Público
Público
Únete a nosotros

Violencia machista La primera querella por delitos de odio hacia la mujer acusa a un psicólogo de los juzgados de Asturias

Women’s Link Worldwide y la asociación Abogadas para la Igualdad consideran que las conclusiones de este profesional “están basadas en prejuicios y estereotipos de género”. 

Publicidad
Media: 3.10
Votos: 10

Manifestación contra la violencia machista / EFE

La organización internacional Women’s Link Worldwide y la asociación Abogadas para la Igualdad, formada por mujeres juristas asturianas, han presentado en los juzgados de Oviedo una querella por delitos de odio contra el psicólogo forense que redacta la mayoría de los informes periciales para la Administración de Justicia en Asturias, al considerar que sus conclusiones “están basadas en prejuicios y estereotipos de género”.

La querella, la primera que se presenta en España por un delito de odio en base al género, se fundamenta por ahora en los casos de cinco mujeres, aunque el número de víctimas podría ascender a varias decenas, según las asociaciones. Todas ellas son mujeres que denunciaron ante los juzgados asturianos la violencia de género o los abusos sexuales a sus hijos por parte de sus parejas y exparejas, pero fueron desacreditadas por el mismo psicólogo forense, que las consideró como manipuladoras y mentirosas.

“Conocemos demasiados casos en los que cuando las mujeres denuncian violencia de género o violencia sexual no se las cree por el hecho de ser mujeres y se las trata como unas mentirosas que se aprovechan de los procedimientos judiciales. Esto constituye un delito de odio”, apunta Elena Laporta, abogada de Women’s Link.

Las denunciantes coinciden en que esta práctica es “habitual” en el psicólogo acusado. La querella pide además su inhabilitación y le acusa de mala práxis.

Pese a la gravedad de los hechos que se juzgaban (tres casos de abusos sexuales a menores y dos casos de violencia de género por parte de la pareja), los informes del psicólogo no incluyen las técnicas utilizadas, ni los cuestionarios realizados, ni una grabación de las pruebas en las que fundamenta sus conclusiones.

Según ha podido saber Público, algunos de sus argumentos, extraídos directamente de sus informes, fueron, literalmente, los siguientes: “Se encuentra además el típico perfil de menores manipulados”, “traga saliva, rebelando la ansiedad que le asalta por la mentira”, “sus manifestaciones críticas hacia su padre están instadas por la madre”, “existe una contaminación motivacional evidente con presiones para declarar procedentes de la madre” o “la validez del mismo queda afectada por la evidencia de influencias maternas en su discurso”, entre otras.

“Esto hace muy difícil, por no decir imposible, que otro profesional pueda contrastar sus conclusiones. La falta de regulación nacional sobre los criterios que se deben incluir en los informes periciales permite que se den este de situaciones. Como consecuencia, ni ellas ni sus hijos e hijas pueden acceder a la justicia que demandan”, argumentan desde Women’s Link.

Aunque los informes periciales no tienen a priori carácter vinculante, muchas veces son determinantes para el juicio. Un informe de Save the Children sobre abusos sexuales a menores en el entorno familiar concluía que en el 100% de los casos en los que el acusado ha sido absuelto, el informe pericial concluyó que el niño no era creíble.

Tras las conclusiones del psicólogo acusado en la querella, cuatro de los cinco casos fueron archivados. En un quinto caso, el agresor sí fue condenado, y actualmente cumple condena, gracias a que el resto de pruebas e informes aportados por otros equipos contradecían al acusado, que concluyó que la madre había simulado la violencia contra ella y que las críticas del hijo hacia el padre habían sido instadas por ella.

“Es necesario que se revise el papel tan crucial que juegan los informes periciales en los procesos judiciales. No se pueden seguir admitiendo informes basados en prejuicios contra las mujeres porque obstaculizan la labor de los jueces y juezas para impartir justicia”, afirma Elena Ocejo, letrada de Abogas para la Igualdad.

Las organizaciones denunciantes han centrado la querella en el caso de Asturias, por la cantidad de casos relacionados con el mismo psicólogo forense, pero aseguran que la situación se repite en toda España.

Más noticias en Política y Sociedad