Público
Público

Violencia machista Así retroceden las regiones gobernadas por la derecha en políticas de igualdad y contra la violencia machista

La presión de la extrema derecha hace que en Madrid y en Andalucía se retrocedan en este tipo de políticas.

Manifestantes durante el recurrido de la manifestación del Día Internacional de la Mujer, en Madrid.- JAIRO VARGAS
Manifestantes en el Día Internacional de la Mujer, en Madrid, en una imagen de archivo.- JAIRO VARGAS.

Los retrocesos en Madrid en políticas de igualdad y contra la violencia machista van aumentando. La última medida del Ayuntamiento de la capital ha sido cerrar el único albergue para mujeres sin hogar antes de tener una alternativa —muchas son víctimas de violencia de género—.

Sin embargo, no es la única comunidad en la que se han dado pasos atrás en esta materia. En Andalucía, Vox ha condicionado un recorte en las políticas feministas. Alicante —cuyo alcalde es Luis Barcala (PP)—, es la provincia donde más que agentes contra la violencia de género se han perdido en la última década al recortar en 26 agentes.

Estos son los retrocesos en políticas de igualdad y contra la violencia machista en regiones gobernadas por la derecha:

Madrid

En Madrid se ha visto una regresión en medidas sobre igualdad. Ante los resultados de las elecciones del 4 de mayo —que dieron al PP 65 escaños y 13 a Vox—, las medidas se condicionan a las exigencias de la extrema derecha. Como ya ha sucedido en Andalucía y Murcia. 

- El 31 de mayo cierra el único centro para acoger a mujeres sin hogar. Muchas de las mujeres que acuden a este espacio son víctimas de violencia machista. Las 35 usuarias serán reubicadas en otros centros hasta que el Consistorio acabe un centro en Hortaleza. 

- La Comunidad de Madrid —junto con La Rioja— no cuenta con una ley específica sobre igualdad. El resto de comunidades autónomas han impulsado sus propias leyes de igualdad, además de la estatal.  

- Entre 2018, 2019 y 2020, la Comunidad no destinó ni un euro del pacto de Estado contra la violencia machista a su Dirección de Igualdad pese a haber recibido cerca de 32 millones de euros. La Consejería de Hacienda madrileña, que dirige Javier Fernández Lasquetty, no transfirió a la Dirección General de Igualdad los recursos para programas, campañas e iniciativas para luchar contra la violencia de género.

- El Ayuntamiento de Madrid, capitaneado por José Luis Martínez-Almeida, eliminó la Dirección General de Igualdad en febrero de este año. Así, —como indican en la página web del Consistorio— los funcionarios de la Dirección General de Conciliación y Cooperación Institucional para la Igualdad de Oportunidades pasaron a integrar la Dirección General de Prevención y Atención frente a la Violencia de Género y la Dirección General de Emergencia Social y Servicios Sociales.

- El pasado mes de enero, el Ayuntamiento intentó borrar el mural feminista de Ciudad Lineal a propuesta de Vox. La presión política y vecinal obligó al Ayuntamiento de Madrid a recular. El 8M, el mural feminista amaneció vandalizado.

- En marzo de este 2021, el Ayuntamiento de Madrid no realizó la declaración institucional por el Día Internacional de la Mujer por tercer año consecutivo. 

Andalucía

- La influencia de Vox en la Junta de Andalucía es notable. El pasado mes de abril, el Gobierno coalición de PP y Ciudadanos empezó a aplicar el programa de asistencia a la mujer embarazada que pactó con Vox. Así, se estableció que Red Madre —una de las principales asociaciones antiabortistas— recibiría 104.413,04 euros del millón que se usará para el programa antiabortista de la Junta. Asociaciones feministas han pedido a Moreno que retire estas subvenciones. 

- No es el único acuerdo al que el Gobierno presidido por Moreno Bonilla llega con la ultraderecha. El pasado mes de octubre, según informó nuestro compañero Raúl Bocanegra, la Junta paralizó las líneas de ayudas al desarrollo de la Ley de Igualdad. Además, el Instituto Andaluz de la Mujer redujo en el último año al menos 1,8 millones del presupuesto destinado a la institución.  

- La presión de Vox también tuvo influencia en la denominación del llamado "teléfono para la atención e información sobre la violencia intrafamiliar" de la Junta.

- En noviembre de 2020, Vox, PP y Cs firmaron un acuerdo de los presupuestos para la Junta de Andalucía en donde se dejaba ver el peso de la ultraderecha. Entre los acuerdos, se podía encontrar una auditoría a las políticas feministas. "Auditar los inútiles informes de impacto de género que se incorporan a cualquier proyecto y constituyen un gasto político ineficiente", destacó la cuenta de Vox en Twitter sobre esta cuestión. 

- En 2019, Andalucía dio a Vox los datos de los trabajadores, médicos y psicólogos de violencia machista en la comunidad. En un principio, el ahora exlíder de Vox Francisco Serrano en Andalucía, pidió los nombres y apellidos de estos trabajadores. En concreto, les dieron el número total de médicos, psicólogos, asistentes así como cuántos están colegiados o no.

Murcia

- En la Región de Murcia, el PP cedió en enero de 2020 ante la ultraderecha para aprobar los presupuestos admitiendo la censura parental. Asociaciones feministas denunciaron un acoso y disminución de talleres en las aulas por la presión de Vox. La Justicia tuvo que paralizar la resolución autonómica en marzo, mientras profesorado y familias se movilizaban para que los menores pudieran acudir a las charlas afectadas —entre las que se encontraron charlas sobre higiene personal, reciclaje o talleres sobre Violencia de Género—. 

- Ahora, tras la fallida moción de censura del PSOE y Cs en la Región, esta censura parental vuelve al foco después de que el PP diera la Consejería de Educación y Cultura a la exdiputada de Vox María Isabel Campuzano. 

- La provincia de Murcia ha perdido agentes contra la violencia de género en los últimos diez años. En concreto, se han pasado de 91 de hace diez años, a los 71 agentes actualmente, según la respuesta del Gobierno a la pregunta del senador del PSOE Miguel Ángel Heredia. 

- Según datos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística, la comunidad 1.343 mujeres viven con protección policial o medidas cautelares.

Galicia

Según Ana Pontón, portavoz nacional del Bloque Nacionalista Galego (BNG) y jefa de la oposición en el Parlamento de Galicia, más 15.000 mujeres han abandonado en Galicia el mercado laboral para dedicarse a los cuidados, tareas que esencialmente recaen sobre ellas. Durante la crisis económica y la pandemia, ocho de cada diez empleos destruidos los ocupaban mujeres.

La oposición gallega critica que el Partido Popular votara en contra de destinar el 1% del presupuesto de la comunidad autónoma a la lucha contra la violencia machista y de utilizar la figura de Emilia Pardo Bazán –escritora, intelectual y promotora y primera propietaria del Pazo de Meirás de quien la semana pasada se cumplieron cien años de su muerte- para "blanquear el franquismo", obstaculizando el proyecto para reconvertir Meirás en un centro dedicado a la memoria histórica democrática.

Lo cierto es que en Galicia cerca del 58% de la población inactiva son mujeres, cuyas compañeras empleadas cobran un 20% menos que los hombres -17.511 euros anuales de media frente a los 22.038 de los varones-. En algunas actividades, como el comercio, el transporte, las finanzas y los servicios bancarios y a empresas, la brecha salarial de género ronda el 27%.

En la dirección, gerencia y mandos intermedios de esas compañías apenas hay un 37% de mujeres. En ciertas instituciones públicas el techo de cristal también se nota, incluso más que en el sector privado: en Galicia hay 312 municipios que dirigen 257 alcaldes y 55 alcaldesas, es decir apenas un 17% del total.

Feijóo se jacta de haber invertido alrededor de 400 millones de euros en políticas de igualdad en los últimos cinco años, pero la realidad desmiente que esa inversión, que no desglosa, haya sido efectiva, ni siquiera a través de campañas de concienciación. Según el Instituto Galego de Estatística (IGE), sólo un 19% de los varones declaran realizar tareas en el hogar, frente a casi un 80% de mujeres. Hay más de 30.000 mujeres trabajadoras con hijos de menos de 12 años que han solicitado la reducción de su jornada laboral para atenderlos, frente a menos de 10.000 hombres en esa situación. Es decir, el triple.

Hace dos años, ante la movilización de la oposición reclamando igualdad real y políticas efectivas contra la violencia machista, Feijóo recibió las manifestaciones del 8M asegurando desde la tribuna de oradores del Parlamento gallego que esperaba que el resto de partidos también defendieran "la igualdad real y efectiva de las madres y niñas venezolanas que tienen derecho a comer".

Mientras tanto, los escasos recursos que presta su administración contra la violencia machista hacen que con frecuencia haya mujeres maltratadas no tengan a dónde acudir con sus hijos. En Galicia sólo hay 5 casas de acogida que se encuentran casi siempre saturadas. Pero la Xunta mantiene que se ocupa de ellas. La conselleira de Empleo e Igualdad, María Jesús Lorenzana, destacó este jueves en el Parlamento que el Gobierno gallego concederá este año ayudas por valor de 1,4 millones de euros a 84 entidades de iniciativa social para realizar programas específicos.

Esta información ha sido realizada con la colaboración de Juan Oliver y de Raúl Bocanegra.

Más noticias