Público
Público

Violencia sexual La perspectiva de género se afianza en las sentencias por violación

La senda la abrió el Tribunal Supremo con la sentencia de La Manada, que fijó como criterios tanto la cooperación necesaria como la intimidación ambiental, ambos claves para que la Audiencia Provincial de Burgos haya impuesto una condena de 38 años a los exjugadores del Arandina. 

Los cuatro miembros de 'La manada' durante su 'no declaración' por la causa de Pozoblanco. / Europa Press

Violeta Molina Gallardo (EFE)

La condena a 38 años de cárcel a los exjugadores del Arandina por la violación en grupo a una menor evidencia que la justicia española empieza a juzgar con perspectiva de género los delitos sexuales, según expertas juristas, una senda abierta por el Tribunal Supremo con la sentencia de La Manada.

Los tres exfutbolistas juzgados han sido condenados a 14 años por ser autores de una agresión sexual en la que hubo intimidación ambiental, y a otros 24 años cada uno por su cooperación necesaria para que los otros agresores perpetraran el delito.

En la sentencia de La Manada de Pamplona, el Supremo fijó como criterios tanto la cooperación necesaria como la intimidación ambiental, ambos claves para que la Audiencia Provincial de Burgos haya impuesto esta condena de 38 años.

"Al establecer el Tribunal Supremo una jurisprudencia de carácter vinculante, está calando en el resto de órganos jurisdiccionales, en este caso en las audiencias provinciales. La perspectiva de género está yendo de arriba hacia abajo, lo que permite que la interpretación de los mismos hechos se pueda homogeneizar", ha explicado a Efe la socia fundadora de la Asociación de Mujeres Juezas de España (AMJE), Lucía Avilés.

"La sentencia del Supremo en el caso de La Manada de Pamplona fue tan importante porque con su análisis, en el que aplica la perspectiva de género, enseñó a los otros tribunales cómo se debe enjuiciar y juzgar este tipo de delitos", ha subrayado en esa línea la vicepresidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, Altamira Gonzalo.

La doctrina relativa a violencia sexual "vence, convence y es vinculante"

Avilés ha reconocido que se está produciendo una concienciación de todos los operadores jurídicos a la hora de "construir una auténtica justicia con perspectiva de género" y ha defendido que la doctrina del Supremo relativa a violencia sexual "vence, convence y es vinculante para el resto de órganos jurisdiccionales".

La jueza ha explicado que una justicia con perspectiva de género no es una justicia parcial, sino aquella que tiene en cuenta el contexto de desigualdad en casos como la violencia sexual y de género, en los que las mujeres son la práctica totalidad de las víctimas.

"Llamar a las cosas por su nombre"

La fundadora de AMJE ha aseverado que la justicia ha de llamar a las cosas por su nombre, lo que implica "calificar jurídicamente los hechos de una manera ajustada a la realidad", tomando en consideración todos los elementos, troceando la conducta que ha llevado a cabo cada uno de ellos.

Por ello, los exfutbolistas tendrán que cumplir condena tanto por ser autores de la violación como por ser cooperadores necesarios para que los otros agredieran sexualmente a la menor.

"Más allá de la mayor penalidad, se está recalificando jurídicamente y visibilizando todo lo que se ha hecho", ha aclarado Avilés. Tanto Gonzalo como Avilés descartan que el aumento de penas sea un objetivo del movimiento feminista, que sí exige que se analicen las conductas de los delincuentes, que se ponga el foco en el agresor y no en la víctima.

La secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo, se ha referido a esta resolución judicial y ha contestado a quienes critican que la pena haya sido elevada para los violadores.

"Me dicen: 'Les arruinará su vida'. ¿Y la condena de ella? ¿Cuándo va a sentir suficiente la confianza para salir a la calle, cuándo volverá a recuperar su cuerpo y lograr olvidar lo que nunca debió ser: el lugar nauseabundo de los depredadores sexuales?, ha escrito Murillo en Twitter.

Más de 150 violaciones grupales desde 2016

La vicepresidenta de Themis ha mostrado su preocupación por el aumento de casos de violaciones en grupo y cree que la condena del caso Arandina tendrá "efectos disuasorios".

Según el proyecto "Geoviolencia sexual", impulsado por Feminicidio.net para documentar estos casos de violencia sexual sobre los que no hay estadísticas oficiales, desde 2016 hasta octubre de 2019 se han registrado 155 las agresiones múltiples perpetradas: 18 en 2016, 14 en 2017, 59 en 2018 y 63 en lo que han documentado de 2019.

En estas 155 agresiones participaron 533 agresores, 129 de ellos menores de edad. Una de cada tres víctimas era menor de edad, como en el caso Arandina. Se trata de una forma de violencia sexual que la violación de La Manada en los Sanfermines de 2016 puso en el centro de la agenda feminista y mediática.

"Hemos de fomentar una educación afectivosexual óptima, evitar que los delitos sexuales se 'pornifiquen"

Este mismo jueves, los Mossos d'Esquadra han detenido a dos personas como presuntos autores de un delito de abusos sexuales a una joven de 17 años cometido nuevamente en Manresa (Barcelona), mientras que habría una tercera persona presuntamente implicada en el caso.

La jueza Avilés ha hecho hincapié en que el freno de estos delitos no puede venir de manos de la justicia y "a golpe de Código Penal", sino de la prevención social.

"Hemos de fomentar una educación afectivosexual óptima, evitar que los delitos sexuales se 'pornifiquen'. La pornografía está al alcance de todo el mundo, incluidos nuestros niños y jóvenes, que acceden a unos contenidos que quieren hacer ver como relaciones sexuales actuaciones delictivas", ha aseverado Avilés.

"Cuando llegamos a la justicia penal, cuando algo llega a los juzgados, hemos fracasado socialmente", ha concluido.