

Los juzgados adoptaron, además, un total de 17.667 medidas civiles y penales de protección de las víctimas (mujeres y menores), derivadas de las órdenes de protección y de otras medidas cautelares.

Ha experimentado un ascenso "leve", es el número de sentencias condenatorias, al situarse en el 73,1% del total de dictadas, frente al 70,1% que se contabilizaron en el primer trimestre de 2020. Los datos aportados por todos los órganos judiciales al Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género indican que el total de sentencias dictadas entre el 1 de enero y el 31 de marzo de 2021 fueron 13.049. De ellas, 9.540 condenaron al agresor y 3.509 le absolvieron.

El mayor porcentaje de condenas a maltratadores se produjo en los juzgados de violencia sobre la mujer, donde supusieron el 86,9% de los fallos. Las audiencias provinciales, por su parte, dictaron sentencias condenatorias en el 77% de los casos y los juzgados de lo penal, en el 63,8%.

Más noticias